24.10.2005

Espacio 25: Dormitorio de una diseñadora de modas

La propuesta se basa en generar un espacio en el cual la diseñadora de modas Graciela Naum viva y proyecte.

Para ello, dada la diversidad de las actividades que desarrolla, la diseñadora de interiores Graciela Pelayo generó dos zonas definidas por una mampara que divide en forma parcial el dormitorio: un sector destinado al descanso y otro a la creación.
Esta mampara posee las mismas características estéticas que el frente de los placards y closet: paneles de madera laqueada y vidrio pintado en el mismo tono que el resto de la caja, pintada con esmalte sintético simil laca.
La cama , realizada en madera enchapada en nogal reconstituido, tiene incorporada en su estructura las mesas de luz con un fondo de madera laqueada de tono rosa frambuesa.
Como iluminación en este sector, se utilizaron lámparas de cerámica esmaltada colgantes, dejando libre, de esta forma, la superficie de apoyo de las mesas de luz.
En la pared al costado de la cama, se colgaron dos cuadros formados por una serie de collages sobre el tema del vestido, obra de la artista plástica María Silvia Corcuera Terán. Los mismos se iluminaron desde atrás para darle la misma sensación de «despegue» que se logró, también a través de la luz, en la cama, que parece estar flotando.
Para la cama se eligieron sábanas de linón y una colcha en dos tonos de lino con bordes de flecos.
Las cortinas planas de lino, llevan estampadas algunas flores, dando la sensación de que «escaparon de la alfombra» y subieron por la cortina.
Frente a la cama, se aprovecha el tabique para albergar los diferentes elementos que conforman cada espacio. Éste se recorta de forma horizontal en el sector del dormitorio para contener una fuente de calor provisto por un caño aletado, parte del sistema de zócalos radiantes, utilizado por su practicidad y limpieza en contraposición con el tradicional sistema de chimenea de leños, desaconsejado en un dormitorio.
El tabique se ahueca también para exponer en nichos una colección de figuras de madera policromada, obra del Taller del Riachuelo, cedidas por la Librería El faro del fin del mundo.
Como complemento del sector de descanso, se ubicó una chaise lonque tapizada en cuero acompañada de una mesa en forma de escalera, con bandejas extraíbles en laca y acompañada por una lámpara de lectura que invita al relax.
En el sector de creación se apoya un escritorio curvo con tapa de cristal que deja ver en su interior elementos de uso de la diseñadora. Enfrentado con este escritorio, se ubica una mesa de trabajo donde la diseñadora despliega sus bocetos, géneros y accesorios, así como también un maniquí, sobre el cual va forjando sus diseños.
Allí mismo, en la pantalla plana, se pueden apreciar escenas de desfiles de su colección, así como también fotos de trabajos de la diseñadora de interiores y muebles de la empresa Manifesto.
La iluminación, puntual en algunos sectores y suave en el resto del ambiente, crea una atmósfera especial que apoyada por la música y los aromas elegidos resulta ideal para el desempeño de ambas actividades.
El piso está cubierto por una alfombra tipo moquette diseñada especialmente, con base color piel y grupos de flores en tonos de rosa, buscando rescatar el concepto y espíritu de diseño con el cual trabaja esta diseñadora. Su fabricación estuvo a cargo de la empresa Karavell.
La totalidad de los muebles fueron construidos especialmente para este espacio por la firma Manifesto.
Los placards, closet y mampara fueron provistos por Occhipinti.

Graciela Pelayo es diseñadora de Interiores

Volver a la nota principal

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas