13.9.2007

Antigüedades Hernani

San Telmo es mi barrio y es un lugar donde los objetos tienen una segunda vida, ya que es tierra de anticuarios. En San Telmo uno ve el pasado de la Argentina, a veces con nostalgia, otras con envidia y algunas otras con fastidio. Recientemente comenzó a ser plaza de cierto diseño, algunos de colección, otros de los años ’60 y ’70, aunque los objetos a veces se encuentran amontonados como si no se supiera lo que se tiene, locales abarrotados con piezas que merecerían un entorno más adecuado. San Telmo también es un lugar para la preservación como un hecho de moda. Para los arquitectos que nos formamos en el movimiento moderno, la preservación es un mal necesario que entendemos racionalmente pero poco emotivamente, salvo cuando lo que se preserva es de alta calidad.

Un vecino, de historia familiar fuertemente arraigada a San Telmo, nos solicita que proyectemos un local de venta de antigüedades. El hecho inédito de poder operar en un lote que no tenía una propiedad catalogada de valor histórico nos permitió plantear el proyecto sin respetar estructuras existentes. Sin embargo a medida que avanzábamos en su definición tuvimos que convivir con las fuertes restricciones que impone la normativa de un distrito que centra su discurso de defensa patrimonial en el respeto por la fachada y la ‘pisada’ del edificio (FOS). Esta situación definió nuestra estrategia y potenció la idea de ‘neutralidad’, no sólo como fenómeno de percepción, sino como valor esencial del proyecto.

Construir un recipiente para exponer y potenciar obras a descubrir y deleitar nos enfrentó a un tema por demás interesante. Sin embargo el FOS nos orientó; la noción de que el vacío ‘ocupa’ mas que lo construido, nos dirigió a la inmaterialidad de la arquitectura. La transparencia y la integración del patio con el espacio interior generaron una propuesta de interés. A su vez las exigencias, en cuanto a accesibilidad y seguridad, nos dieron pie para generar un elemento de la arquitectura como protagonista y por ende el tema se fue consolidando.

Entendiendo que el valor de esta intervención no reside en sus fachadas exteriores sino en el espacio que se aloja entre ellas (Lao Tse) trabajamos este primer plano como un ‘tatuaje’, un registro de todo el orden geométrico y la estructura de llenos y vacíos que conforma la memoria histórica del lugar. Una fachada casi sin espesor, con un único filo como dato de contemporaneidad. Miro, veo, intuyo? la fachada cambia la percepción interior exterior, no sólo veo, sino que imagino. Una piel de vidrio interior recorre todo el proyecto y define el contenedor. El interior se ‘construye’ con luz, cumpliendo el deseo contemporáneo de hacer desaparecer la fachada como límite físico, se percibe pero no se ve.

El proyecto está concebido como una caja, un contenedor de geometría elemental que acoge objetos de formas diversas. Su forma exterior tiene sus propias razones, las del código urbano, las del apilado o la vecindad, pero nunca la de explicar los objetos contenidos. Tiene compartimentos, jerarquizaciones del espacio interior sin demasiada especificidad y la forma general será, siempre, mas importante que el dibujo de sus divisiones interiores.

La escalera, que a veces sube y a veces baja, de adentro y de afuera, es igual y se comporta como metáfora de las piezas que allí se exponen, estuvieron y vuelven al ruedo comercial, suben y bajan. Por la desmaterialización de la obra tradicionalmente ‘dura’, la virtualidad aparece como una estructura ambiental blanda con su entrada de luz y visuales, convirtiendo a la escalera en un tema arquitectónico esencial, ya que flota en el espacio como un elemento cerrado propio. El adentro y el afuera se articulan por este elemento.

Ricardo Blanco y Roberto Busnelli

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas