17.5.2010

El Pabellón Danés en la Expo Shanghai 2010

El pabellón danés no sólo exhibe las virtudes de Dinamarca. A través de la interacción, los visitantes pueden de hecho experimentar algunas de las mejores atracciones de Copenhague - la moto de la ciudad, los baños del puerto, los patios de recreo y el picnic.

La bicicleta es un medio de transporte popular y además un símbolo nacional, un elemento común a China y a Dinamarca. En los últimos años, sin embargo, ha tenido un destino muy diferente en estos dos países. Mientras que Copenhague se esfuerza por ser la ciudad del mundo de la bicicleta, el pesado tráfico automotor va en aumento en Shanghai, donde el coche se ha convertido en un símbolo de riqueza.

En el Pabellón Danés en Shanghai relanzamos la bicicleta como un símbolo de estilo de vida moderno y de desarrollo urbano sostenible. El Pabellón y toda la exposición se puede experimentar en las bicicletas urbanas gratuitas para los visitantes. El edificio está concebido como una doble espiral con carriles para peatones y para bicicletas que llevarán a los visitantes desde el nivel del suelo y por medio de curvas hasta un nivel a 12 metros de altura, para luego bajar. De esta manera se podrá disfrutar de la exposición danesa, tanto por dentro como por fuera, a dos velocidades – como un tranquilo paseo a pie con tiempo para observar los alrededores o como un viaje en bicicleta por la vida de la ciudad.

Tanto Shanghai como Copenhague son ciudades portuarias. Las actividades contaminantes en los puertos de Copenhague, han sido sustituidas por los parques del puerto y por instituciones culturales. Como resultado, actualmente el agua está lo suficientemente limpia como para nadar. En el corazón del pabellón se encuentra la piscina Harbour. Los niños pueden poner sus pies en el agua y así experimentar cómo es vivir en una ciudad danesa donde el agua del puerto está limpia. En el centro de la piscina del puerto, una sirenita está sentada exactamente como generalmente se encuentra en Copenhague. La sirena original se encuentra actualmente de visita en China como ejemplo concreto de la idea de que el pabellón danés contiene la experiencia real de la vida en Copenhague.

También te puede interesar
Galería Miroslav Kubík en Litomyšl

Mientras que La Sirenita se encuentre en Shanghai, su lugar en Langeline estará ocupado por una obra de arte creada por el internacionalmente reconocido artista chino Ai Weise que, entre otras cosas, trabajó como consultor en el Nido de Pájaro, el Estadio Nacional Olímpico de Beijing.

El pabellón está construido como una construcción monolítica autoportante de acero pintado de blanco, fabricado en un astillero chino. En el techo se aplicó un recubrimiento sintético de color azul claro utilizado en Dinamarca para los carriles de bicicletas. En el interior, el suelo es de epoxi en color azul claro.

La secuencia de eventos de la exposición tiene lugar entre dos fachadas paralelas – la interna y la externa. El interior es cerrado y contiene las diferentes funciones del pabellón. El ancho es variable y se define por el programa del espacio interior. La fachada exterior es de acero perforado. Durante la tarde, la actividad en el interior del pabellón se iluminará por los mismos transeúntes.

El artista danés Jeppe Hein ha diseñado un ‘banco social » que funcionará a lo largo del carril de bicicletas. En algunos lugares, el banco se adapta a su entorno de manera elástica y las diferentes funciones se añaden, como ser un bar de comida y bebida.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas