20.4.2015

Polo Cultural Ambiental de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur

La metáfora del fuego aporta el significado a las soluciones arquitectónicas, tanto espaciales como de lenguaje, para construir un conjunto de edificios que simbolicen y signifiquen el espíritu de la cultura fueguina.

Contexto
El Polo cultural no sólo representa un espacio interior donde se puedan desarrollar las diferentes expresiones artísticas planteadas en el programa de usos y necesidades sino que establece la necesidad de impactar positivamente en el paisaje circundante transformando estos espacios para el arte en parques eco-culturales, verdaderos motores del crecimiento urbano sustentable para la ciudad de Ushuaia.

Investigación
Para el Edificio Principal, el proyecto plantea un espacio central de fuerte impronta ceremonial que concentra y condensa la noción del encuentro y las manifestaciones culturales espontáneas. Este espacio capta y recrea los círculos ceremoniales de las culturas de los pueblos originarios a la vez que continúa con la tradición de la transmisión oral de la cultura como evento social y colectivo de las comunidades. La idea de la traslación de la cultura a través del relato en torno al fuego es la referencia adoptada y su traslación al espacio arquitectónico el desafío, transformandose en el “corazón” del proyecto. Este atrio central toma el carácter de plaza pública cubierta o ágora cívica que articula todos los niveles del edificio permitiendo al vacío conectar tanto los accesos como las áreas de actividades específicas en todas las alturas del edificio.

Materia
Un ícono sustentable, un emblema de tecnología local. Más allá de su potente presencia formal, el Polo ha sido concebido como un edifico ambientalmente sustentable, tecnológicamente factible y económicamente viable; tanto en su proceso de construcción así como también en su mantenimiento. A pesar de la fragmentación de los volúmenes programáticos, buscado para mitigar el impacto de la escala del proyecto, el edificio se observa como un todo monolítico, que se abre en patios y ventanales que proporcionan al interior del edificio iluminación y ventilación natural. En adición a los patios la climatización pasiva del edificio se complementa con una cubierta/fachada ventilada. Esta solución proporciona a la envolvente con un sistema de cierre doble con cámara de aire entre la cara exterior e interior. Esta solución mejora de modo dramático la ganancia térmica en un contexto climático extremo como el de la ciudad de Ushuaia. La materialidad de la cara exterior de esta cubierta ventilada está conformada por un revestimiento de acero corten que permite a la vez conseguir el efecto de comunicación de la idea motor del proyecto y de garantizar la durabilidad y escaso mantenimiento. El agua de lluvia o de nieve es colectada por escurrimiento natural del techo y muros inclinados en unos reservoreos localizados todo alrededor del edificio.

También te puede interesar
Espacio Multifuncional SAÓ

Sistema
La idea de preservar y poner en valor el paisaje como escenario medioambiental del Polo Cultural forzó a la propuesta a utilizar este primer sector del terreno para consolidar el edificio. La posibilidad de contar con dos niveles de acceso uno superior orientado al público en general y otro inferior orientado a visitantes, usuarios de talleres, personal, artistas e invitados permitió pensar en un sistema de doble acceso al complejo. De esta manera el Polo Cultural se organiza con un zócalo o basamento pétreo que se integra al paisaje con una serie de terrazas al aire libre (cubiertas verdes) que permiten en sus diferentes niveles el acceso y expansión de los programas de actividades proponiendo un sistemas de espacios exteriores que se articulen con el paisaje y enriquezcan la propuesta del parque ecocultural del río Pipo. Por encima de este basamento el edificio se completa con una fachada envolvente de acero corten que recubre cada uno de los volúmenes de programa del edificio dándole al conjunto edilicio una imagen de referencia a la idea del fuego con una impronta contundente y compleja de arquitectura contemporánea.

Vínculos
Una plaza cubierta para la cultura, un centro de las artes para la ciudad. El nuevo edificio del “Polo Cultural, tecnológico y medioambiental” expresa un programa complejo que el proyecto organiza a partir de áreas de programas específicos y áreas de usos inespecíficos. Cada una de estas áreas de programas específicos que están organizadas espacialmente a través de los diferentes niveles en altura que componen el esquema espacial de la propuesta, están vinculadas a través de un atrio o plaza cubierta que no solo establece las conexiones y vínculos funcionales de los diferentes espacios del Polo Cultural sino que se transforma en el corazón vital del proyecto. Un espacio de encuentro, socialización, debate, exposiciones temporarias o espontáneas,presentaciones informales artísticas y toda otra expresión popular que pueda desarrollarse dentro del mismo.

También te puede interesar
Felix Meritis

Esta obra fue seleccionada en la sección temática “Técnica, artesanía e industria” BIA-AR 2014

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas