19.3.2015

Oficina Comerical Eurolille

La posición estratégica de la parcela, ubicada en la intersección de diferentes ejes, llevó a nuestra investigación hacia una solución sofisticada que funciona como un centro, es decir, como un lazo que une los elementos que gravitan alrededor.

Nos esforzamos para lograr una arquitectura “multiforme”, cuya geometría pueda brindar una respuesta específica a los diversos desafíos ligados al alcance, la geografía y el programa del proyecto.

Al extender y atravesar los ejes dentro de la parcela, la extrusión inicial se talló de tal manera que pudiera obtenerse una especie de torre pequeña. Al completar las construcciones de la Avenida Le Corbusier, este elemento vertical funciona también como un edificio esquinero en la Place Valladolid y actúa como referente de la ciudad para los conductores que vienen de la circunvalación. La preciosidad de sus materiales y su forma polifacética le brindan un carácter icónico e incluso misterioso.

Contexto
El proyecto Euravenir Tower ocupa la última parcela libre de la Fase Uno del Área Euralille, que comenzó en 1998 con el proyecto de construcción de OMA en asociación con François Delhays. ¿Se puede consolidar una ciudad a través de un proyecto arquitectónico? Esta osada pregunta fue el punto de partida del diseño del proyecto. La posición estratégica de la parcela, ubicada en la intersección de diferentes ejes, llevó a nuestra investigación hacia una solución sofisticada que funciona como un centro, es decir, como un lazo que une los elementos que gravitan alrededor. Esta obra arquitectónica ha creado un nuevo espacio urbano que combina lo público y lo privado, lo vertical y lo horizontal. La base del proyecto brinda a los habitantes y a los oficinistas un espacio público que promueve la interacción social, es decir, que funciona a escala humana.

Debido a la prohibición de construir hacia el borde de la parcela, una especie de pórtico brinda una sensación de porosidad y protección contra el mal tiempo. Es un encantador espacio al aire libre donde las personas que viven y trabajan en el edificio pueden entremezclarse con los transeúntes y los clientes. Además, las facetas geométricas de la torre permiten que la vista esté despejada y al mismo tiempo abren toda la intersección hacia el fondo arbolado del cementerio que se encuentra al norte. A fin de completar este proceso de interrelación, las fachadas fueron diseñadas para convertirse en una serie de ventanas que brindan un panorama de la ciudad de 360 grados, enmarcando así vistas de las partes más nuevas de la ciudad, sus espacios verdes y la zona céntrica.

También te puede interesar
Oficinas para la corporación de comercio electrónico vip.com

Investigación
Los proyectos de oficinas son objetos genéricos por excelencia y deben diseñarse sin información sobre los futuros ocupantes y fines del lugar. “Flexibilidad” es la palabra clave utilizada por las personas en este ámbito de negocios. Con el pasar de los años, esta condición ha creado una forma de estandarización máxima para adaptarse a todos los requisitos. Sobre la base de un marco (específico para cada país), estos proyectos tienen que permitir llevar a cabo reconfiguraciones espaciales a un costo mínimo. En Francia, el módulo vigente es de 1,35 metros, y en los EE.UU., es de 5 pies (1,5 metros). La idea que subyace a estas medidas es definir la unidad de trabajo óptima (es decir, mínima) al unir dos módulos. Por ejemplo, una oficina “compartimentada” tendrá dos áreas iluminadas por ventanales (esto es, 2 x 1,35 metros = 2,70 metros) a lo largo de un tramo de aproximadamente 5 metros, dando una superficie de alrededor de 13,5 m² para este tipo de oficina.

Esta proporción áurea se extenderá a todo: las longitudes de los cables, el tamaño de los muebles y la máquina de café. Es difícil hacer cualquier cosa adicional sin aumentar significativamente los costos de un proyecto. Esta es una enorme restricción de planificación y, en algunos casos, la idea del área iluminada con ventanales puede verse como un verdadero obstáculo para el éxito del proyecto. No obstante ello, esta proporción sirve como matriz para optimizar el espacio disponible y también para controlar los costos del proyecto. La naturaleza genérica de estas construcciones implica que estas pueden concebirse como catalizadoras de vida y datos urbanos que la matriz agrupa en un «objeto urbano”.

También te puede interesar
Design Office

Materia
El cerramiento del edificio fue diseñado como una forma de reinventar visualmente la ciudad. Las fachadas se caracterizan por diseños diferentes según su orientación, requerimientos térmicos. De esta forma, las áreas donde predomina el vidrio, algunas partes de las cuales tienen una doble piel de vidrio, se yuxtaponen con diferentes formas de revestimiento de cobre que son más o menos porosas. El cobre se utiliza como un tipo de revestimiento fijo en los tramos semi-vidriados u opacos de la fachada. Según la orientación, también está presente en la forma de varios paneles perforados que contribuyen a regular con precisión la cantidad de luz que penetra en el edificio. El cobre marrón claro elegido para Euravenir Tower es pre-oxidado. Esta técnica de acabado del edificio minimiza las marcas de la construcción y de la intemperie que pueden aparecer con el tiempo y se convierte así en un sistema cada vez más duradero.

Sistema
El diseño de las fachadas y de los ambientes del edificio está gobernado por una celosía principal de 1,35 metros de alto, que rodea toda la parte superior del edificio. Se caracteriza por un componente de metal en forma de U, del cual se sujetan los diversos elementos que forman parte del cerramiento. Este motivo vertical se encuentra interrumpido por tres bandas diferentes que destacan la composición horizontal del edificio y forman una especie de corona a la altura del acroterio. Un motivo secundario formado por las bandas y las columnas (trumeaus) corta las fachadas. Las fachadas se caracterizan por cuatro diseños diferentes según su orientación, uso y requerimientos térmicos.

También te puede interesar
Oficinas Casa Agro

Vínculos
Un proyecto puede comenzar a partir de la identificación y el reconocimiento de una ciudad por sus formas urbanas, que tienden a evolucionar con el transcurso del tiempo. Según esta forma de pensamiento, todos los proyectos se convierten en una pieza de un rompecabezas, es decir, en una parte de una composición más grande. Su razón de ser reside en la noción de dejar que el resto de las piezas se unan al todo. Esta es una actitud clásica, un estado de ánimo según el cual la arquitectura está ahí para servir a la ciudad a través de proyectos que responden a interrogantes que quedaron sin resolver en etapas anteriores y que crean sistemas que están abiertos a futuros proyectos. Es cuestión de reconocer el estrecho vínculo entre el proyecto arquitectónico y el carácter de la ciudad, y de confirmar la relación dialéctica entre los edificios y la evolución del tejido urbano. Si imaginamos la relación entre la vida de la ciudad y el proyecto arquitectónico como un permanente círculo de interrelaciones y consideramos esto como la única forma de hacer que los objetos se despeguen de sus propósitos específicos y se integren en una forma más colectiva de pensamiento, entonces la cuestión crucial será averiguar qué método debe usarse para trazar este proceso.

Esta obra fue presentada en Realizaciones de invitados internacionales dentro de la categoría Paisaje y Ciudad BIA-AR 2014

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas