25.8.2009

Museo Provincial de Arte Contemporáneo -MPAC- Mar del Plata, Mención Honorífica (clave 42)

La propuesta adopta como estrategia fundamental de implantación, la idea de articular el programa de necesidades en un partido arquitectónico abierto, en donde los volúmenes resultantes generan espacios de uso público, volcados hacia su entorno. Estos ámbitos se conciben como potenciadores del escenario urbano, que permiten la generación de espacios ricos en una diversidad de usos que exceden a las capacidades y cualidades de las salas de exposición.

En el arte contemporáneo, las nuevas disciplinas y tecnologías proponen una relación más fluida e interactiva con el público concurrente, con los procesos productivos y con el escenario urbano, siendo este último parte esencial de la producción artística. Es el caso del teatro callejero, el teatro en altura, las performances de música e iluminación en escenarios urbanos de concurrencia masiva, etc. Desde esta óptica es que el edificio se piensa como la pieza central de un nodo cultural, que se articula espacialmente con su entorno inmediato (manzanas adyacentes) en orden de potenciar su rol activo en el proceso de conformación de un polo de desarrollo, inserto en una estructura de escala urbana.
Se propone una envolvente pétrea, sobria y perfilada, perimetrada por solados austeros y llanos, dispuestos como explanadas y rampas en una tectónica horizontal, que apela fundamentalmente a lo volumétrico, a lo matérico, a la textura y al efecto de la luz como recursos de representación arquitectónica e institucional. La disposición de estos volúmenes macizos, soterrados (salas de exposición) y plataformas elevadas (plaza central) sobre un soporte bajo relieve (hall central), adquiere un valor topográfico.
La propuesta no puede eludir en ningún momento lo particular de su situación, la presencia del mar y aquella condición geológica de borde marítimo, que actúan como una referencia elemental, remitiendo a escalas relativas que van más allá de lo humano y lo geográfico.
Se piensa que la resultante arquitectónica debe apelar, en forma conceptual, consistente, en extrema coherencia con su tiempo, a su condición local latinoamericana y su destino como institución; a generar espacios plurivalentes, susceptibles de ser utilizados en su más amplio espectro de posibilidades, otorgándose como un soporte multi-espacial, en cuyo interior resuenen y se amplifiquen las más diversas disciplinas del arte contemporáneo, aportando imágenes y fundamentalmente nuevas experiencias a su enclave urbano.

Programa
La propuesta estructura y articula los volúmenes que contienen los espacios programáticos, a partir de una Plaza Pública central, que se propone como un espacio multimedio abierto. Por medio de la rampa mayor se accede al hall principal que se sitúa bajo nivel de vereda. Esta rampa de acceso resuelve un espacio protegido del frente marino que funciona como ingreso al edificio. Las explanadas de acceso al edificio se relacionan a escala urbana con las áreas verdes de uso público.
El hall funciona como distribuidor y regulador de flujos según los usos diferenciados requeridos, permitiendo un circuito de funcionamiento fuera de horario que integra las salas de artes audiovisuales, cine, sector de cafetería y, eventualmente, biblioteca y hemeroteca. Dicho circuito es accesible desde el espacio de la Plaza, considerado de uso público, e incluido como el contenedor natural para el movimiento de grandes contingentes.
En el centro del hall se ubica el patio de esculturas que contribuye a la iluminación general del ámbito, y lo vincula visualmente con el nivel de plaza.
Se considera que los diferentes espacios del edificio, integran una estructura arquitectónica hermética al efecto del clima exterior. El edificio puede cerrarse y recrear un microclima controlado mediante un acondicionamiento de aire que regule la temperatura y el porcentaje de humedad requerido. Se prevén los espacios para ductos y equipos a tal fin.

Ampliación / crecimiento
Respecto al crecimiento del edificio, se resuelve una imagen institucional concluida en una primer etapa de proyecto, en donde el cuerpo acoplado en una segunda instancia, no aparezca como una emergente disonante que modifique las condiciones espaciales iniciales. Ante la cuestión enunciada en las bases sobre la posibilidad de la no realización de esta segunda etapa, se opta por no condicionar el proyecto a causa de esta indeterminación.
Se plantea materializar el volumen anexo con una estructura independiente, que no incida sobre los costos de ejecución de la primera etapa. Esta independencia generaría condiciones óptimas de seguridad, además de no afectar al normal funcionamiento de actividades del museo durante el tiempo que demande la obra.

Ver todos los resultados y otros proyectos presentados al Concurso >>

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas