17.3.2014

Café de las Ciudades, Marzo 2014

Un reciente trabajo de investigación de María Emilia Murcia se agrega a la reflexión en curso sobre los límites y oportunidades de la manzana urbana latinoamericana, "ADN" del urbanismo en la región. Las Manzanas Comunitarias, hacia un cambio de paradigma, publicado en la Revista Proyección Nº 13, del Instituto CIFOT, toma como caso de estudio la ciudad de Corrientes, en Argentina.

Tras analizar el desarrollo histórico de la manzana urbana correntina y compararlo con ejemplos de Barcelona, Tucumán y La Plata, Murcia señala la pérdida de las cualidades ambientales y sociales del pulmón de manzana y propone una alternativa para futuros desarrollos de expansión urbana y vivienda social de densidad media: la manzana comun itaria.

Esta opción relaciona la forma de división de la manzana de 120 metros de lado y la propuesta de un pulmón central de uso recreativo comunitario con los ajustes normativos en cuanto a ocupación del suelo y capacidad constructiva de los lotes que rodean ese espacio común de 1.600 m2 («patio vecinal»). Según la autora, «El planteamiento de la propuesta será un debate que tarde o temprano se tendrá que asumir en las instituciones públ icas para que nuestras ciudades cambien su modelo extensionista de expansión de la trama urbana por una trama compacta, logrando así que la ciudad sea el lugar del contacto, de regulación y de intercambio».

La POSICión de este número, sobre el Paseo del Buen Pastor cordobés, está también relacionada a la idea de generar espacio público al interior de las manzanas urbanas; el tema ya fue tratado en notas anteriores, como por ejemplo Dos manzanas del Centro de Buenos Aires en el número 46, Crónica de un desencuentro, por Tony Diaz, y La «manzana latinoamericana» de MVRDV para Emmen en el número 130. Seguramente, seguirá siendo motivo de reflexión, en especial en el contexto de esa necesaria discusión entre expansión periférica anti-urbana y recuperación de los centros urbanos tradicionales.

Lugares
Fragmentos de Japón
La lógica de los layers urbanos I Por Demián Rotbart
La ausencia de envoltorios de mochi, colillas de cigarrillo o boletos de tren resulta sorprendente ante otra ausencia; en Tokio no hay tachos de basura, a excepción de unos contenedores para tirar latas y botellas, maridados con las máquinas expendedoras de bebidas -omnipresentes en las calles de Japón-, pero que no invitan a empujar una cáscara de banana por los escasos centímetros de sus bocas circulares. Esta aparente fobia por los tachos se inició luego de los atentados en la red de subte en 1995, cuando entre las medidas adoptadas por el gobierno se retiraron los cestos de lugares públicos, a pesar de que no hab&iacu te;an sido usados en el atentado. Frente a la ausencia total de tachos públicos, en los comercios, hoteles y viviendas el sistema de residuos roza lo agobiante. Leyes sobre reciclaje y manuales de uso interminables configuran un sistema que -aunque varía entre municipios- se basa en cinco tachos separados para papel, envases de PET, vidrio y aluminio (a veces metal), incinerables y no incinerables.
Leer más >>

Política de las ciudades
La calle y su propiedad
¿Quién hace la calle, quién la usa, para qué sirve? I Por Jordi Borja
El poder político, sea cual sea, teme a la gente en la calle. Su vocación es el «control». En unos casos de una manera explícita, amenazadora, violenta, propia de los gobiernos autoritarios (en tiempos del franquismo en España cualquier un grupo de más de tres personas podía ser disuelto por las fuerzas policiales; la revista Ejército publicó en 1972 una serie de artículos sobre Urbanismo y seguridad en que proponía concentrar a los sectores populares en guetos separados de la ciudad formal y que fueran fácilmen te controlados y ocupados por las «fuerzas del orden»). En otros casos de forma indirecta, priorizando la circulación, el diseño de espacios públicos que no permitan las concentraciones (por ejemplo mediante zonas ajardinadas), permisividad ante la privatización de las calles por parte de los propietarios u ocupantes de los inmuebles adyacentes, supresión de elementos de mobiliario urbano que permiten la convivencia y el dialogo entre personas (por ejemplo los bancos), etc.
Leer más >>

Territorio de las ciudades
La sección del valle desde las colinas hasta el mar
«Nuestras regiones y comunidades con todas sus particularidades de lugar, trabajo y gente» I Por Patrick Geddes
Recurramos a una muy evidente interpretación agrícola. Pensemos en nuestros antepasados en los días pasados de la colonización de América o Europa. Cada uno guía su propio arado a través de su propia tierra, sin colaboración alguna. Cada cual puede silbar esa vieja tonada «I care for nobody, not I; and nobody cares for me» (no me importa nadie, excepto yo mismo; y a nadie le importo yo). Cada uno, para decirlo en pocas palabras, ‘se ocupa de sus asuntos’ y deja que los demás se las arreglen por su cuenta. Esta es la civilización del cultivo del maíz. La tierra es arada y sembrada por e l mismo hombre que siega la cosecha. Las mujeres y los niños sólo son ayudantes accesorios durante la cosecha. Aquí, pues, en el cultivo de los cereales en Occidente, desde la antigua Roma hasta la América contemporánea, tenemos el factor fundamental de nuestra moderna concepción occidental de la individualidad y la independencia. Pero si somos orientales y lo que cultivamos es arroz, la situación es muy diferente.
Leer más >>

POSICiones cordobesas
Paseo del Buen Pastor
El vacío apropiado en Nueva Córdoba I Por Marcelo Corti
En una ciudad que ha sufrido en los últimos años una continua enajenación de su suelo estatal, el programa público elegido para el Buen Pastor resulta una especie de milagro, al que muy posiblemente explica la necesidad de tomar distancia de un emblemático hecho de corrupción de la década del ’90, cuando un diputado provincial intentó venderle la cárcel a un millonario alemán para que construyera un casino… Un programa público y un vacío oportuno en el tejido urbano más denso de Córdoba sostienen así uno de los espacios más usados, apropiados y vibrantes de la ciudad; un espacio que hasta puede soportar el kitsch de las aguas danzantes que en diversas horas del día celebran la música de Queen y otros hits de todos los tiempos. Se ha criticado al Buen Pastor por la destrucción de buena parte del edificio de la antigua cárcel; sin embargo, la misma Marina Waisman sostuvo en su momento, muchos años antes de la operación, que solo la capilla mantenida por el proyecto tenía algún valor patrimonial. A cambio, la intervención genera sitios convocantes, donde un mínimo mobiliario urbano pero, especialmente, la fuerza de ese vacío permiten la conformación de un es pacio representativo.
Leer más >>

La mirada del flâneur
Escritos fronterizos (II)
Experiencias y experimentos pre-porteños I Por Carmelo Ricot
El mal que aqueja a la Argentina es su derecha. Solitaria ocupante del espectro ideológico, en sus múltiples versiones la fuerza que pregona la reivindicación de los privilegios y la profundización de las relaciones de poder existentes tiene dominado el debate sobre cuanto tema o circunstancia se establezca en nuestra sociedad. Si por cortas etapas del devenir histórico ha quedado acorralada en sus propias mentiras y en los recurrentes fracasos a los que ha arrastrado al país, su capacidad de regeneración le permite, como al poeta niño de Baudelaire, nutrirse de las mismas escupidas que recibe en repudio a sus calamidades, de las mismas heces con que ahoga a un pueblo humillado por sus desatinos («en todo lo que come, y en todo lo que bebe, vuelve a encontrar el néctar bermejo y la ambrosía»). Sin otro prejuicio que el de su propia perpetuación, la derecha argentina no escatimará contradicciones, mentiras ni felonías en su afán de reacomodar los ires y venires de la política a los intereses parasitarios de los sectores que acumulan la riqueza de la sociedad (una riqueza, quede esto claro, que no generan ni estimulan).
Leer más >>

Cultura, Política y Economía de las ciudades
El lobo cordubensis
Breakiiiing bad I Por Marcelo Corti
Más allá de la obvia connotación política y de las limitaciones que tiene cualquier pretencioso psicoanálisis de entrecasa y desde el Sur a un colectivo de centenares de millones de personas del país más poderoso de mundo con el solo recurso de un par de películas y una serie, es bastante evidente que en ellas resulta un factor común la subyacente y culpable fascinación del espectador ante dos maneras similares de ganar dinero en grandes cantidades y por fuera de la ética del trabajo que desde Weber suponemos propia del capitalismo: el narcotráfico y la especulación en la Bolsa (la especulación fraudulenta, suponiendo que haya otra que no lo sea). La citada identidad estructural de las tres películas de Scorsese podrían leerse como una sutil identificación entre negocios mafiosos y negocios bursátiles. Tanto en Buenos Muchachos como en Casino y en El lobo…, la película es narrada en off (o en brechtianos parlamentos a la cámara de Jordan Belfort, el lobo) por sus protagonistas, buenos alumnos de expertos docentes que van ascendiendo en su carrera hasta llegar a una cima de la que son desalojados por excesos propios o ajenos.
Leer más >>

Terquedades
Una mirada arrabalera a Buenos Aires I Columna a cargo de Mario L. Tercco.
En este número: Terquedad recurrente de las ocupaciones.
Leer más >>

Mensajes al café
Fábio Duarte sobre los rolezinhos y el modelo de desarrollo brasileño, y un Comunicado sobre la reconstrucción post-terremoto en Chile.
Leer más >>

Café corto
Encuentros, Jornadas, Seminarios, Congresos: Teorías Urbanas Contemporáneas, en la UBA – Ciudades Vivibles, en Guadalajara – Proyecto, Participación y Habitar, Seminario en FADU-UBA – Megaeventos, en Rio de Janeiro y Niteroi – VIII Encuentro Argentino de Transporte Fluvial, en Rosario – Visita técnica a Freiburg – VI Encuentro de Docentes e Investigadores en Historia del Diseño, la Arquitectura y la Ciudad, en La Plata – 51º Congreso Mundial de la IFLA, en Buenos Aires – UPE11- Conducir las transformaciones urbanas, en La Plata – IX Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo, en Rosario – Congreso Latinoamericano de Transporte Público y Urbano, en Rosario Convocatorias y Concursos: Critical Housing Analysis – City to City Barcelona FAD Award 2014 – Concurso Buenas Prácticas Dubai – Concursos Holcim de construcción sostenible – riURB, nuevo número y seminario – Convocatoria de artículos para Arquisur – Convocatoria Revista Apuntes, Patrimonio Arqueológico Cursos y programas académicos: Master en Gestión de la Ciudad – Maestría en Planificación Urbana-Regional, en la UBA – ITEMCIUDAD, Capacitación en Planificación Urbano Territorial en Municipios – Diplomatura en Catastro aplicado al Desarrollo Urbano, en Córdoba – Maestría en Economía Urbana en la Di Tella – Taller Libre de Proyecto Social, en la FADU-UBA – Licenciatura en gestión de negocios inmobiliarios y proyectos de desarrollo urbano, en la UMET – Especialización en Política y Planificación del Transporte Instituto del Transporte – UNSAM Exposiciones y muestras: Con o Sin Techo, exposición itinerante – Otto Karvonen; jaulas para inmigrantes en Madrid – Justo delante de nosotros. Otras cartografías del Rif, en el MACBA – Esther Pizarro. Un Jardín Japonés, Topografías Del Vacío en Madrid – Nueva York, Fukushima y Australia por Wenders, fotos en Lleida Noticias y publicaciones: Seguridad de la Tenencia, por Raquel Rolnik – Interconexión de los Sistemas Eléctricos en Chile – Documentos Académicos de Arquitectura – Subdivisiones zombies en Land Lines – Espacio público, urbanismo

Más información > http://www.cafedelasciudades.com.ar/

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas