Raices

Tamara A. Beni
El concepto del diseño se basó en resignificar y poner en valor nuestras raíces, la esencia que nos caracteriza, lo que nos pertenece y da identidad, inspirándonos en nuestro símbolo el Ceibo, para lo cual se representó esculturalmente en cestería botánica.
1267

Sus raíces se arraigan con firmeza llevando su formas orgánicas a todos los puntos, tomando lo propio, logrando un paisaje integrador, bien equilibrado, estético y ecologico.

El espacio se encuentra dividido en un sector húmedo de contemplación, rodeado por un estanque que nos brinda serenidad y quietud con sus bordes perdiéndose con la vegetación autóctona; siguiendo con la idea de lo natural y rústico, se halla un sendero con durmientes dando calidez, que se funden en el agua generando pequeños muelles.

A su vez entrelazándose con el sector seco, se hayan borduras de herbáceas y gramíneas acompañando las seductoras curvas que nos conducen a un estar compuesto por un juego de bancos y mesas en distintas alturas, en colores que remiten a la naturaleza, y una hamaca inmersa en un macizo verde con troncos en distintas alturas, rodeado por formios, cañas de bambú con piedras y falsos papiros aportando contención y frescura.

Información de la obra

Comentarios

Cargando comentarios…