24.9.2013

Espacio público, espacio de reflexión ¿También desde la profesión?

No queda duda de que la ciudad y el espacio público urbano son un medio que invita a la expresión de sus usuarios, ya sean habitantes o visitantes.

Siendo éste necesario para reivindicar sus pensamientos, necesidades e inquietudes. Muchas veces es la ciudad misma y los factores de cambio socioeconómicos que influyen en ella, los que inician estas manifestaciones (artísticas, políticas, sociales…). Aunque parece ser que este aspecto del espacio público ha sido dejado de lado en el desarrollo urbano, donde el hincapié se ha hecho más en su uso recreativo o de consumo que en aquel donde dar lugar a la expresión pública, centrándose gran parte del debate académico en la existencia del espacio público actual como lugar de encuentro (social-recreativo, cohesión social, etc.) y su desaparición como tal. Sin embargo, pensamos que se puede decir que el espacio público ha resurgido en los últimos diez años, ya no sólo como espacio recreativo o de cohesión, sino como de manifestación y expresión.

Manifestación en la plaza de la Encarnación de Sevilla

Resulta interesante ver como los cambios socio-económicos de la última década han reactivado el espacio público, devolviéndole todo su significado e incluso a veces trasladándolo a espacios institucionalizados. Ya sea esto último hecho expresamente o no. Resulta igualmente interesante ver como los poderes que actúan en este momento intentan influir en estas manifestaciones, haciendo así mismo uso del espacio público y de los medios sociales. La ciudad parece estar recobrando su papel como espacio de manifestación, en el que se puede hacer una relectura de la situación social actual.

Todo esto nos parece realmente significativo, se siente en el aire la sensación de que estamos empezando a despertar de un letargo en el que nos habíamos sumido desde finales del siglo XX. Donde las últimas manifestaciones urbanas entorno a la situación social del momento parecían haber desaparecido para no ser más que una anécdota o ubicarse en latitudes y momentos muy puntuales. En ese sentido somos de la opinión que el Nueva York de los años ´60 puede ser considerado como un buen ejemplo de cómo el espacio público ha sido usado como espacio reivindicativo y cómo los cambios socio-económicos que se reflejaban en la ciudad dieron lugar a expresiones artísticas y sociales, manifestándose sobre ellas y ofreciendo una crítica para ser interpretada por el observador, o ciudadano, que hasta entonces se mantenía al margen de la situación pero que en ese momento se veía forzado a formar una opinión al respecto. Estamos hablando de los trabajos de Hans Haacke, Gordon Matta-Clark (más conocido por todos por la estética de su trabajo) Martha Rosler y Camilo Vergara entre otros. También se pueden establecer similitudes entre el posicionamiento de organismos institucionalizados de aquella época y la actual, cuando se ven enfrentados a situaciones que reivindican el espacio público como soporte de expresión.

Shapolsky et al Manhattan Real Estate Holdings, A Real-Time Social System as of May 1, 1971. Hans Haacke (1)

Un ejemplo actual de ese encuentro entre espacio público y su traslado a espacios institucionalizados se encuentra en la Bienal de Estambul, que está dedicada al papel progresista que cumple el arte dentro de la democracia y el debate público. A principios de junio de 2013 se manifestaba un grupo de activistas, artistas y estudiantes en el parque Gezi contra la construcción de un centro comercial en el mismo. Siendo este parque una de las últimas zonas verdes de la ciudad, se ha convertido en un símbolo de resistencia creativa. No es por nada que el tema de la bienal de este año es el dominio público como fórum político que quiere establecer un diálogo crítico sobre las consecuencias sociales de proyectos implementados de forma “top-down”, como el parque Gerzi. Según Fulya Erdemci (curadora de la décimo tercera bienal de Estambul) ya se trate de la transformación del entorno urbano, asegurar el espacio público como espacio público o la libertad del social media, la noción del dominio público es inseparable de cuestiones como la democracia, el neoliberalismo político y los modelos económico-espaciales (2).

Sin embargo, la organización de la bienal intervino durante una demostración de protesta que se trasladó del parque Gezi a uno de los seminarios públicos que habían sido organizados, evitando que ésta siguiera adelante. Después de lo cual un grupo de artistas envió una carta abierta pidiendo a Flya Erdemci y la IKSV que revisasen su actitud autoritaria y “non-comunicativa” ya que la institución estaba saboteando el mismo tema que querían sacar a colación durante la bienal: la expresión del ciudadano ante la situación actual y sus posibilidades para hacerse escuchar.

Protesta en el parque Gezi, Estambul, 15 de junio 2013

Lo que nos hace pensar en el episodio de Gordon Matta-Clark en el prestigioso Institute for Architecture and Urban Studies (IAUS) de la ciudad de Nueva York (3). En 1976 Matta-Clark fue invitado a participar en la exposición “Idea as a model”. Hay que explicar que el IAUS se había fundado como alternativa crítica a las instituciones de la arquitectura hegemónica en la ciudad. Se había pensado que Matta-Clark expusiese uno de sus ya conocidos “cortes” en una sala sin ventanas, pero en vez de eso él decidió colocar en las ventanas del Instituto fotografías de edificios construidos recientemente y abandonados por actuaciones especulativas (projects). Estos edificios se distinguían entre otras cosaspor sus cristales rotos debido a actos vandálicos. A continuación pidió permiso al Instituto para romper algunos de los cristales del edificio, que ya estaban quebrados, donde se hacía la exposición. La noche anterior a la apertura, Gordon quebró de forma clandestina el resto de las ventanas del edificio. Sin embargo, a la mañana siguiente fueron repuestos todos por vidrios nuevos mientras se añadía que “a diferencia de las fachadas de los projects (4), las ventanas del centro sí eran de fácil reparación”. Con esto se dio por concluida la intervención clandestina de Matta-Clark y a su vez completó su significado: la institución quería dar a conocer de forma “académica” lo que estaba pasando, pero no participar de su manifestación, al igual que sucedió en Estambul.

Window blow-out, Gordon Matta-Clark, 1975

Más allá de estas anécdotas necesarias para dejar ver la relación entre el espacio público y la reivindicación de una situación, lo que más nos llama la atención es ver que esta expresión ciudadana que hace uso de las calles y plazas de la ciudad, o incluso instituciones, está siendo puesta de manifiesto por profesionales fuera del ámbito del urbanismo y de la arquitectura. O más sorprendente aún: que sean otros ámbitos y no el nuestro los que han iniciado el debate sobre/en la ciudad y el “espacio público”. O al menos así parece ser.

En este sentido, un trabajo que nos parece realmente interesante es el de Roberto Fernández Droguett: “El espacio público en disputa: manifestaciones públicas, ciudad y ciudadanía en el Chile actual” (5). Donde indica que la ocupación del espacio público por la ciudadanía, “indignados” en España, la “primavera árabe”, el movimiento “Occupy” en otros países, etc., constituye la negación de un modelo de ciudad determinado, y además rebate el postulado de crisis o muerte del espacio público como espacio de expresión ciudadana. Abogando por un espacio público “no solamente de circulación e interacción, sino como espacio político”.

La ciudad y su entorno no surgen solamente de su diseño, el diseño está ligado a una serie de factores políticos y económicos que deben de ser tenidos en cuenta, siendo conscientes del momento en el que están presentes esos factores y por qué. Como dice Henk W. J. Ovink (6), hay que confrontar clima con segregación, calidad con desempleo, innovación con movilidad, creatividad con recesión y economía ya que la ciudad es todo esto y más. Dar la posibilidad al ciudadano de manifestarse y estudiar qué posibilidades ofrece la ciudad para esto, qué lugar les damos para modificar el entorno.

Somos de la opinión de que es hora de que el espacio público empiece a cobrar de nuevo su importancia como “derecho a la ciudad” y que esta discusión no sólo se genere dentro de ámbitos artísticos, sociológicos y/o psicológicos sino también dentro de la profesión del urbanismo y la arquitectura. Como también nos parece necesario que el debate sobre la influencia que los factores políticos y económicos tienen en la ciudad, y por tanto en el espacio público, sean parte esencial de la enseñanza. Dejándose de lado ese discurso hegemónico de la arquitectura y el urbanismo donde la ciudad se construye como un espacio estrictamente físico, utilitario y estético.

En este aspecto nos parecen imprescindibles cátedras como las de Wouter Vanstiphout en Delf sobre “Desing as Politics” (7) o, más cerca de casa, cursos como el de “Teoría y crítica de la arquitectura” de Fredy Massad y Alicia Guerrero Yeste (8) que se imparte en la ESARQ-Universitat Internacional de Catalunya,para poder dar esa mirada crítica tan necesaria a la profesión y sobre todo al entorno urbano en el que se desarrolla.

La ciudad es el lugar donde política y diseño se dan la mano, aunque muchas veces parecemos no ser conscientes de las implicaciones que conllevan desarrollos urbanos pensados en un contexto y con un fin determinados. Sobre esto último, os dejamos como reflexión dos videos que hablan por si mismos.

1. Publicado en la revista chilena Bifurcaciones. “Home sweet home” es un documental audiovisual realizado por Zaunka en colaboración con las artistas británicas Sarah Colson, Anna Batchelor y el apoyo de Shopwork.

“Ferrier State” es un gran conjunto de vivienda social levantada a finales de los sesenta por el gobierno británico. Hoy, este tipo de construcciones sociales está siendo demolido para dar paso a reurbanizaciones con fines claramente comerciales. Los habitantes de este particular barrio del sur de Londres se han sentido forzados a abandonar sus casas debido a la presión que el ayuntamiento está ejerciendo sobre ellos; una presión que roza el acoso. Para quienes se resisten a abandonar su barrio, la vida allí se está convirtiendo en una auténtica pesadilla.

http://www.bifurcaciones.cl/2013/03/home-sweet-home/

2. Publicado en Strelka Talks, un nuevo proyecto del equipo de educación Strelka. “Damn the Masters’ Plan!” es una conferencia de Wouter Vanstiphout sobre los movimientos de protesta callejeros desde Detroit en los años ’60, pasando por el París de 2005 hasta Londres en 2011. Vanstiphout analiza la compleja relación establecida entre ciertos tipos de desarrollo urbano y el profundo descontento de los ciudadanos.

http://vimeo.com/62417485

SUJU Architectuur, Holanda (Susana Aparicio Lardiés & Juan Alonso)

Notas

(1) Hans Haacke (http://ewaneumann.com/websites/haacke/shapolsky.html)

(2) Artículo “Taksim is overal” (Taksim está en todas partes) de Cristel Vesters para la revista de arte Metropolis M, No 4-2013 Aug-sep

(3) Sombras de la ciudad. Arte y transformación urbana en Nueva York, 1970-1990. Iria Candela Iglesias, 2007. Editorial Alianza Forma.

(4) Parece ser que algunos arquitectos de la talla de Eisenman, Graves o Meier “pusieron la arquitectura moderna al servicio de los problemas de vivienda en la urbe”, diseñando una serie de projects que “no funcionaron y acabaron sucumbiendo a la delincuencia de la pandillas callejeras”. (Sombras de la ciudad, pag. 41-42). Los projects son edificios de viviendas sociales promovidas desde el sector público o privado en áreas deprimidas de la ciudad, generalmente en guetos, y proyectados para alojar a un gran número de familias pobres (Sombras de la ciudad, pag 188).

(5) Roberto Fernández Droguett, ensayo publicado en la revista digital Psicoperspectivas de la Escuela de Psicología de la Pontifica Universidad Católica de Valparaiso, Chile. Vol. 12, No. 2 (2013). El pdf del artículo se puede descargar aquíhttp://www.psicoperspectivas.cl/index.php/psicoperspectivas/article/view/278.

Roberto Fernández Droguett es Psicólogo Universidad ARCiS. Magíster en Psicología Social Universidad Autónoma de Barcelona / Universidad ARCiS. Candidato a doctor en Arquitectura y Estudios urbanos, Pontificia Universidad Católica de Chile. Académico departamento de Psicología, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Chile

(6) Henk W. J. Ovink. Director Ordenamiento Territorial Nacional VROM (Ministerio de Infrastructuras, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente)

(7) Design as Politics. Chair at the Architecture Faculty of Delft University of Technology, led by Wouter Vanstiphout. http://designaspolitics.nl

(8) Fredy Massad (arquitecto) y Alicia Guerrero Yeste (licenciada en Historia del Arte) establecieron ¿btbW/Architecture en 1996, dedicando su práctica conjunta a la crítica y análisis sobre la arquitectura contemporánea http://www.btbwarchitecture.com Podéis encontrar los textos de los alumnos de “Teoría y crítica de la arquitectura” publicados en el blog Viva la Crítica! http://criticaesarq.wordpress.com/

Más información > http://www.laciudadviva.org/blogs/?p=18701

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas