30.11.2009

Concurso Centro Cultural de Córdoba – UNC, Mención

El edificio se plantea como un nuevo icono universitario que desde el centro histórico de Córdoba se abre a la ciudad ofreciendo una variada actividad cultural.

El partido arquitectónico del nuevo centro cultural universitario se basa en configurar la esquina como contrapunto entre el vacio de la nueva propuesta y el lleno de la torre del Monserrat y de la manzana Jesuítica.
La idea generadora parte de concebir un gran centro de actividades escénicas que permita contener a mas de novecientas personas en un mismo recinto. Alternativa inexistente en la actualidad en el centro de esta ciudad. Morfológicamente se plantea como una gran caja contenedora rodeada por un anillo de foyeres desde los cuales se puede contemplar gran parte del centro histórico y educativo de Córdoba. Se preserva el patrimonio de lo que queda de las antiguas construcciones Jesuitas, como el muro sobre el ex playón deportivo, construcciones del subsuelo, y el tercer patio, sectores con bóvedas de cañón corrido. Ejemplos de este tipo de intervenciones se pueden ver en construcciones existentes colindantes al terreno intervenido.
Frases relevantes del manifiesto de la reforma universitaria se materializan en la fachada y se insertan en los tabiques y vigas estructurales en voladizo, como un palimpsesto sobre un basamento, que contiene las funciones de camarines, bar, hall y sala de presentación. Esta imagen de texto rehundido sobre la fachada de hormigón armado visto genera una superficie texturada, solución que particulariza al edificio y resalta su carácter universitario.
En La esquina de Duarte Quiros y Obispo Trejo, se plantea una gran extensión al aire libre, plaza recreativa que funciona como atrio del nuevo edificio. En el perímetro de la obra se generan entrantes que a modos de recovas permitien una mayor integración con el entorno. La planta baja contiene el hall, sala de presentación, bar y exposiciones. En el nivel de subsuelo se ubica la librería, incorporada a las construcciones Jesuíticas existentes. A partir del nivel + 7 se ubica el auditorio planteado con un partido de salas independientes, y articulables en dos o cuatro recintos, permitiendo llegar a una integración total de una sala para 950 personas. Las salas auditorios y el escenario se pueden subdividir según necesidades de uso por sistemas de paneles corredizos que son placas acústicas de madera que se encuentran ubicadas a la vista sobre las paredes laterales, las cuales se deslizan sobre rieles que delimitan la subdivisión.
El conjunto de los volúmenes de las salas está revestido en piezas pétreas de grandes placas, coronadas por las salas de eventos y congresos. Estas salas ubicadas en el nivel +18 requeridas en la segunda etapa, están planteadas con gran flexibilidad lo que permite subdividirlas y ampliarlas con paneles corredizos plegadizos.
La tecnología es tradicional y económica con piezas de hormigón armado visto en fachadas interiores y exteriores con vigas de 5 metros de altura en caja escénica con perfiles normales apoyados en columnas – pantallas de hormigón armado.
Se ha contemplado que la primera etapa constructiva contemple la imagen de final edificio.

También te puede interesar
Centro Cultural y Memorial de Puerto Escondido

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas