27.7.2004

Complejo Comercial Ex Cervecería Quilmes, Rosario

De alguna manera, el lugar es el proyecto.

El lugar es un fragmento de historia, expresado por un conjunto de edificios industriales vinculados sobre una calle propia.
Reconocido y valorado por la Ciudad por su valor patrimonial.
Es un testimonio del paso del tiempo, apreciable en la vejez de los paramentos de ladrillo, los revoques derruidos, los sinuosos adoquinados, los techos y canaletas donde crecen frondosos helechos, la persistencia de la chimenea como símbolo de industrias de otros tiempos, la oxidación implacable de los grandes silos metálicos, la penumbra del espacio semicubierto, las sombras arrojadas del atardecer sobre enormes espacios interiores.
Apreciable en el silencio, la soledad, el polvillo y el aire enrarecido que conforman su atmósfera.
La arquitectura entonces debía recorrer un sinuoso camino, que permitiera alojar las nuevas actividades, sin perder los valores intrínsecos de ese yacimiento, pero a la vez recreándolos.
La ortodoxia de la preservación impondría priorizar la condición histórica de cada uno de los edificios, restaurándolos según sus características originales. Lejos de situarse en esta posición, la obra se propone poner en valor las antiguas construcciones, mas asignándoles un nuevo protagonismo como partes de un conjunto edilicio y urbano.
Las dos nuevas construcciones se colocan como vínculo de las existentes, haciendo contacto con la sola acción del vidrio incrustado en los viejos muros.
Asimilándose en la elección de los materiales a los propios del lugar, pero introduciendo nuevas técnicas de utilización de los mismos, que permiten dejar huella de la contemporaneidad de la intervención.
Así, la arquitectura pasa…
Desparramando una plataforma de hormigón que junta las viejas casas con la nueva construcción destinada al área de comidas.
Este nuevo edificio se relaciona en sus formas y proporciones, con la arquitectura racionalista del sector más moderno.
El mismo es pintado de blanco y apoyado en un piso blanco que emerge del interior, constituyéndose en una cabecera del conjunto.
Su relación con la nave que se encuentra a continuación, se resuelve con una neutra caja de vidrio, que permite apreciar el enlace de disímiles arquitecturas.
El patio de la chimenea se limpia de construcciones carentes de valor, para dejarla exenta. La cubierta de chapa de la nave semicubierta frente a la chimenea y los silos, abre una gran ventana en el techo, que permite apreciar estos elementos desde el interior del conjunto en su total dimensión.
La calle adoquinada comienza a convivir con un piso de hormigón que se presenta como una extensión de las nuevas intervenciones, mientras las viejas vías recorren ambos materiales.
El ladrillo predominante se recupera eternamente, manteniendo el carácter del conjunto…

También te puede interesar
Woven City, infraestructura urbana para el futuro

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas