24.2.2009

Rainbow Tower, en Ljubljana

Hoy en día las ciudades no son más semejantes a un organismo controlado entre ciertos límites físicos. Es más correcto hablar de ciudades como sistemas dinámicos complejos; una superposición y combinación de múltiples individualidades. La identidad de la ciudad es una mezcla de singularidades y deseos que de forma consciente u inconsciente, interpretan de muchas y diferentes maneras sitios, espacios, edificios, y sus relaciones con su entorno y su medioambiente. En este sentido se podría hablar al mismo tiempo de un nuevo concepto de geografía, de paisaje urbano y de infraestructura. La ciudad se expande en el territorio, pero al mismo tiempo, eso vuelve y se inserta en la ciudad en un infinito intercambio de inputs y de outputs. Ljubljana parece ser una ciudad radial en forma de estrella que se desarrolla longitudinalmente a lo largo de corredores funcionales. Ljubljana ahora funciona como una ciudad planificada y dirigida de manera massimalística. El masterplan del área Poljane se condensa en la imagen de la Rainbow Tower; un nuevo ícono urbano, un símbolo de la ley de la naturaleza, un edificio atipológico, multifuncional, inteligente y captador de energía; percibido desde el exterior como la nueva esperanza en un optimista skyline de Ljubljana.

También te puede interesar
Torre Américas Patria

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas