16.8.2016

Casa de Arquitectura Rifa G’ 09

En un predio de proporción alargada la vivienda se concibe como respuesta a esta situación y su proporción también deviene en alargada.

El ancho de la misma (casi la mitad del ancho del terreno) convierte los laterales en área de oportunidad, por lo que las proyecciones más acentuadas del espacio interior se dan en direcciones perpendiculares al terreno.

– Pre-proyecto – Concurso
El área social de la vivienda se define como una espina que va adquiriendo privacidad a medida que uno avanza desde el frente hacia el fondo. Ésta se articula cuando es socabada por los volúmenes que albergan actividades más contenidas y/o privadas. Una vez segmentada el área social se genera una sucesión de sutiles conexiones visuales en diagonal que evidencian la forma en que se interconectan mutuamente los espacios y a su vez quedan establecidas las proyecciones expansiones hacia el exterior.

Estas proyecciones van acompañadas de dos tipos de pavimentos que se definen según el programa adyacente en el interior de la vivienda y la característica de la actividad que se pueda llevar a cabo en ésta. Estas plataformas caracterizan el espacio exterior y generan una serie de ámbitos que favorecen la interacción entre sí y con las porciones vírgenes  del terreno. La lógica espacial-material que define estas expansiones deriva en la interacción de cada espacio con uno de los volúmenes macizos a su espalda y un cerramiento de curtain wall hacia adelante lo que acentúa las fugas hacia los laterales.

Aparecen otros tipos de secuencias espaciales cuando estos volúmenes se perforan y permiten visuales transversales que permiten y atraviesan completamente el terreno; patio-cocina-living-deck ó patio-jardín de invierno comedor-parrillero.

Post – proyecto
El ante-preoyecto del concurso presentaba algunas ambigüedades que fueron motivo de revisión en el proceso de ajuste. En este sentido entendíamos que el proyecto podía tomar, entre otros, dos rumbos bien diferenciados. Uno en el que las cajas adquirieran un carácter etéreo y se materializaran de modo que sus espesores fueran mínimos y cuya manifestación no diera indicios de elementos permanentes.

También te puede interesar
Casa Lime

El otro camino era totalmente opuesto: aumentar la masa. Este último fue por el que optamos. Ahora las cajas estarían ancladas al suelo, emergerían de él. Acoplada a esta decisión se extrae la cubierta hacia arriba y se apoya en las cajas, ya que al principio era un elemento que estaba entre las mismas.

Las cajas se convirtieron en portantes y se abandonó la estructura de pilar y viga propuesta en el concurso. Percibíamos que en ese gesto lográbamos que las fachadas fueran la imagen misma de la estructura, tan elemental como un dolmen. De aquí se desprende la decisión de levantar los muros con ladrillo de campo.

El espacio social de la vivienda queda definido por tres elementos: los volúmenes de ladrillo que afloran del suelo; la cubierta de hormigón visto cuyo carácter macizo acompaña la idea de dar refugio; el piso de monolítico gris y hormigón que se escurre entre los volúmenes y que otorgan a la casa la relación con el exterior. Las áreas privadas, de servicios y anexas fueron distribuidas en los distintos volúmenes, cuyo color blanco del interior maximiza la iluminación que es a través de vanos y a su vez potencia el pasaje del espacio-entre al espacio-dentro.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas