18.7.2013

Oficinas y Depósito en Ituzaingó

El proyecto fue solicitado por una empresa dedicada a la comercialización de autopartes que deseaba trasladar su sede administrativa y parte del depósito para resolver necesidades de logística y absorber su crecimiento futuro.

De este encargo se desprendía también la intención de generar una renovada imagen que representase a la empresa y probablemente se traslade a la red nacional de sucursales. Luego de una primera comprensión del programa se decide organizar los usos en dos grandes categorías que son las de acopio y logística de la mercadería y el área administrativa y de servicio del personal.

La ubicación de los diversos accesos al edificio también es parte de las premisas. Debían resolverse dos tipos de acceso para vehículos livianos y pesados, así como el ingresos peatonal al sector administrativo y de personal.

En la inserción se ecualizan las distintas escalas del entorno con las del edificio y se propone su identidad visual. Las estructuras de grandes luces destinadas al acopio llegan a una altura de 8,30m y se acoplan a la medianera Este en la que se sitúa una estructura vecina de similares características. En el Oeste, paralelo a las construcciones linderas de baja escala, se desarrolla una calle de acceso de vehículos pesados. Entre los dos accesos vehiculares y utilizando como retablo el cerramiento de bloques del almacén centramos el volumen destinado a administración; tres losas rectangulares revestidas por una piel acristalada y de placas cementicias que se elevan por sobre el tinglado posterior y se presenta como la imagen distintiva del conjunto.

El interior del almacén es un espacio embellecido por las características de una construcción pragmática y funcional; grandes luces cubiertas por estructuras de acero laminado en frío, iluminación cenital, cerramiento de bloques lisos de hormigón apilados y un pavimento reluciente llaneado a maquina. Podríamos arriesgarnos a decir que seducidos por esa belleza austera, contagiamos a los espacios de oficina y servicios con la misma materialidad y posteriormente los acondicionamos a los grados de confort que estos usos requieren. En la planta baja de este prisma se resuelve el acceso y la recepción general desde donde parte una escalera abierta que se repite en cada uno de los pisos, en esta planta los servicios del personal se comunican inmediatamente con el área de depósito. La siguiente planta es una planta destinada a una flexible distribución de puestos de trabajo que visualmente se expande hacia el exterior de la calle así como hacia el interior dela gran nave. La última planta, destinada a los directivos de la empresa, sin perder el espíritu de flexibilidad, incorpora un programa mucho más compartimentado y caracteriza en cada estancia las diversas posibilidades de la luz natural.

También te puede interesar
Ágora-Bogotá. Centro de Eventos Multiformato

Haber recibido como encargo el desarrollo del proyecto y la construcción de un edificio destinado al trabajo, relacionado de forma directa con la producción y el transporte en nuestro país, nos motiva enérgicamente. Intentamos comunicar lo valioso que nos parece este desarrollo, utilizando como marquesina esa fachada acristalada en la que se expone la actividad laboral misma, resaltando la característica belleza de estas estructuras y proponiendo una aproximación a un entorno suburbano en el que puedan convivir las diversas escalas.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas