31.10.2013

Concurso Nacional Centro de Interpretación Reserva Natural Vaquerías, 3er. Premio

La intervención debía permitir la organización de las actividades de los visitantes de la reserva, promover el conocimiento de los valores ambientales y culturales de la misma y generar un ámbito adecuado de residencia y trabajo para el guarda parques.

Díptico: encuadres de la memoria y la naturaleza
La Reserva Natural Vaquerías exhibe características paisajísticas excepcionales a la vez que preserva las condiciones más típicas del ecosistema de la Sierra Chica. Frente a este medio natural de enorme pregnancia, la arquitectura opera como un segundo orden artificial superpuesto. La propuesta exacerba esta condición de contraste entre lo natural y lo humano. Dos simples prismas de base cuadrangular se imponen a la riqueza del paisaje y actúan como dispositivos de “encuadre” de la naturaleza y de la memoria.

Encuadre de la memoria
La antigua Casa del Dique, una construcción abandonada que recuerda la presencia histórica de la universidad en la reserva, es convertida en el espacio de exposiciones principal del nuevo centro de interpretación. En lugar de intentar restituir la antigua construcción, se la conserva y tematiza como una ruina. Bajo esta visión piranesiana de las preexistencias, la propuesta recubre la antigua casa con una estructura cuadrangular de hormigón inundada de 24 metros de lado que flota sobre los viejos muros. Esta cubierta protege como si fuera un sitio arqueológico la antigua construcción. Este nuevo encuadre de la ruina, la resignifica y transforma en protagonista. Como complemento de éste gran techo de hormigón, un prisma más pequeño contiene a la vivienda del guarda parque. La casa se proyecta ligeramente sobre una barranca abriéndose como un mirador a un arroyo cercano.

Rencausador de flujos
La propuesta reorganiza el sistema de flujos del área que actualmente es poco legible y desordenado definiendo una coreografía de movimientos que comienza en el arco de acceso al predio que lleva al claro donde está ubicado el centro de interpretación. Desde allí, los visitantes pueden ascender por una rampa hasta el centro de interpretación y al área de exposiciones. Mediante una escalera suave se puede, a su vez, acceder a la cubierta inundada del edificio. Este techo define una plaza de agua que sirve como un espacio mirador y de contemplación que refleja y amplifica la vegetación circundante. Desde este espacio, a través de una pasarela que salva el desnivel topográfico, se llega a los senderos de recorrido existentes en la reserva.

Encuadre de la naturaleza
El territorio natural no es entendido solo como un paisaje visual, sino como un sistema físico y biológico. En este sentido, el edificio actúa como un dispositivo técnico que se integra a este sistema y establece relaciones de intercambio. La cubierta del centro de interpretación actúa como un gran colector y reservorio de agua de lluvia que, luego de ser filtrada y tratada, es acumulada para proveer agua para riego y descargas sanitarias. Esta masa de agua acumulada sirve también para amortiguar las variaciones de temperatura típicas del clima mediterráneo. La cubierta también incorpora colectores solares para generar agua caliente y paneles fotovoltaicos para la producción de electricidad. Todos estos dispositivos técnicos, al exhibirse en la cubierta del edificio, son parte fundamental del sentido didáctico del edificio, contribuyendo a destacar la importancia de una interrelación adecuada con el medio natural.

Crítica del Jurado
La propuesta plantea una particular implantación en relación con el paisaje; trabaja la idea del contraste frente a las líneas orgánicas de la naturaleza, disponiendo dos prismas de hormigón abiertos en sus caras laterales, donde uno de los cuales contiene los restos exteriores de los muros existentes y que a su vez permiten ser atravesado por los senderos que lo relacionan con la reserva.

Las áreas del programa se organizan eficientemente por módulos funcionales compactos, rodeados por una sugerente galería mirador. El complejo se completa con el otro prisma, con la vivienda para el guarda parque, que resulta en un conjunto de alto impacto visual.

Plantea una interesante cubierta que actúa como colectora de aguas pluviales, conectado a un sistema de reserva de agua para su posterior reutilización en los servicios, riego y acondicionamiento térmico del complejo. El área de exposiciones es iluminada cenitalmente, por un conjunto de luceras contenidas en una grilla de vigas de hormigón. El diseño de volúmenes y cajas abstractas suspendidas en la naturaleza serrana, dialoga por opuestos con el paisaje de la reserva.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas