10.1.2014

La Branche

El proyecto consite en la renovación de un antigua masía de descanso para cazadores en los bosques de Heverlee, Bélgica, transformándola en una confortable y moderna vivienda para una familia con cuatro niños.

El proyecto es una tranquila yuxtaposición de viejo y nuevo. Lo nuevo es un sobrio cuadro negro detras de de lo viejo manteniendo el respeto y el valor de cada parte en si misma. En muchos lugares se mantienen elementos correspondientes a los antiguos muros como “elementos de jardin” de forma que la atmósfera de la experiencia y su fortaleza confiere una apariencia atipica a la fachada. Cuando caminas a traves de la casa constantemente sientes que te mueves en ese limbo entre la conservación y la renovación.

Una de las tres alas de la composición en U fue demolida excepto por el muro de fachada que permanece, con el mismo nombre quede daba nombre al refugio y ahora a su rehabilitación. Ambos lados, hechos de la ladrillo, contienen las partes privadas de la familia mientras que el volumen oscuro acomoda el salón y la cocina, en permanente conexión con el jardin exterior.

Los colores oscuros del interior contrastan con la gran luminosidad que entre a través de los grandes ventanales que forman parte del cerramiento de la vivienda.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/1lIlSe7

También te puede interesar
Vivienda frente al mar | Finalista Premios FAD 2020

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas