Casa en la Duna

luciano kruk
802

Casa VP se ubica en el barrio marítimo Costa Esmeralda, a trece kilómetros al norte de la ciudad de Pinamar y cuatro horas de la ciudad de Buenos Aires.

El lote se sitúa sobre una calle en cuyo remate se dispone un cul-de-sac y cuyo  trazo curvo define su silueta trapezoidal, con un frente de mayor amplitud que su fondo. Originalmente se presentaba impenetrable, completamente cubierto de acacias, pero desprovisto de vegetación arbórea (particularmente de pinos, plantación típica de Costa Esmeralda).

El terreno sigue la topografía de los médanos naturales del lugar. Hacia la calle presenta una superficie plana que en su zona media desciende abruptamente por una barranca hasta descansar nuevamente, hacia su fondo, en terreno llano.

El pedido del cliente consistió en una casa de veraneo típica para ser vivida  por él y su familia, pero que también pudiera adecuarse a un uso estándar para ser rentada. El área social debía constituirse como el espacio protagónico de la casa. La cocina, conectada con el estar-comedor, debía ser amplia, y estar comunicada, a su vez, con un espacio semicubierto exterior que albergara una parrilla. Además de la conexión con la cocina, este semicubierto debía formar parte de un espacio exterior, que sirviese de expansión del estar-comedor. En cuanto al área privada, el comitente planteó el requerimiento de que la casa se equipara con tres dormitorios; el principal en suite y otros dos, distanciados de éste, con baño compartido. La materialidad elegida fue el hormigón visto, por ser éste un material de nulo mantenimiento.

La propuesta del Estudio fue organizar el programa de usos en un objeto arquitectónico que se vinculase armoniosamente con la topografía del lote, intentando generar el menor impacto ambiental posible. La vivienda se adecuaría a su entorno acompañando la disposición del relieve natural del terreno por medio del soterramiento de parte de su volumen en coincidencia con la barranca.

Debido a que el loteo en tira permite la construcción de viviendas relativamente próximas se decidió, para ganar aire y privacidad, retirar la casa frontalmente más allá de los límites exigidos por reglamento. Gracias a este retiro, a los paramentos laterales mayormente oclusos y a la permeabilidad de las fachadas del frente y del contrafrente, fue posible lograr la configuración de una casa de espacios suficientemente privados y desprovistos de miradas externas que pudieran invadir su intimidad.
La planta de nivel de acceso –coincidente con la cota de nivel más alta del predio- alojó los usos de carácter social. Con visuales ininterrumpidas desde el frente al contrafrente, ésta se asoma al espacio verde posterior desde un deck que balconea sobre la barranca; mientras que la planta de uso privado, queda cobijada por debajo de la expansión descubierta de la planta social.

La circulación vertical -compuesta por una escalera interior que vincula el área social con la privada y otra exterior que conduce desde el deck (expansión de la primera) hacia el verde natural- se sitúa en una misma línea, línea que interviene como organizadora espacial. En la planta superior ésta independiza el área de estar de la sucesión de espacios cocina-comedor-parrilla; mientras que en la inferior, en concordancia con lo solicitado por el cliente, emancipa al dormitorio principal de los dormitorios secundarios.

La planta superior goza de vistas longitudinales francas desde cuyo contrafrente puede contemplarse, desde un primer plano, un paisaje agreste de acacias y, a mayor distancia, un valle de altos pinos. Los dormitorios, dispuestos en la parte más baja del lote, se abren directamente al verde por medio de espacios semicubiertos privados en estrecha continuidad con el entorno natural.

La escalera exterior se escurre entre dos grandes cajones de hormigón contenedores, uno, de un espejo de agua y una piscina, y el otro, de un jardín. Ambos se relacionan directamente con el deck de expansión del área social. Estos cajones, contenedores de agua, tierra y plantas, colaboran con la aislación térmica de los dormitorios de la planta inferior.

Más allá de la contribución al control solar provisto por la expansión de la planta superior sobre la planta de los dormitorios, el semicubierto sobre el deck y las losas en voladizo que reducen la incidencia solar directa sobre las superficies vidriadas, la vivienda se encuentra equipada con sistemas de acondicionamiento térmico de refrigeración tipo Split y de calefacción por piso radiante y salamandra.

La propuesta estética expresa la complementariedad y, a su vez, el fuerte contraste entre la noble expresión manifiesta del hormigón desnudo, presente en toda la vivienda, y la de los refinados elementos de terminación constituidos por las carpinterías de aluminio anodizado, el vidrio y los pisos lisos de cemento llaneado.

Información de la obra

Otras obras del autor

Comentarios

Cargando comentarios…