Sherwin Williams

usoarquitectura
Uno de los atractivos de este proyecto fue la invitación del cliente a colaborar nuevamente con ellos para hacer una propuesta que permitiera consolidar a los equipos de trabajo -que operaban desde diferentes ubicaciones- en un solo espacio que se desarrollaría en tres fases. Parecía muy complejo, pero la correcta planeación e identidad, que definimos en equipo en el proyecto anterior, sentó las bases para llevar a cabo este nuevo reto logrando el resultado previsto por el cliente. Sherwin Williams es una empresa que se destaca por la sustentabilidad de sus productos y por este motivo el interiorismo de sus nuevas oficinas debía de ser congruente y mesurado.
670

Al tratarse de una empresa reconocida por el logotipo de un globo terráqueo cubierto de pintura, la respuesta inmediata podría ser abusar del color y pintar cada muro de un tono diferente y convertir la oficina en un muestrario, pero decidimos no seguir este camino. En nuestra experiencia un espacio de trabajo no tiene por qué ser todo igual, debe tener diferentes ambientes para dar cabida a las diversas actividades que ocurren en cada uno de ellos, para lo que dimos una respuesta cromática con 14 tonalidades de diferentes grises (cálidos, fríos, neutros y uno ligeramente verdoso) que usamos como hilo conductor entre los diferentes espacios y zonas de transición, con 10 tonalidades obscuras que son las protagonistas.

Las paletas de color de nuestros proyectos son extensas, y por obvias razones en este proyecto batimos récord con una todavía más extensa y más obscura. El mobiliario es de tonos neutros para no competir con el colorido de muros y alfombra, que también se eligieron en gamas obscuras con brillantes acentos para identificar a cada una de las áreas.

Ajustar la manera en la que trabajaban en la antigua oficina fue de los requerimientos con más relevancia en el proyecto. Pasar de los espacios cerrados llenos de carpetas a un área abierta con limitados espacios para guardar y la restricción de mantener los efectos personales dentro del cajón, les ha costado a los usuarios; pero ahora disfrutan de un espacio que promueve el orden visual que ha dado magníficos resultados incrementando la eficiencia y flexibilidad de la operación y el bienestar de todos los colaboradores. La organización de la planta privilegia el área operativa -donde se encuentran la mayoría de los usuarios- que está en la zona más cercana a las ventanas, reservando los espacios más alejados y sin ventanas para los privados de los directivos.

 

Información de la obra

Otras obras del autor Ver más

Comentarios

Cargando comentarios…