4.8.2008

Oficinas FOX: La máquina terciaria digital – Palermo Hollywood, Buenos Aires

Había que proyectar un edificio de alta complejidad tecnológica en un terreno ocupado por una estructura de hormigón armado que había albergado un depósito. La estructura, de una alta capacidad portante, que cubría la totalidad del terreno no tenía ningún tipo de comunicación con el exterior debido a su uso como depósito pero había que mantenerla, en lo posible, por razones económicas.

Por otra parte, las demandas del nuevo edificio eran: obtener luz natural para las áreas de trabajo y distribuir la compleja red de provisión de servicios informáticos, telefónicos y satelitales y el aire acondicionado y la energía que requerían las nuevas funciones, llevándolos a cada uno de los puestos de trabajo, a las oficinas y salas de reuniones de los distintos sectores del layout.
El problema se convirtió entonces en un juego de perforaciones internas para conseguir la entrada de luz natural y generar una espacialidad acorde con las labores creativas de cada sector que son muy variadas, es decir, en un sistema de espacios diferenciados e interconectados entre ellos que se insertaban entre las dos únicas caras del edificio que podían conectar con el espacio urbano. Una, la de atrás, en la que se generó un jardín vertical de cuatro pisos de altura que entrega vistas y luz a cada uno de los pisos del edificio y, otro, el frente hacia la calle, que está formado por una doble fachada, una operable y la otra fija que regula la entrada de luz y refleja el carácter tecnológico del edificio.
Estas dos fachadas revelan en pequeña escala el requerimiento que existe en edificios actuales de alta tecnología, consistente en compensar el escenario hipertecnológico con alguna forma de presencia de lo natural.

La fachada de vidrio hacia la calle, una fachada ventilada de cristal templado y esmerilado está compuesta por paneles de vidrio cuyo esmerilado está integrado por una serie de puntos con distinta densidad de acuerdo al sector que cubren del frente, hasta desaparecer, incluido el vidrio de sostén, en coincidencia con las rajas donde abren las ventanas y predominan las vistas desde el interior (entre 0.90 mts. y 1.50 mts. de altura).
La fachada aparece así como «pixelada» por los diferentes efectos del esmerilado, refiriendo al «átomo visual» prototípico del material que se maneja dentro del edificio: las imágenes digitales.
Durante la noche un sistema de iluminación con leds y las proyecciones sobre una pantalla en el sector superior de la fachada, permiten colorear la totalidad de la fachada, neutra de día, convirtiendo al edificio en parte del espectáculo de la calle, particularmente en un barrio en el que la movida nocturna y las compañías de medios han asentado sus reales en los últimos años.

También te puede interesar
Zenvisión

El paso del frente al fondo del edificio es una teórica promenade que conduce del mundo público de la tecnología, la luz sofisticada de los leds y las proyecciones de datos sobre la fachada a la quietud del jardín y el silencio que enmarcan las áreas de trabajo internas en donde las personas pueden escapar breve e ilusoriamente de la intrigante y seductora máquina digital en cuyas entrañas trabajan.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas