15.10.2010

Un Nuevo Moreno Antiguo

El Instituto de Desarrollo Urbano, Ambiental y Regional de la Municipalidad de Moreno -IDUAR-, provincia de Buenos Aires, es el encargado de una obra que promueve la integración cultural de una serie de espacios y edificios para el uso de la población.

De cara al Bicentenario, se trata de un trabajo que aspira a mejorar las condiciones de las personas que allí viven y fortalecer la identidad mediante una amplia variedad de actividades. El IDUAR, a través del Movimiento de Recuperación Patrimonial, rescata y revaloriza el patrimonio ambiental y cultural local y regional, como movimiento que propone poner en valor aquellos espacios que reúnan valor arquitectónico, histórico o cultural, vinculados a su memoria e identidad. Este rescate pretende contribuir a un desarrollo local sustentable, revitalizando los valores del patrimonio como instrumentos de identidad. A través de distintos mecanismos de gestión, se han recuperado áreas del patrimonio ambiental del territorio, afrontando la gestión patrimonial desde una perspectiva amplia, comprendiendo su importancia e integrándola a un contexto de desarrollo territorial y regional.

Camino de Sirga
El camino que bordea el río Reconquista en toda su extensión, conocido antiguamente como Camino de Sirga, es una obra complementaria del saneamiento integral del río Reconquista en un área degradada de 20 km que vincula el Lago San Francisco con el sistema de parques ribereños del Camino del Buen Ayre. La ejecución del Camino de Sirga, implicó una estrategia que incluyó la gestión de la tierra pública aportando espacio verde, equipamiento comunitario y promoción del desarrollo; y la gestión de la tierra privada proporcionando el completamiento y la articulación del tejido urbano para la localización de actividades recreativas. Todas las acciones realizadas en la zona de la represa Ingeniero Roggero (el Lago San Francisco, Perilago y Museo de Sitio, junto al Parque Los Robles) conforman un área de aproximadamente mil hectáreas, con alto valor ambiental y recreativo, que se ha fortalecido y articulado a través de este camino, copiando la topografía y respetando la forestación existente, integrándose plenamente a la ciudad como un componente dinámico. Una senda peatonal y una bici senda acompañan el camino en todo su recorrido favoreciendo las actividades aeróbicas y un acercamiento de los vecinos al río, apelando a la responsabilidad ciudadana en el uso costero y su preservación. Incluye la designación y conservación de sitios históricos, distribuidos a lo largo del sector, integrados al paisaje y a sus actividades, entre los que se encuentran “El Manantial: Fuente de agua surgente”; el Solar del histórico rancho de Florencio Molina Campos; puente, balneario y antiguo molino de Cascallares; antigua estancia “La Porteña”; avenida Del Cañón; fábrica “La Industrial”; vado natural del “Paso del Rey”, utilizado antiguamente por carretas para cruzar el río; yacimientos fósiles y arqueológicos; área Natural Protegida.

Área central: intercambio de redes de transporte
El Centro Cívico surge a partir del ferrocarril, como epicentro del desarrollo urbano: un espacio simbólico institucional, que va convirtiéndose en un sitio de encuentro donde se pone en valor la identidad comunitaria. Como ocurrió en casi todas las ciudades del conurbano bonaerense, el centro de transbordo, donde hoy se articulan ferrocarril y ómnibus, se formó y creció en forma espontánea y sin control, generando deficiencias que perjudicaron a los usuarios del transporte y conflictuaron el tránsito vehicular. La creación de un complejo de intercambio entre redes de transporte, constituye un elemento que condiciona la transformación de la estructura funcional del contexto urbano, en el orden físico y social, conformando la posibilidad de recuperar y utilizar áreas vacías o degradadas por la obsolescencia de las actividades que en ellas se desarrollan. La renovación de la organización del sistema de transporte, empuja a la reorganización de la zona central de la ciudad, aprovechando la potencialidad de la infraestructura instalada, con el objetivo de recuperar la centralidad funcional del casco histórico. El incremento de accesibilidad para una utilización diversificada, desarrolla la revalorización inmobiliaria, produciendo transformación del uso, generando actividades que garantizan una renta elevada, con la consiguiente recalificación ambiental a través de la peatonalización de vastos sectores del centro y su revalorización con mobiliario urbano.

También te puede interesar
Un antiguo granero de un pueblo medieval convertido en estudio de arquitectura

Fundamentalmente se logra la integración y completamiento de grandes sistemas de transporte público distintos. El proyecto del Centro de Trasbordo, establece la distribución de espacios libres y edificados, el diseño vial y peatonal, el tratamiento de los espacios públicos, el mejoramiento de las áreas verdes y forestadas y la dotación de mobiliario urbano, jerarquizando el ámbito del centro, creando una efectiva vinculación entre el norte y el sur de la ciudad, conjuntamente con la revalorización del centro urbano histórico, donde se localiza el área institucional, sede de las principales oficinas públicas. Se constituye así en un centro estratégico para el desarrollo comercial y de servicios y un lugar de actividades culturales y de tiempo libre, por su localización de accesibilidad y por el incremento de pasajeros. Se logra recomponer la continuidad del tejido urbano, recuperando la multiplicidad y superposición de usos y actividades que enriquecen y tornan atractivo el espacio del centro de la ciudad, junto a intervenciones de renovación del tejido residencial existente. La intervención ha permitido recuperar edificios emblemáticos de la arquitectura ferroviaria, algunos en proceso de restauración y otros a la espera de financiamiento.

Solar del nuevo Moreno antiguo
Consiste en la puesta en valor de un notable conjunto edilicio: el Hospital Mariano y Luciano de la Vega, Construido entre 1909 y 1912. Respondía a las características del higienismo de comienzos de siglo: salas de cielorrasos altos, amplios y ventilados en pabellones aislados cuya separación entre sí permitía, según los sanitaristas de la época, un ambiente higiénico. El hospital fue sufriendo un proceso de deterioro. De un planteo claro y racionalista, se fue pasando a intervenciones sin ningún criterio sanitario integral, intentando adaptarse burdamente a los nuevos conceptos de salud. Es así que, como resultado de las diversas intervenciones, se llegó a un conjunto edilicio prácticamente irreconocible en sus formas, obsoleto y con todas sus instalaciones colapsadas. Se tomó la decisión de rescatar un sitio tan entrañable para el pueblo de Moreno, que fue tejiendo su historia junto a su hospital, con su noble estructura edilicia y su inestimable función social, que supo de las alegrías del nacimiento y la vida, y de las tristezas y del dolor de la muerte. La estrategia para el rescate del patrimonio arquitectónico y urbano consistió en diez premisas básicas.

1) Dado que el edificio que alojaba los consultorios externos estaba construido con una tecnología que admitía desarmarla y recuperar un porcentaje de sus componentes, se decidió su traslado a otro predio, para las necesidades operativas del Municipio.
2) Conservar documentos, planos, objetos, historias de vida, a fin de preservar casi un siglo de la historia más íntima de Moreno.
3) Conformar un consorcio que garantice la sustentabilidad económica del emprendimiento y el carácter edilicio.
4) Restaurar la arquitectura externa de todos los edificios originales incluido el tanque de agua y respetar en la medida de lo posible sus técnicas constructivas, restaurando todos los componentes que estén en condiciones adecuadas, con el aporte de las nuevas tecnologías sin que ello signifique un innecesario ocultamiento o destrucción de aquellas.
5) Refuncionalizar sus espacios interiores para adecuarlos a las nuevas demandas.
6) Abrir el conjunto edilicio a la comunidad generando una nueva relación entre edificio, entorno y territorio a modo de patio de edificios, resolviendo sus barreras arquitectónicas para la discapacidad.
7) Ejecutar todas las redes de infraestructuras y servicios bajo tierra, eliminando los tendidos aéreos.
8) Definir un programa general de usos destinados a la prevención de la salud y la cultura con algunas actividades lúdicas y gastronómicas complementarias.
9) Documentar y publicar todas las acciones a fin de afirmar el sentido de pertenencia y la memoria colectiva para las nuevas generaciones.
10) O rganizar Foros permanentes con la comunidad para explicar el proyecto y escuchar sus sugerencias y conocimientos.

También te puede interesar
Villa Ca'Pueta, soluciones arquitectónicas

Mediante un riguroso inventario se obtuvo el conocimiento completo y sistemático de los componentes, integrando aspectos histórico-sociales, arquitectónico-estéticos y paisajístico-ambientales. Las intervenciones y alteraciones sufridas por el conjunto edilicio a lo largo de los años, están siendo superadas para recuperar sus valores históricos y artísticos, configurando una nueva centralidad y re significando su relación con el entorno. Mientras que el Nuevo Hospital atiende la salud desde la enfermedad, el Nuevo Moreno Antiguo propone contribuir a la salud desde la prevención, brindando a la comunidad un espacio de educación e información. Está ubicado sobre la avenida principal, zona de contacto entre el área comercial y el área residencial, hoy eje estructurante entre el nuevo centro de transbordo multimodal y la autopista que vincula a Moreno con la ciudad de Buenos Aires. Este emprendimiento intenta crear un vínculo entre la sociedad y el territorio; afianzando la memoria, la pertenencia y la participación como componentes fundamentales del proyecto.

Centro universitario Moreno
El edificio del ex Instituto Mercedes de Lasala y Riglos, perteneciente al Consejo Nacional del Menor y la Familia, fue transferido al Municipio de Moreno en 2003. El predio, de enorme importancia estratégica en relación al partido de Moreno es, tal vez, la centralidad más importante luego del propio centro urbano. Hace más de dos décadas que el Instituto ha dejado de albergar a menores en condición de internos, iniciándose un proceso de gestiones por parte del Municipio, ante el Estado Nacional, habiéndose permitido la vinculación de los barrios linderos, con la apertura de calles, resolviéndose la interrupción de la trama urbana, como también la realización de la plaza Buján y el parque recreativo, dentro de las políticas de apertura del Instituto a la comunidad. El edificio se recibió en avanzado estado de deterioro como consecuencia de la falta de mantenimiento necesario y debido principalmente a filtraciones, producto del colapso de las instalaciones sanitarias, obstrucción de los desagües pluviales y obsolescencia de la instalación eléctrica. Dicho edificio data de 1935, su superficie es de aproximadamente 15.000 m², de gran valor patrimonial por su trazado clásico, con criterios de composición simétrica del conjunto, pero con criterios de modernidad en la resolución integral de sus características técnicas, su organización funcional y las instalaciones que abastecen a todos los sectores. La re funcionalización y puesta en valor, es para ser usado por la comunidad de Moreno con fines sociales, educativos universitarios y terciarios, recreativos y de capacitación

para la producción. Como consecuencia de la crisis económica surge la necesidad de capacitar al más amplio sector de la población, para aumentar y mejorar aptitudes laborales, instruyéndola en oficios, artes y profesiones que posibiliten su inserción en el mercado laboral con capacitación formal y no formal. Actualmente desarrollan sus actividades distintas universidades, tecnicaturas, cursos de capacitación para el desarrollo local, como así también un Centro de Formación Profesional. El municipio convenía y subsidia el dictado de carreras con las siguientes casas de estudios: Licenciatura en Comunicación Social. (Universidad Nacional de La Plata – Facultad de periodismo y comunicación Social); Licenciatura en Artes Multimediales (Instituto Universitario Nacional del Arte); Licenciatura en Administración (Universidad Nacional de Luján); Curso de Aprestamiento Universitario (CAU): Analista Programador – Programa de formación continua (Universidad Nacional de General Sarmiento); Tecnicatura superior en: Turismo, Industria Textil e Indumentaria y Análisis de Servicios Gastronómicos (Dirección General de Cultura y Educación Provincia de Buenos Aires); Ciclo Básico Común. (Universidad Nacional de Buenos Aires). Está en pleno desarrollo el sistema de difusión, cuyo resultado se refleja en el permanente aumento de las matrículas, superior a 1200 alumnos. A fines del 2009, se convirtió en ley la creación de la Universidad Nacional de Moreno, coronando un eje estratégico local centrado en la educación.

También te puede interesar
Reconversión del antiguo cine Urania en Zagreb

Paseo Parque de la familia
A partir de un convenio entre el Municipio y el Consejo del Menor y la Familia en relación al predio del Ex Instituto Mercedes de Lasala y Riglos, se realizaron una serie de operaciones urbanas y edilicias que posibilitaron una mayor conectividad de los barrios aledaños y la localidad de Paso del Rey, con la red primaria. Ello posibilitó disponer cerca de 15 hectáreas de espacio verde público en plazas: Parque de la Familia, Anfiteatro, Paseo de los Artesanos y alrededor de cuatro hectáreas para áreas deportivas. La Plaza Dr. Buján y el Paseo de la Familia tienen como objetivo brindar un lugar de esparcimiento y recreación para toda la familia, que se combina con la necesidad de abrir canales de comercialización para los emprendedores de Moreno. Mientras, continúa desarrollándose la construcción del Anfiteatro. La Feria de Productores Artesanales Dr. Buján, brinda un lugar para que los emprendedores ofrezcan sus productos. A ella se fueron incorporando actividades culturales y recreativas para atraer visitantes y darles una oportunidad a muchos artistas locales de contar con un espacio para expresarse y darse a conocer. Ofrece distintas alternativas de reencuentro con nuestra cultura: la feria de Productores artesanales que funciona todo el año; una Carpa de Artes y Artesanías con visitantes de todo el país, y la participación de los Centros de Residentes y las Casas de las Provincias; un patio de comidas donde los Centros de Residentes ofrecen toda la riqueza de la cocina argentina; un escenario para espectáculos de primer nivel y la participación de músicos y bailarines locales; la Carpa Auditorio con charlas, talleres, proyecciones y actividades participativas; la Cueva de las Leyendas, un espacio destinado a actividades de narración oral de leyendas, mitos y tradiciones; múltiples actividades para niños y adultos: destrezas criollas a caballo, pintura, clases de baile, clases de cocina criolla y muchas más que se suman año tras año. El éxito del Encuentro de las Provincias animó a organizar otros eventos como Moreno Tango, Esperando el 25, Carnavales, Primavera Rock, también con la filosofía de las fiestas populares y la participación activa de nuestro pueblo.

Artículo publicado en Revista Hábitat > http://www.revistahabitat.com

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas