4.6.2015

Centro Cultural del Bicentenario

En noviembre de 2006, se hizo público el fallo del jurado en el concurso internacional “Centro Cultural del Bicentenario”. Fue precedido por un concurso abierto de ideas que resolvió el destino del viejo Palacio de Correos y Telégrafos. Por su envergadura y significación urbana, el Centro Cultural se constituye en pieza clave de los festejos del 2010.

La solución arquitectónica no resultaba sencilla, ya que los límites impuestos por la preservación del edificio parecían en contradicción con las previsiones del nuevo programa, cuyo corazón radicaba en una enorme sala sinfónica. También se solicitaba a los concursantes que propusieran ideas para el entorno urbano. El primer premio fue obtenido por un equipo de fuerte presencia interdisciplinaria, dirigido por dos estudios de arquitectura: Enrique Bares, Federico Bares, Nicolás Bares, y Florencia Schnack de La Plata; Daniel Becker y Claudio Ferrari, de Buenos Aires. Actualmente, a poco más de dos años de la fecha del Bicentenario, se encuentra finalizado el proyecto licitatorio para realizarlo, concurrieron alrededor de cien personas.

Esta breve descripción advierte sobre la complejidad que involucra el proyecto y la construcción de un edificio de esta índole. La operación forma parte del largo e ininterrumpido proceso de construcción de la ciudad, en la que operan decisiones políticas, administrativas y de gestión; definiciones programáticas en manos de diferentes actores sociales; posibilidades económicas que pueden cambiar drásticamente de un momento para otro; objetivas cuestiones técnicas. Pero el centro de esta breve historia no será este complicado proceso –que avala que un edificio exista o no–, sino cómo estas múltiples solicitaciones se convierten en una forma arquitectónica.

El proyecto del Correo condensa algunos de los problemas con los que se enfrenta hoy la arquitectura:
1) la articulación con la ciudad, que no sólo implica la definición de lineamientos generales para el entorno inmediato, o la posible potencia modélica de esta transformación, sino la constitución del mismo edificio en un espacio abierto a la vida urbana
2) la tensión entre el edificio en donde se debe intervenir, de valor patrimonial, y la nueva intervención
3) el carácter colectivo y multidisciplinar de la producción. La centralidad que adquirió en el programa cultural la sala sinfónica implicó cuestiones dimensionales, estructurales y de ingeniería acústica que desafiaron la libertad con la que puede tratarse lo que en la disciplina estética se reconoce como forma.

También te puede interesar
La Nave 3

El primer punto implica una reflexión acerca de las relaciones entre arquitectura y ciudad; el segundo, una postura acerca del difícil balance entre memoria e innovación pasado y futuro; el tercero apunta al tipo de producción que implica la arquitectura: las relaciones entre su ser técnico y su ser artístico, la necesaria transdisciplinariedad de su práctica, los enormes recursos que se ponen en juego.

Esta historia podría contarse sólo con palabras: un ensayo crítico, oportunas ilustraciones. Pero tal opción dejaría al público en el cielo de las ideas, por más concretos que fueran los ejemplos. Por el contrario, una presentación del proyecto a través de planos, detalles de los procedimientos técnicos, cálculos estructurales y acústicos, sólo convocaría a los especialistas. El propósito de este texto, escrito con palabras pero también con imágenes, es el de hacer públicos los procesos que llevan a la consolidación de una forma que pertenecerá simultáneamente, una vez construida, al mundo de lo cotidiano y al mundo de la ilusión.


Visitá el canal en YouTube

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas