23.3.2010

Pabellón de la Argentina Feria del Libro de Frankfurt 2010, proyecto

El pueblo como voz, la voz como letra, la letra como palabra, la palabra como idioma y cultura de los argentinos, fundamento de la inclusión cultural y social de nuestro país.



Argentina, cultura en movimiento

Laberinto de círculo
«… Me retiro a construir un laberinto. Todos imaginaron dos obras; nadie pensó que libro y laberinto eran un solo objeto…»
…»Un laberinto de símbolos -corrigió-. Un invisible laberinto de tiempo.»
«… yo me había preguntado de qué manera un libro puede ser infinito. No conjeturé otro procedimiento que el de un volumen cíclico, circular. Un volumen cuya última página fuera idéntica a la primera, con posibilidad de continuar indefinidamente…»
…»El tiempo se bifurca perpetuamente hacia innumerables futuros…»
Jorge Luis Borges

«A mí se me ocurrió, intentar escribir un libro en donde el lector, en vez de leer la novela de manera consecutiva, tuviera, antes que nada, diferentes opciones…»
Julio Cortázar (sobre Rayuela)

 

El pueblo como voz, la voz como letra, la letra como palabra, la palabra como idioma y cultura de los argentinos, fundamento de la inclusión cultural y social de nuestro país. La forma de hablar de un pueblo, la diversidad de modalidades y actitudes, conforman una de las principales fuentes de su creación literaria. Sin pueblo no hay palabras ni expresión. Los procesos históricos son una construcción colectiva.
El pabellón no es estático, su dinamismo se refuerza con las personas como una cultura en constante movimiento, en donde recuerdo, memoria y futuro acompañan el recorrido, generando así el idioma de los argentinos como pueblo.
El pabellón se estructura a través de la idea conceptual de un gran laberinto generado por círculos, sin llegar éste a materializarse de manera literal, en donde recorremos la diversidad de nuestra literatura y cultura. Intencionando la unidad, el reencuentro, la inclusión social y los derechos del ciudadano a través del idioma.
Cada círculo contiene un espacio determinado que alberga diferentes funciones, sin embargo al mismo tiempo que uno entra en ellos una pantalla refleja lo que está sucediendo en los otros círculos. Simbolizando infinitas series de tiempos: divergentes, convergentes y paralelos. A su vez se utilizarán estas proyecciones para mostrar imágenes y videos propios de cada núcleo temático.
El laberinto y el círculo como símbolos «borgeanos» son los generadores de la propuesta.
El círculo como figura permite movimiento y recorrido. A su vez permite la reflexión en diferentes áreas. En consecuencia, el pabellón está compuesto de varios elementos, articulados entre sí, conformando una unidad. La sorpresa, el encuentro, el movimiento y perderse en el recorrido generan el atractivo del mismo.
La imagen del país a través de diferentes espacios circulares  que representan la  Literatura, la  Inmigración, la  Memoria, los derechos humanos, los Paisajes  naturales, los Monumentos y la Ciencia  expresan  la diferenciación del lenguaje pero vinculados a través de una unidad e identidad cultural complementaria. En la alternativa de recorridos generados por un laberinto de tiempo, se transita y se observan figuras definidas como iconos argentinos y referencias culturales. Un gran mural lineal enmarca y limita un área circular de observación y contemplación, con ilustraciones de la historia y nuestra identidad.

 

El círculo continuo y la recta de los anaqueles generan un diálogo entre el tiempo circular y el tiempo lineal estructurando todo el pabellón.
El espacio dedicado a la memoria y los derechos humanos tienen un especial tratamiento en su superficie. La Exposición sobre escritores desaparecidos durante la dictadura militar produce un recogimiento diferente, un juego de sogas a distintas alturas generan una opresión en la sala. Por otro lado es el único círculo que se  separa levemente para producir una diferenciación en el acceso al mismo, abriendo inéditos caminos de diferente dimensión agolpados en la memoria del pasado.
La construcción de la envolvente circular del pabellón se genera a través de piezas modulares simples. De esta manera se logra expresar la idea conceptual pero indagando en soluciones constructivas posibles y económicas en donde el contenido sea lo esencial de la obra.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas