5.11.2013

Concurso Capilla y Centro Comunitario Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, 1er. Premio

La idea de llevar adelante un concurso de ideas para la ampliación y construcción de una capilla en un barrio carenciado, nos sitúa históricamente en el contexto que plantea este tema en toda nuestra región y en toda latinoamérica como problemática urbano social como desarrollo, sembrando el interrogante de cómo participar y qué arquitectura generar para encontrar los caminos hacia una intervención superadora y ejemplificadora de que un cambio es posible.

El proyecto para la nueva capilla del Perpetuo Socorro en el barrio Kolynos de Quilmes se propone como nuevo Centro Barrial Social y Comunitario para toda el área aledaña. Este potenciará la idea de instalar un mojón de significativo carácter ciudadano ampliando los márgenes de actuación y posibilidades de la actual capilla.

El nuevo centro propone una renovada identidad de conjunto a partir de la construcción de un espacio semicubierto bajo y abierto con muros en forma de aspas de distinta forma y color por una lado, y la reinterpretación y cambio del borde superior de la capilla y sus nuevas dependencias a fin de lograr una fuerte imagen institucional de conjunto.

El borde semicubierto toma todo el perímetro del solar estableciendo el marco y la escala de los distintos ámbitos de la propuesta y hace las veces de borde dinámico abierto interno externo, donde pasan “cosas” entre las actividades del Centro Barrial y el espacio público del barrio, reforzando condiciones del ámbito de la capilla y de las distintas nuevas áreas como espacio de encuentro del Centro Barrial conformando un continuo público.

La capilla se establece como centro y corazón del lugar, distinguiéndose sus condiciones espaciales y su uso de carácter de culto sin perder su asociación como parte de un conjunto. En este sentido, la ampliación de edificio de Capilla a Centro Barrial busca encontrar nuevos ámbitos que caractericen el conjunto y posibiliten un uso simultáneo entre los distintos usos. De esta forma, todas las áreas del programa se proponen en una sola planta baja extensa y profunda que toma los bordes del terreno a fin de lograr una trama de espacios llenos y vacíos que conforman sucesivos patios interconectados potenciando distintas actividades cubiertas, semicubiertas y al aire libre, sensibilizados por la escala del peatón y por el movimiento del sol.

Todo el conjunto tanto interior como exteriormente se plantea como un gran espacio a fin de potenciar la flexibilidad como concepto. Se logra generar eventos de distinto tipo y tamaño, llegando a duplicar las capacidades propias de cada sector como el área de la capilla y el área del comedor, posibilitando tanto en el interior del edificio como en sus áreas exteriores, distintas posibilidades eventuales de encuentro y actividad social.

La intervención ha sido pensada partiendo de la huella de los muros existentes y de los ámbitos ya establecidos tratando de lograr un equilibrio sustentable entre renovación y adaptación. Se plantean dos etapas de construcción a fin de respetar las condiciones de las bases, consolidando cada una de estas en piezas espaciales bien definidas como únicas a fin de que cada una de ellas logre independencia tanto constructiva como funcional.

La tecnología planteada en la construcción es de muros portantes con refuerzos estructurales horizontales en las aberturas y las cubiertas son de chapa con tirantería de madera. El universo material del nuevo Centro Barrial incorpora como idea nuevas tecnologías logradas del reciclaje de la basura con mano de obra in situ, a fin de producir nuevos materiales. Esto también se plantea como posibilidad de un ciclo evolutivo a fuerza de trabajo y capacitación de las mismas personas del barrio con profesionales de la construcción para la producción de estos materiales aptos para el nuevo Centro Barrial y para todas las obras del barrio a un bajo costo, posibilitando grandes expectativas en el desarrollo de estos ámbitos sociales.

La ampliación de derechos se conforma en este sentido como una gran deuda para estos sectores, los cuales han quedado relegados del resto de las posibilidades que tiene la ciudadanía. El derecho a la Ciudad es un hogar que nos pueda “encontrar” como personas, es un remanso para la plegaria, la reflexión y la fe, y sobre todo es un lugar de todos.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas