26.3.2013

Le Temps Machine, centro juvenil en Joué-les-Tours, Francia

Construido para reemplazar un centro juvenil de 1950 en Joué-le-Tours, Francia, Le Temps Machine (la máquina del tiempo) es una revisión radical y, a la inversa, un homenaje a la instalación original - una iniciativa del primer ministro de cultura del país, André Malraux, para quien los centros juveniles eran una institución importante en Francia.

Contexto y concepto
Hace unos años se hizo evidente que el edificio ya no cumplía con los requisitos y las normas actuales. El concurso para la renovación y ampliación de la sede fue ganado por el equipo de Jacques Moussafir. Los arquitectos sugirieron mantener el patio y algunos fragmentos significativos de la estructura original, incluida la sala de conciertos -con una identidad que forma parte del antiguo edificio- destacada en la fachada en forma de proa como la que una vez contuvo el auditorio. Hoy en día ese volumen alberga el espacio del Club, mientras que el gran Hall para el público se coloca justo detrás de él, con sus salas de ensayo escondidas debajo de la Gran Sala.

Integración urbana: una sala de conciertos abierta hacia la calle
“Las salas de espectáculos son a menudo volúmenes cerrado y  ciegos, por eso que cada vez que diseñamos una sala de conciertos tratamos de abrirla hacia el contexto que la rodea”, dice Jacques Moussafir. Le Temps Machine con su gran transparencia a nivel de la fachada de la calle no es una excepción. Para lograr una mayor integración contextual, el proyecto se divide en dos partes distintas. La resolución horizontal de hormigón y vidrio contiene un espacio interior abierto y fluido, y los profundos aleros crean un ambiente acogedor. Por el contrario, el techo revela tres volúmenes opacos, poderosamente articulados que parecen a punto de estallar a través de su pedestal plano.
“La imagen contradictoria que se pretende lograr es la de un objeto único y a la vez familiar, que desafía e invita a la apropiación”, comenta el arquitecto.

También te puede interesar
Centro de exposiciones de planificación de Shijiazhuang CBD

La inversión de la lógica convencional
Fiel a su gusto por la paradoja, en Le Temps Machine, Moussafir invierte el exterior y el interior convencional. El edificio parece duro en el interior y suave en el exterior. El interior es de hormigón, vidrio y acero inoxidable – desde un punto de vista práctico, el uso del hormigón para los espacios interiores reduce de manera eficiente la necesidad de refrigeración artificial, fundamental para una sala de conciertos debido a la inercia térmica de los muros. El esquema de colores rojo y negro de las salas de espectáculos se yuxtapone a la total blancura del techo, literalmente tapizado con membrana FPO.

 

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas