HOTEL CAMPESTRE

Visual-Arquitectura
El trazado del edificio se desarrolla a partir de una lectura clara de la topografía, con base en las líneas de contorno, como una referencia a las plataformas y la necesidad de proyectar un edificio bajo que no obstruya la visual de la ladera de la montaña. Creando así un dibujo en el paisaje, un volumen posado sobre la inclinación, a lo largo de toda una franja de la ladera y hacia la belleza del ritmo lineal de las habitaciones.
3124

La pequeña y singular construcción se levanta sobre una finca de 5.500 metros cuadrados situada en Chicá, Capira, Panamá.
Un entorno natural privilegiado compuesto por el paisaje protegido del parque Nacional Campana, en una de las zonas aun vírgenes de esta región a distantes 60 min. de la ciudad capital.  

El trazado del edificio se desarrolla a partir de una lectura clara de la topografía, con base en las líneas de contorno, como una referencia a las plataformas y la necesidad de proyectar un edificio bajo que no obstruya la visual de la ladera de la montaña.

Al emplazadarse sobre la continuidad del nivel 13.00 y 14.00, brinda un recorrido lineal a lo largo de todo el edificio con un corredor exterior que unifica el conjunto de habitaciones, sigue la pendiente del terreno y se abre hacia un jardin interior sin necesidad de una solucion de escaleras, a excepción del acceso al segundo nivel que cuenta con 5 habitaciones y el acceso a la terraza mirador. 

El programa, además del restoran y 14 habitaciones con baño privado, contempla una piscina, pequeños locales comerciales, lavanderia, bar, una zona administrativa y un espacio de relajación en la cima de la colina. Complementando el programa, se incorpora la utilización de la zona de la ladera contigua al corredor para el uso como huerto, zona de esparcimiento y proyecciones de peliculas que aportan un atractivo adicional al proyecto.
El sitio donde se encuentra el edificio nos determino el carácter que debia contener el mismo; el realze en todo momento de las vistas con espacios de ocio, descanso y entretenimiento; es por ello que se dispone de habitaciones ordenadas radialmente orientadas al disfrute de la vista y separadas una de otras para intorducir el concepto de cabañas alineadas.

Creando así un dibujo en el paisaje, un volumen posado sobre la inclinación, a lo largo de toda una franja de la ladera y hacia la belleza del ritmo lineal de las habitaciones.
El fin buscado con el proyecto es ofrecer al viajero una alternativa de turismo que busca promover el entendimiento del entorno natural y  su conservación en base a un desarrollo turístico sostenible centrado en el respeto y disfrute de las áreas medioambientales. 
La diferencia en este caso reside en pretender superar los conceptos dominantes de este tipo de proyectos que agotan la relación  turismo rural – arquitectura popular – tradición, para pasar a desarrollar un modelo que asocie las necesarias nuevas relaciones entre  
turismo rural – arquitectura contemporánea – cultura medioambiental.

Información de la obra

Otras obras del autor

Comentarios

Cargando comentarios…