Memorial Malvinas en Balneario El Cóndor

arquibocha
Monumento en memoria de los combatientes de Malvinas en las barrancas del acantilado marítimo patagónico.
4001

Las premisas al momento de proyectar el Memorial de la Gesta de Malvinas en el Balneario el Cóndor fueron básicamente dos: La primera fue elaborar un espacio en donde el visitante fuera protagonista del momento y no un mero espectador, y la segunda fue la de aprovechar al máximo las imponentes visuales del paisaje circundante.
Para responder a la primera cuestión se proyectó una lonja de hormigón que desciende del cielo, se desliza por la tierra y luego hace las veces de banco y marco mirador. Todo sobre una plataforma de hormigón elevada en el terreno, colocando la gesta en un plano superior a la rutina de la vida cotidiana. Protegiendo de los vientos fuertes se construyó un muro calado que presenta ciertas particularidades: tiene un vacío por cada uno de los combatientes caídos en Malvinas (649). La idea es que el visitante sienta los vacíos en el muro, cuya sombra en el suelo y en el cuerpo le indicará que algo falta. Se deja un espacio para que cada uno lo llene con la emoción que quiera, y se indican los nombres de los soldados rionegrinos combatientes en otro lugar de privilegio, (donde desciende la lonja del cielo, al comenzar su recorrido, donde se izan las banderas). Asimismo, en determinado lugar la lonja se transforma en banco y mirador y resuelve la respuesta a la segunda premisa: incorpora la abrumadora belleza del mar argentino y su barda patagónica. No lo hace dirigiendo la mirada a cualquier lugar, sino a las Islas Malvinas. Quien sentado desde allí observe el mar, no solo percibirá los ruidos, olores y visuales del entorno; seguramente tendrá un pensamiento más allá del momento, que lo conducirá a los corazones de los jóvenes de 1982.

Información de la obra

Comentarios

Cargando comentarios…