Sendero Ecológico La Delicia

estudio685
En la ciudad de Río Verde (Tungurahua-Ecuador), con la participación social del Caserío La Delicia y una participación gubernamental activa se ha consolidado este proyecto de sendero ecológico que dará servicio a cerca de 40 familias y brindará zonas de contemplación, descanso e infraestructura para el turismo. La propuesta trabaja en 3 ejes principales: PARTICIPACIÓN + PAISAJE + AMBIENTE
1499

A una hora de la Ciudad de Baños de Agua Santa, en la provincia de Tungurahua, encontramos la parroquia de Río Verde que cuenta con un gran recurso natural y se caracteriza por poseer uno de los más grandiosos atractivos naturales del país, el Pailón del Diablo; enfrentado al acceso de este complejo turístico se encuentra el Caserío La Delicia, una población de aproximadamente 40 familias ubicadas en el borde de un sendero que se ha formado en una montaña por el paso de los años. Actualmente, este sendero tiene varios problemas de accesibilidad: su configuración geológica con limos y arcillas en contacto con el agua lluvia genera una superficie inestable para el usuario; no cuenta con una evacuación adecuada del agua lluvia; no posee iluminación; en ciertos tramos existen derrumbes y el sendero se vuelve extremadamente inseguro. Además, la mayor parte de las familias cuenta con adultos mayores que sufren de problemas al caminar y algunos han perdido la vista.

Con estas premisas, el equipo de Estudio 685 realizó un levantamiento exhaustivo de información y se analizaron las soluciones inmediatas para solucionar los revestimientos y servicios que este sendero debía proveer a sus usuarios, pero que de forma paralela pueda generar un atractivo turístico porque la configuración propia del ascenso provoca varios puntos de contemplación que podían ser potenciados a través de su topografía.

Esta información permite establecer una estrategia que potencie la relación entre los habitantes locales y los visitantes, el sendero funcionará como un instrumento urbano que posibilite generar un desarrollo a nivel económico, social, ambiental, turístico, mejorar el nivel de vida y brindar un servicio de accesibilidad esencial en un lugar con estas características.

El sendero se resuelve a través de 3 estrategias principales:

1. PARTICIPACIÓN. Las necesidades de la población eran numerosas después del levantamiento de información, por esta razón, era necesario incorporar a los usuarios como participantes directos y activos de la propuesta. De esta forma el proceso llevo a una etapa de idealización del proyecto, una propuesta a través de diálogos y debates nutritivos y una etapa de aceptación y acuerdos con el proyecto definitivo. Para poder llevar a cabo un sinnúmero de requerimientos paralelos en relación a la factibilidad del proyecto, esta iniciativa contó con la participación gubernamental directa a través del MIDUVI, GAD BAÑOS, PLAN PITI y JUNTA PARROQUIAL DE RIO VERDE.​

2. PAISAJE. Por una parte propone una estrategia global para los revestimientos del camino a través de adoquín, piedra reciclada del mismo lugar y piedra bola proveniente del río; una estrategia para la canalización del agua y un sistema de iluminación tangencial al camino que no afecte a los ecosistemas de insectos que se encuentran en el lugar, por otro lado y con esta misma esencia, se propone la construcción de varios instrumentos arquitectónicos que interactúan con la configuración del paisaje propio, con este objetivo, se proponen 3 elementos arquitectónicos que potencian la relación del paisaje con el usuario:

  • Las terrazas, son plataformas que se generan cuando en el ascenso la topografía provoca cambios bruscos en las pendientes que se alcanzan, de esta manera mediante una plataforma, es posible generar una prolongación del terreno sobre el mismo camino que generan un túnel en la parte inferior y un punto de contemplación sobre estas terrazas.
  • La plaza, este espacio surge de la identificación de un lugar casi plano a manera de explanada en todo el trayecto y que tiene una contemplación directa en 360 grados con todo el paisaje próximo, a esta, se la articula mediante el uso de zonas de estar y descanso, iluminación, baterías sanitarias y bebederos.
  • Plaza Mirador, al llegar al punto más alto del trayecto a una longitud de 1,5 km y una altura aproximada de 250 ms. desde el acceso; se llega a una explanada menos amplia que la plaza, pero que permite consolidar un elemento vertical que gira sobre su centro cuando se lo recorre, imitando la propia configuración de recorrido del sendero. Esto, permite contemplar varios hitos en 360 grados de visuales, entre estos: el centro urbano de Río Verde, el entorno próximo, el volcán Tungurahua y el caserío en su totalidad, llegando ésta a generar una zona de interpretación de la configuración natural de todo el recorrido.

​​3. ​AMBIENTAL. La estrategia ambiental se basa en potenciar los elementos propios del lugar a través de la exploración de la flora endémica, su siembra, mantenimiento y crecimiento a largo plazo que permite atraer especies de fauna propias del lugar. Esto posibilita: evitar la erosión de la montaña, convertir al recorrido en un cinturón verde, obtener frutos propios de la zona y concienciar a los habitantes del lugar sobre la pertenencia de esta flora, porque, a través de mingas se incentiva el cuidado de esta vegetación y logra generar una unidad con vecinos y con turistas que visitan el lugar.

 

 

 

 

 

Información de la obra

Otras obras del autor

Comentarios

Cargando comentarios…