16.3.2012

Exposición «La elegancia del dibujo.Crónica de París de Carlos Sáenz de Tejada», en Madrid

La muestra, con más de trescientos dibujos de moda que Carlos Sáenz de Tejada realizó en París durante los años 30, supone una auténtica crónica gráfica donde descubrir al pintor como uno de los grandes artistas de vanguardia de la época.

Un recorrido, casi antropológico, por las tendencias de la Alta Costura, pero también un reflejo del nuevo papel de la mujer de aquellos tiempos, comisariado por Inmaculada Corcho, directora del Museo ABC. Esta entidad custodia más de 900 obras de Sáenz de Tejada en su colección. La muestra se presentó el otoño pasado, por primera vez, en el Museo ABC de Madrid.

Cristóbal Balenciaga Museoa acogerá, en las dos primeras plantas del anexo Palacio Aldamar, desde el 17 de marzo y hasta el próximo 27 de mayo de 2012 la muestra La elegancia del dibujo. Crónica de París. Carlos Sáenz de Tejada. Una colección de más de 300 dibujos a tinta china, acuarelas y guaches de moda  realizados por el artista Carlos Sáenz de Tejada (Tánger, 1897 – Madrid, 1958) desde París en la década de los años 30. La muestra se completará con diversas actividades, en conexion directa con su temática, que buscan abrir el museo a otros visitantes y ofrecer valor a su oferta expositiva.

El trabajo de Sáenz de Tejada en París
La década de los veinte es la de los años locos. Los treinta son los de la Depresión, pero si hablamos de moda, es la época de la revolución. Nace el look andrógino, los baños al sol… Greta Garbo es el modelo a imitar y, por primera vez, las mujeres reinan en la dictadura de la costura: Coco Chanel rivaliza por la corona con Elsa Schiaparelli en una batalla en la que también están Jeanne Lanvin o Madeleine Vionnet.

Durante casi diez años, Carlos Sáenz de Tejada es testigo de primera fila –todavía nadie habla de front row– de todas las novedades que se presentan en los salones de costura de París y de sus entresijos. Cada uno de los desfiles de casas como Worth, Patou, Callot Soeurs, Heim, Paquin o Rochas –donde a las modelos todavía se les denomina  maniquíes-, tiene una crónica ilustrada en las páginas del Diario ABC y del semanario Blanco y Negro. Un mundo de mujeres elegantes –altas como marca la época– y ambientes sofisticados que el artista también recrea para revistas internacionales como las francesas Jardin des Modes y Femina, la alemana Elegant Welt o la americana Harper’s Bazaar. E incluso, con seudónimo, para la competencia de éstas, Vogue.

En el París que se encuentra Sáenz de Tejada en 1926 campa a sus anchas el surrealismo de Dalí y Breton. En Madrid –que abandona durante casi una década–, ha dejado  huérfanas a las vanguardias. Su estudio de la calle Horno de la Mata había sido punto de reunión de sus ideólogos. En la capital del Sena se convierte en un auténtico corresponsal gráfico. Sus dibujos son de una figuración estilizada, dejando atrás sus coqueteos con los ismos de principios del siglo XX o el realismo social.

Carlos Sáenz de Tejada, que nació dos años después que Cristóbal Balenciaga, abandonó Paris en 1936, justo un año antes de que el getariarra llegara a esa ciudad. Por tanto, esta exposición testimonia el momento de la moda creada en París justo antes de que Balenciaga diera comienzo a una nueva etapa en el vestir. Evidentemente, Balenciaga viajó a Paris durante los años 20 y 30, y conoció de primera mano muchas de las pasarelas que tejada ilustró mediante estos dibujos.

Sobre Carlos Sáenz de Tejada
«Carlos Sáenz de Tejada es un artista que empieza a ocupar su sitio en la historia del arte español del siglo XX. O que empieza a ocuparlo, de un modo distinto a como lo ocupó», escribe el crítico y ex director del Museo Reina Sofía, Juan Manuel Bonet. Y añade, «en los últimos años, se ha avanzado mucho en el conocimiento del talento de Sáenz de Tejada total, más allá de los tópicos». Si su pintura, que se implicó a fondo con el realismo social y las vanguardias históricas, ha sido motivo de grandes retrospectivas, ahora es el momento de reivindicar su triunfo como gran ilustrador. La Elegancia del dibujo. Crónica de París reúne los dibujos sobre moda que, durante casi una década, realizó desde la capital del Sena. Unos dibujos que asumen el lenguaje de la modernidad de los años veinte y desprende un estilo sofisticado que tuvo cabida en las grandes revistas internacionales de la época. En la exposición se podrán contemplar los dibujos más representativos que custodia el Museo ABC.

Carlos Sáenz de Tejada y Lezama (Tánger, 1897 – Madrid, 1958) fue uno de los artistas de vanguardia que mejor supo realizar la simbiosis entre elementos visuales futuristas y expresionistas. En 1910 fue enviado a Madrid para formarse y comenzó su trayectoria profesional como ilustrador en El Liberal y La Esfera en 1914. Mientras simultaneaba esta profesión con sus estudios en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, se relacionaba con el medio cultural y artístico madrileño. Cuatro años más tarde, empieza su labor como figurinista teatral y al año ya dibuja habitualmente para el diario republicano La Libertad, colaborando además con diversas editoriales.

Tras una crisis personal a comienzos de la década de 1920, se inicia en el realismo social de cuño sórdido, reflejando la esencia ambiental de los suburbios madrileños. En 1925, un incendio en su estudio destruye gran parte de su obra. A pesar de esto, se convierte en uno de los grandes protagonistas de la Exposición de la Sociedad de Artistas Ibéricos (ESAI) que marcó el punto álgido de la modernidad artística entre el público de arte español.

De Madrid a París. De la pintura a la ilustración
El año 1926 supone un punto de inflexión en su carrera. Abandona su personalidad de pintor de vanguardia, se casa y traslada su residencia a París. La editorial Hachette le contrata inmediatamente y empieza a colaborar con numerosas revistas francesas como Vogue, Modes et Travaux, Jardins des Modes, L’Illustration, Femina… Así como para publicaciones internacionales como las norteamericanas Chicago Tribune, Ladies’ Home Journal, Daily Mail, Household Magazine o New York American; las inglesas Illustrated London News y Sketch; las angloamericanas Harper’s Bazaar, Good Housekeeping, National Magazine, Nash’s Pall Mall Magazine o el grupo editorial National Magazine e incluso para la alemana Elegante Welt. Pero también trabaja en la distancia como ilustrador para medios españoles como La Esfera, Elegancias, Esos Mundos… y libros para diferentes editoriales. En 1931 comienza a colaborar con ABC y Blanco y Negro como ilustrador de moda. Se convierte en un auténtico corresponsal gráfico.

De vuelta a casa
Durante la guerra civil, Sáenz de Tejada se traslada de nuevo a España y comienza a colaborar con diversas publicaciones y para el Departamento de Prensa y Propaganda que retoca y manipula su obra para adaptarla a las necesidades de la propaganda del régimen. Molesto con las manipulaciones que sufre su obra, decide dejar sus colaboraciones y dedicarse a la docencia. Como profesor de la Escuela de Artes y Oficios, impartía clases de pintura mural y, posteriormente, clases de ilustración como profesor de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de la que sería nombrado catedrático.

Entre 1942 y 1958, Tejada realizará numerosas decoraciones murales, entre las que destacan el proyecto para el Hotel Plaza (1949), los murales para el vestíbulo de la casa Heraclio Fournier (1950), Radio Vitoria (1951), Caja de Ahorros de Madrid (1951), Instituto de Investigaciones Agronómicas (1954), Hotel Castellana Hilton de Madrid (1954), proyecto para decoración de los techos de la Casa de Moneda y Timbre (1956), y otros. Después de haber realizado una obra ingente, Tejada falleció en Madrid, el 23 de febrero de 1958.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas