25.4.2013

Punto de descanso, refugio y reflexión en el camino de Santiago

El camino nace del movimiento y lo regenera, trayendo consigo inercia y cambio. Erosiona el terreno mediante una tira de peregrinos que van y vienen a lo largo de toda su extensión al tiempo que van descubriendo lugares, rincones, personas y emociones. El proyecto explora la posibilidad de crear una balsa dentro de una línea de flujo, de movimiento.

En una línea donde el tránsito es constante en ambas direcciones, como un hilera de hormigas, introducir una anomalía que forme parte de ella pero con una atmósfera particular, distinta a la del peso, a la del camino cansado; una atmósfera propicia para la relajación, la contemplación de la humedad y la naturaleza y de suma tranquilidad. Una anomalía que se identifique con el peregrino que viaja sin descanso y con el que contempla, se detiene y descansa; sin crear tensiones entre ellos.

El proyecto para eso estudia la posibilidad del semienterrado de una zona ajardinada como única herramienta de separación y jerarquización, sutil con el entorno y amable con el terreno, introduce una diferenciación de capas, usos y formas de estar claras y concisas. Indiferente para el tránsito y definitoria para la parada de descanso evitando choques de uso. La atmósfera que encierra esta zona semienterrada es tranquila, en contacto con la naturaleza a través de todos los sentidos y físicamente apartada del movimiento. En el norte de España, en las áreas de Asturias y Galicia, donde se emplaza el proyecto, es común encontrar teitos: viviendas históricas de base de piedra, listones de madera y paja como cubierta. El nido propuesto se reconoce inspirado en esta tipología tradicional de la zona en su materialidad y atmosfera interior así como en su formalidad.

La ejecución se ha cuidado para que los materiales de los espacios-nido sean de origen local, biodegradables, puestos en obra en seco y de gran calidad y calidez. La madera es el material primordial y casi absoluto; la estructura de nido, mediante la superposición de piezas de madera ancladas entre sí y con una curvatura específica, forma una estructura autoportante que es al mismo tiempo fachada, acabado o el soporte para acabado; haciendo del refugio un sistema holístico donde todo funciona como un solo elemento y no como la superposición de capas, evitando la especialización, los residuos y gastos energéticos de producción y mantenimiento. Una vez concluida la deconstrucción, todos los elementos pueden volver a utilizarse, reciclarse o biodegradarse, también por parte de los peregrinos de la forma que más les agrade. La zona de meditación es un área retirada, más privada, dentro del nido mayor, que es un espacio en un perpetuo estado de semi-interpérie, abierto en su parte más alta para permitir la entrada de luz natural. La atmósfera generada por las zonas húmedas de bosques del norte de Galicia penetran dentro de este espacio, al igual que la llovizna puede penetrar por el agujero central practicado en la parte superior. El nido es un sitio de retiro, pero no de aislamiento, la naturaleza siempre está presente en distintos grados. Los nidos con las zonas de lavabo y duchas son más estancos al exterior con un acabado más denso de paja.

También te puede interesar
El renacimiento de la ribera de Praga

La distribución final se ha realizado teniendo en cuenta la notoria diferenciación de cada punto del programa. La zona para meditación es una zona aparte, separada de la zona de interacción, relación y charla entre los peregrinos. Ésta última se define como toda el área semi-enterrada ajardinada. Lugar lleno de rincones con diferentes singularidades para ser apropiados por los peregrinos con vegetación autóctona no programada.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas