15.2.2016

Terminal Marítima de Pasajeros Puerto de Colonia

El llamado a concurso realizado por la Administración Nacional de Puertos (ANP) en 2006 se trató de un “Nuevo Portal” para la ciudad de Colonia en el principal acceso turístico del Uruguay.

Implantación estratégica
Colonia del Sacramento se ha posicionado como nodo metropolitano del Gran Buenos Aires a partir de su Declaración como Patrimonio Unesco de la Humanidad hace ya casi 20 años, con su importante puente fluvial entre ambas localidades y con un reciente boom inmobiliario. Su desarrollo costero estuvo bloqueado al oeste y al este de la ciudad histórica, como también lo estuvo el desarrollo de sus infraestructuras portuarias. El llamado a concurso realizado por la Administración Nacional de Puertos (ANP) en 2006 se trató de un “Nuevo Portal” para la ciudad de Colonia en el principal acceso turístico del Uruguay.

Dentro del predio asignado se encontraba una caótica organización de edificios portuarios dispersos, sumado a una cantidad de problemas funcionales de las distintas actividades que allí se solapan. Por tanto la primera decisión fue ESTRATÉGICA. El proyecto asume un rol protagónico, contundente y ordenador en la implantación, dentro del desorden de las edificaciones portuarias circundantes. El edificio Terminal es definido por la forma ortogonal clásica e histórica del trazado de manzanas de Colonia, respeta las áreas verdes existentes y las incorpora al proyecto.

La implantación permite ver a la Terminal como fin y comienzo del Parque Ferroviario de la Costa. Este Parque, ubicado al Oeste de la misma, conecta la Terminal con el casco histórico de Colonia del Sacramento. Hacia el Este, el Proyecto incorpora, El Parque de las Esculturas, bajo la masa forestal existente, que también es aprovechada como tamiz visual de los galpones industriales vecinos.

Pragmatismo silencioso
El edificio es ante todo el resultado de decisiones pragmáticas. Con su implantación y layout, el edificio en sí mismo se convierte en el principal ordenador de los flujos que interactúan en el programa: los flujos terrestres, el vehicular (particular y colectivo-autobuses-) y el peatonal. Al tiempo que oficia como la gran frontera entre lo que serán las áreas de acceso público y las áreas de acceso restringido del recinto portuario.

El programa se resuelve en dos niveles compactos. Esta decisión implicó un volumen de cuatro caras exteriores diferenciadas según el relacionamiento proyectado con la actividad exterior. Hacia el Oeste se define el aparcamiento del transporte colectivo (nudo complejo del programa), al Norte se desarrolla el frente de la Terminal, los accesos peatonales y el parking. Al Este se da el acceso de automóviles, autorizados a embarcar y finalmente hacia el Sur, la fachada hacia el muelle portuario, que en el área de pre embarque genera una apertura visual completa sobre el río.

La volumetría resultante es silenciosa, de proporciones apaisadas, contrapunto respetuoso con la Colonia Histórica. Una barra central ordena el espacio a través de un agrupamiento de servicios afines que definen de manera clara los accesos y las distintas secuencias entre lo público, lo privado, los filtros y lo restringido. El Hall de múltiple altura, elemento Central del Proyecto, recibe por tres de sus lados a los pasajeros que entran y salen de la Terminal desde los distintos medios de transporte o en forma peatonal, rematando el espacio con una extensión física y visual hacia el parque de las esculturas.

Conexión urbana
El proyecto se comporta como una plataforma de conexión urbana, definido por el edificio de Terminal propiamente, el Hall -principal ordenador interno-, la foresta existente con la plaza de esculturas, las circulaciones vehiculares y playa de estacionamientos-de autobuses y vehículos particulares- . El proyecto concebido como un nodo ordenador, agregado y complementario, opera como una infraestructura de contacto con los muelles, el río, y con la ciudad en su conjunto. La Terminal es un edificio abierto, definido por áreas públicas interiores y exteriores vinculadas a la ciudad.

El edificio recibe 2 millones de visitantes al año, representando el 70% de los turistas que ingresan al País. Este impacto creciente de los últimos años lo ubica como un “Portal País”, referente para los vecinos argentinos, para los visitantes que llegan hasta el Sur de América, así como también para la población local de Colonia que lo incorporó como un nuevo espacio público urbano de servicios y ocio.

Arribando desde el barco se presenta un escenográfico contrapunto, a la izquierda el  casco histórico de Colonia del Sacramento y a la derecha separados por el parque ferroviario, la Nueva Terminal de Pasajeros, que en la noche, a modo de linterna urbana asume el rol referencial en la silueta de la ciudad como una gran caja luminosa.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas