26.11.2015

Un jardín es la cubierta de una sala de reuniones en una oficina tipo loft

Jvantspijker urbanism architecture ha rediseñado la nave principal de una fábrica de vapor en el barrio de Delfshaven de Rotterdam para convertirla en una oficina loft abierta.

Una sala de reuniones central de vidrio, con una despensa y escaleras que conducen a la azotea llena de plantas organiza el espacio en un solo gesto, transformándolo en un espacio de trabajo generoso y optimista.

El espacio de oficina se encuentra en una fábrica en primer línea del canal, llamada ‘De Fabriek van Delfshaven’. De Fabriek es un edificio en el que se aloja un gran número de oficinas creativas. En los últimos dos años, esta fábrica se ha convertido en una comunidad de trabajo vibrante donde los estudios de diseño, empresas de software y pequeñas empresas vanguardistas se encuentran juntas en una de las zonas más antiguas de Rotterdam.

La idea central de diseño detrás de la transformación de la oficina era mantener la escala, la transparencia y la ligereza en su lugar y conectar la oficina con el atrio principal del edificio. Por lo tanto, el elemento central fue diseñado como un híbrido entre una habitación, una pared y un mueble; se divide, se conecta y proporciona espacio de servicio.

En un solo gesto continuo, una forma de madera adquiere la función de pared de revestimiento, pisos, paredes, cocina y azotea. El nuevo elemento utiliza el potencial de la gran altura libre proporcionada por el espacio abierto, añadiendo una dimensión extra a la utilización del espacio en forma de cubierta-jardín en la parte superior de la sala de reuniones. Una pequeña escalera conduce hasta este jardín que ofrece un espacio encantador para relajarse durante el día de trabajo agitado. Al mismo tiempo, el jardín es una característica espectacular en el paisaje en la oficina y absorbe el sonido para crear un ambiente agradable.

También te puede interesar
Zenvisión

La materialización y el detalle del diseño es sencillo y simple. Sólo se utilizó contrachapado y cristal lacado; con dos columnas de acero que demuestran el apoyo en las esquinas de la sala de reuniones. La superficie áspera y natural de la madera contrasta con el detalle del vidrio sin marco, que enfatiza el carácter flotante de la cubierta-jardín. La sala de reuniones está aislada acústicamente del resto del espacio abierto de oficina, proporcionando un lugar para reuniones privadas, llamadas telefónicas y un espacio tranquilo para trabajar.

La forma en que este tipo de edificios acomodan nuevas funciones con clase y sin fisuras es ejemplar, sobre todo por las oportunidades que la estratificación, reutilización y revitalización proporcionan a muchas áreas centricas olvidadas en el interior de las ciudades.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas