21.5.2015

Concurso Polo Tecnológico Trelew, 1er. Premio

En términos arquitectónicos la propuesta asume una condición típica de la construcción de bloques aislados como parte de la morfología edilicia y del paisaje de la ciudad.

Una síntesis posible de la labor de investigación es: trabajo privado – resultados públicos. El edificio recoge y potencia esa interpretación a partir de una organización espacial y morfológica en la que las actuaciones públicas y las relaciones con la comunidad se concretan en torno a un espacio integrador no sólo de ámbitos, sino también de actividades, fomentando y facilitando relaciones entre partes y con la comunidad.

En términos arquitectónicos la propuesta asume una condición típica de la construcción de bloques aislados como parte de la morfología edilicia y del paisaje de la ciudad. Ambos conceptos – sumados a una propuesta fundada en una concepción integral del funcionamiento bioclimático del edificio, apoyan la decisión de trabajar con un cuerpo único con un vacío central que, emergiendo aislado con cuatro caras libres, es autosuficiente en su propio lote desde la resolución de sus condiciones ambientales.

La vida más activa del Polo Tecnológico se genera en el gran “atrio” con cubierta acristalada que se concibe como un paisaje interior multifuncional y multidireccional, recreando el entorno del suelo-paisaje del área proponiendo un interior basada en un ámbito con presencia vegetal. El mismo propone un “lugar” en el que la amplitud espacial, la luminosidad y la ambientación natural amortiguan la sensación de diferencia entre adentro y afuera, a partir de proponer una “atmósfera” de condiciones particulares.

Definiciones arquitectónicas
El “ATRIO” CENTRAL funciona en cada piso y en el conjunto como lugar natural de encuentro para el intercambio laboral y social típico de la tarea que se desarrolla en el Polo Tecnológico. Para ello se proponen lugares de “estar” en contacto con las circulaciones horizontales y verticales en un espacio continuo, procurando que, por la poca altura del edificio, no pierda el sentido de “ámbito cotidiano integrado”.

Se concibe como un ámbito continuo con sectores abiertos, semicubiertos y cubiertos que permiten albergar distintas instancias de la vida relacional, potenciadoras de la actividad, atendiendo las distintas condiciones ambientales y variantes climáticas que se presentan en distintas horas del día.

Concentra movimientos y espacios funcionales que sostienen la propuesta espacial-morfológica, actúa como “reunificador” visual y relacional del edificio y de la actividad espontánea más activa del edificio. Se concibe como un paisaje interior multifuncional y multidireccional, recreando el entorno del suelo-paisaje del área proponiendo un interior basada en un ámbito con presencia vegetal. El mismo propone un “lugar” en el que la amplitud espacial, la luminosidad y la ambientación natural amortiguan la sensación de diferencia entre adentro y afuera, a partir de proponer una “atmósfera” de condiciones particulares.

Ámbito multifuncional unificador espacial del conjunto, que favorece el intercambio espontáneo u organizado en la forma de diversos eventos – exposiciones, presentaciones artísticas, reuniones, espectáculos. Se ha procurado una clara y precisa síntesis y articulación de partes entre demandas funcionales, espacios arquitectónicos y estructura para que tanto la organización general, como la de las diversas áreas se acomoden con eficiencia.

Entendemos que las dimensiones, proporciones, calidades ambientales y de confort de los ámbitos son los apropiados para las demandas funcionales de las actividades a albergar.

Las demandas de adaptabilidad, movilidad y flexibilidad – condiciones naturales y permanentes de la actividad – se ven facilitadas por la propuesta de plantas amplias, en las que se aseguran las condiciones de ventilación, iluminación y asoleamiento naturales. En ese sentido vale señalar que atrio y lugares de trabajo suponen un funcionamiento bioclimático integrado.

La transparencia y liviandad del tratamiento de la materialidad de ascensores – en jaula de perfilería de hierro – escaleras y pasarelas de metal y madera, etc. contribuye junto con la presencia de vegetación, a “aligerar” el espacio, contribuyendo a dar tratamiento de fachada interior continua a los espacios funcionales que dan al mismo.

Las funciones se distribuyen por piso y por sector procurando articular las diversas demandas de relación con los espacios exteriores en función a las necesidades que el tipo de trabajo posibilita. Las cuatro fachadas son tratadas según su relación con la integralidad del volumen y la orientación correspondiente.

El conjunto alimenta el microclima interior del atrio, asegurando eficiente iluminación natural asegurada por la inclusión de estantes de luz en los espacios que se abren al mismo. El conjunto es asistido por un sistema de ascensores convencionales y escaleras, una en el espacio del atrio, otra en la forma de caja presurizada de emergencia, rápidamente accesible desde el mismo.

Descripción de la propuesta
Se ha respetado la distribución por nivel solicitada en las bases, así como el sistema de interrelaciones insinuado y las dimensiones de áreas y locales. A la mayoría de las actividades se accede desde el atrio a través de un recorrido de escaleras que no llega al último nivel. Los cinco niveles son asistidos por un bloque de dos ascensores ubicados en el atrio y una escalera presurizada alojada en el bloque de servicios.

En el primer piso se desnivela el Auditorio y Foyer para aproximarlos al nivel de accesos, lo que hace que los ascensores tengan una parada más al hacerlo a nivel de accesos, de foyer y de primer piso. Esto permite contar con un amplio ámbito en diversos niveles que se vinculan y complementan visualmente, logrando un espacio integrado albergante del conjunto de “lugares relacionales” del edificio.

El quincho y sus expansiones en el último nivel, al separarse del atrio, posibilitan el desarrollo de actividades dinámicas sin disturbar el trabajo cotidiano del conjunto. Se propone un área de crecimiento que posibilita considerar diversas alternativas volumétricas, dimensionales y funcionales según demandas futuras.

En el mismo sentido se plantea la posibilidad de considerar el mantenimiento funcional de la actual calle de acceso al INTI y de que este se relacione al nuevo edificio, accediendo al atrio desde el lado norte en una relación que la que se propone para el crecimiento. Este acceso permite ingresar al estacionamiento, aprovisionamiento, descarga y emergencias.

El acceso peatonal principal y de vehículos de aproximación, por la calle G. Lobato, permite entrar directamente al atrio o acceder directamente -por rampa semicubierta- al Foyer del Auditorio. Se considera la posibilidad de contar con una mampara vidriada contraviento al igual que en la expansión del comedor, proponiendo expansiones al exterior del edificio.

En un nivel intermedio del conjunto, a nivel + 9,40 m, una terraza sobre la cubierta del Salón Auditorio propone un ámbito de expansión que favorezca el encuentro informal de los usuarios. La misma recibe desborde desde la biblioteca ubicada en el piso superior.

La búsqueda del control energético ha constituido una preocupación básica en el desarrollo de la propuesta. Para ahorrar energía se propone la climatización pasiva del edificio reduciendo el uso de medios mecánicos. El aire fresco se introduce en el atrio después de haber sido pretratado a partir de su paso por pulverizadores de agua y por el subsuelo del edificio por conductos que aprovechan la inercia térmica del terreno. El aire usado se expulsa por la cubierta del edificio a partir de un sistema de regulación asistida. Durante el invierno, controlando el ingreso de aire para su renovación y funcionando como acumulador de calor.

La cubierta es propuesta como una estructura metálica de caños de hierro, apoyada sobre pórticos de madera laminada, vidrio laminado y placas de regulación de aluminio. Controla simultáneamente el sol, la aireación del conjunto y la estanqueidad para asegurar las necesidades acústicas, energéticas, de transmisión lumínica y de control solar requeridas para garantizar un microclima con aire y luz natural, en un sistema térmico y energético estable.

En términos de fachadas exteriores e interiores del atrio, el planteo busca asegurar las condiciones ambientales requeridas y a satisfacer los requisitos particulares de un edificio de estas características en lo que hace a condiciones funcionales y valor representativo. La propuesta incorpora la totalidad de los requerimientos arquitectónicos, dimensionales, recomendaciones sobre el uso de materiales y consideraciones constructivas y tecnológicas solicitadas en las bases para garantizar el comportamiento bioambiental del conjunto.

Condiciones funcionales – Flexibilidad 
La organización general planteada para el conjunto, la ubicación de puntos fijos, núcleos sanitarios, la distribución estructural propuesta y las características constructivas de los elementos arquitectónicos planteada, definen amplias plantas disponibles para acomodar las demandas del programa de necesidades en términos de las áreas y espacios funcionales solicitados. El sistema admite modificaciones en los distintos tipos de ámbitos o áreas de trabajo a partir de intercambio de sectores, ganancia de un área por otra o absorber futuras modificaciones del programa funcional.

La totalidad de las áreas de trabajo de oficinas y despachos en todas las plantas están asistidas por pisos técnicos y zócalos perimetrales que permiten extensiones en cualquier punto al interior de la planta. El cielorraso continuo facilita la transformación de partes o áreas de despacho y asegura asistencia eléctrica de comunicación y datos a las posibles islas de trabajo.

El edificio va a funcionar como hito de referencia de acceso y salida de la ciudad hacia el oeste, lo que propone un desafío en cuanto a la construcción de una imagen potente y representativa.

La estructura de la organización arquitectónica-morfológica del edificio se basa en la síntesis de cuatro componentes:
– La estructura de movimientos verticales alojada en el atrio, basado en el uso fundamentalmente de maderas nativas que confieren una “atmósfera” particular al espacio proponiendo lugares de “estar” en contacto con las circulaciones horizontales y verticales en un espacio continuo, procurando que, por la poca altura del edificio, no pierda el sentido de “ámbito cotidiano integrado”.
– Una organización de planos articulados a nivel suelo o próximo que asegura la interrelación de accesos y movimientos de público y la proyección del edificio al exterior.
– El conjunto de planos de uso albergando en los cinco niveles las demandas de espacios funcionales que coronan en el quincho y una amplia terraza.
– La materialidad del edificio se ordena en base a la masa del mismo, basada en el rigor que impone la organización constructiva, a partir de una caja envolvente perforada según demanda de necesidades funcionales que logra una imagen homogénea basada en una superficie de Hormigón Armado coloreado encofrado en chapas de metal acanaladas.
– El atrio central concentra movimientos y espacios funcionales, sostiene la propuesta espacial-morfológica, actuando como “reunificador” visual y relacional del edificio y de la actividad espontánea más activa del edificio.

Comportamiento bioclimático
La búsqueda del control energético ha constituido una preocupación básica en el desarrollo de la propuesta. Para ahorrar energía se propone la climatización pasiva del edificio reduciendo el uso de medios mecánicos.

El aire fresco se introduce en el atrio después de haber sido pretratado a partir de su paso por pulverizadores de agua y por el subsuelo del edificio por conductos que aprovechan la inercia térmica del terreno. El aire usado se expulsa por la cubierta del edificio a partir de un sistema de regulación asistida.

La gran cubierta es propuesta como una estructura metálica de caños de hierro, apoyada sobre pórtico de madera laminada, vidrio laminado y placas de regulación de aluminio. Controla simultáneamente el sol, la aireación del conjunto y asegura la estanqueidad. Las necesidades acústicas, energéticas, de transmisión lumínica y de control solar requeridas para asegurar un microclima con aire y luz natural, regulados para asegurar un sistema térmico y energético estable.

En términos de fachadas exteriores e interiores, el planteo busca asegurar las condiciones ambientales requeridas y a satisfacer los requisitos particulares de un edificio de estas características en lo que hace a condiciones funcionales y valor representativo.

Se propone una articulación del nivel próximo al suelo que permita “acercar” el salón multiuso y su foyer al nivel de accesos, permitiendo obtener un amplio plano quebrado que incluye además, la totalidad de funciones solicitadas en planta baja: accesos, atrio, expansiones al exterior y conexión con el futuro crecimiento y con otras actividades vinculadas como el INTI.

Memoria constructiva
Definición arquitectónica y criterios constructivos y de materiales
La definición de componentes del sistema constructivo está ligado a criterios sobre; lenguaje, tipología espacial– materialidad resultante y costo-mantenimiento. El tipo constructivo basado en la utilización de materiales y mano de obra estándar, permite ser articulado para el caso, garantizando condiciones de proyecto, ejecución, transformación y crecimiento de la obra, asegurando la no dependencia a sistemas o materiales duros y la eficiencia de la continuidad y homogeneidad de los resultados -distintas necesidades, distinta gente, distintos tiempos = búsqueda de resultados coherentes y continuos-.

La elección de los materiales de mayor presencia en el lenguaje y presentación del edificio, está basada en los conceptos expuestos y en los datos contextuales y referenciales de la arquitectura de la ciudad y del área. Por lo tanto, la materialidad que define el “ánimo” del ser contextual cultural del edificio, sin renunciar a la modernidad contemporánea que el tema merece, determina los materiales elegidos, su tratamiento y diseño.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas