18.10.2019

Colegio de Arquitectos de la Provincia de Córdoba

En el año 2008 el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Córdoba y FADEA decide lanzar el concurso de Anteproyecto sobre su nueva sede, ubicada en el mismo sitio en que funcionaba.

La idea ganadora desarrollada en el concurso de anteproyectos y posteriormente planteada en la elaboración del proyecto ejecutivo contempla un nuevo edificio institucional a partir de tres plazas.

La primera plaza (sub suelo), desarrolla el auditorio, motivo de la discusión, interacción, eventos y propuestas de los arquitectos, propone un espacio único o subdividido en sectores para actividades menores o superpuestas.

La segunda plaza (planta baja), propone un lugar de encuentro, atención y trabajo, se resuelve mediante un espacio libre, propuesto por una gran estructura que alberga las funciones que tienen que ver con la profesión, los expedientes, la matricula, la atención, la consulta sobre el ejercicio profesional.

La tercera (terraza), es descubierta y verde, propone un lugar de exposiciones, de encuentro, de propuestas en un espacio abierto que puede modificarse en relación a los eventos que se propongan, hace de gran patio verde al corazón de manzana existente.

El edificio propone una estructura inacabada que pueda perdurar en el tiempo y modificarse con los cambios que se produzcan en el ejercicio de la profesión.

La planta libre permite, un desarrollo compartido y transparente de la institución de todos los arquitectos.

Se resuelve con una estructura de hormigón sin otro acabado, donde todas las instalaciones están a la vista, siendo la única expresión propuesta, el espacio, la luz, la tecnología.

Su fachada se resuelve en un espacio interior-exterior que propone un ingreso amplio sobre un volumen ciego de hormigón, como pausa en el desarrollo de la calle y extensión del espacio público, donde el jacaranda existente de la antigua sede (que fue cuidado durante el extenso desarrollo de la obra), es protagonista de la relación interior y exterior de ingreso y sucesivos espacios superiores.

El edificio expresa, y descubre la manifestación del tiempo, el tejido de la ciudad, el patrimonio conformado por las distintas medianeras que rodean al mismo, pudiendo hacer comprender su anclaje, su relación en los distintos relatos propuestos con los edificios vecinos.

El desarrollo del verde periférico permitirá que el interior cambie permanentemente en las distintas estaciones del año.

La propuesta de sus fachadas e interiores expresa un edificio austero, resuelto en hormigón, sin estridencias, intentando siempre dejar descubierto el espacio y la materia, sin perturbaciones de revestimientos y cerramientos innecesarios.

Se propone un relato a través de múltiples espacios de relación interior y exterior, integrándose en un tejido complejo, lleno de texturas, vínculos, historia, producto de sus preexistencias relatadas en el tiempo y el espacio de nuestra ciudad.

IDEA Y PROGRAMA

El proyecto desarrollado siguió fielmente la idea original que nos permitió ganar el concurso ( 2008) , basada principalmente en aprovechamiento del espacio generado en el corazón de manzana , planteando allí el desarrollo de las principales actividades publicas de la institución, en ámbitos espacialmente integrados , contenidos por una estructura-envolvente de hormigón visto y carpinterías con un franco acristalamiento hacia los patios-rajas de iluminación y ventilación planteados hacia las medianeras de este gran espacio central ubicado en el corazón de manzana.

La plaza verde permite un gran cantero central de la manzana que disfrutan la institución y los vecinos, por otro lado permite la recuperación del agua de lluvia y el crecimiento de distintos vegetales.

ESTRUCTURA y ACABADOS

Entendemos que, por el significado del edificio, el material debe ser representativo de la historia y el hacer de los arquitectos.

La estructura de las plazas se resuelve en hormigón mediante un sistema envigado (16 mts) que contiene los elementos acústicos fonoabsorbentes en cielorrasos que provocan el acondicionamiento climático y lumínico del edificio resuelto con cielorrasos suspendidos de apariencia lisa y despojada.

El hormigón visto se expresa con distintas texturas, de tablas, con encofrados fenólicos y martelinado por necesidad en algunas situaciones, materializando las medianeras como soporte de las cajas vidriadas interiores, resueltas estas con vidrios templados sin carpinterías.

Los pisos y revestimientos son monolíticos acompañando el diseño de sus espacios libres.

 

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas