Palacio Paz XXI

RDR arquitectos
El Palacio Paz XXI consiste en la renovación y la actualización de los terrenos aledaños al Palacio Paz, una de las residencias de la Generación del Ochenta más imponentes de Buenos Aires. Ubicado en un entorno urbano privilegiado frente a la Plaza San Martín, el proyecto se organiza a partir de la volumetría de la manzana, basándose en distintos enrases que respetan los edificios aledaños. De esta manera, construye una nueva fachada urbana continua que cubre las medianeras existentes y mejora la coherencia del conjunto. A nivel peatonal, el proyecto recupera el carácter abierto de los jardines del Palacio, generando una conexión directa tanto con la plaza como con la calle Esmeralda. Una gran marquesina completa esta operación, revalorizando el centro de la manzana.
541

El Palacio Paz –una de las residencias de la Generación del Ochenta más imponentes de Buenos Aires– es un componente fundamental del conjunto urbano y paisajístico de la Plaza San Martín y del barrio de Retiro. Este entorno de gran calidad y significación histórica, único en la ciudad, se complementa con otras piezas como el edificio Kavannagh, el Hotel Plaza, la sede de Parques Nacionales, el Palacio San Martin y otras construcciones de principios de siglo de gran valor. Como muchas otras en la ciudad, la Plaza San Martin es testigo de la evolución y los cambios en la conformación espacial y paisajística de su entorno urbano, de las cuales el Palacio Paz XXI es su más reciente incorporación.

El proyecto completa y reformula la parcela atípica de la residencia existente, ubicada en una manzana irregular que comparte con otras parcelas. Estos límites y la incidencia que tiene el entorno sobre el Palacio y sus jardines fueron variando a lo largo del tiempo a medida que el área se fue densificando. Previa a la intervención, el Palacio se encontraba rodeado por edificios de 36 metros de alturas cuyas medianeras dominaban el paisaje del pulmón de manzana.

El proyecto para el Palacio Paz XXI se organiza a partir de la volumetría de la manzana, basándose en distintos enrases que respeta los edificios aledaños. De esta manera, construye una nueva fachada urbana continua al conjunto de edificios sobre la Avenida Santa Fe a la vez que cubre las medianeras existentes, mejorando el entorno del jardín del Palacio Paz. Esta intervención, junto al completamiento del solar vacío sobre Marcelo T. De Alvear, permite generar tres masas edilicias distintivas y diferenciadas: el Palacio en sí mismo, el frente urbano hacia la Avenida Santa Fe, y los edificios sobre Marcelo T. De Alvear.

Sobre la calle Esmeralda el proyecto propone un volumen de doce niveles que toma la altura de los edificios existentes a ambos lados, eliminando las medianeras e integrando el conjunto, antes desmerecido por el pabellón de deportes preexistente, cuya fachada ciega carecía de riqueza urbana. Las fachadas del proyecto se articulan a través de grandes vigas-balcón, reforzando la idea de continuidad y cohesión urbana.

Desde la planta baja, un gran portal de entrada y una zona gastronómica mejoran la urbanidad del entorno y permiten al transeúnte percibir el jardín del Palacio. Esta propuesta recupera la condición abierta y permeable que ofrecían las antiguas caballerizas del lugar, potenciando a su vez la interrelación de usos públicos vinculados con el Palacio y su jardín. El portal se proyecta considerando el arco original existente frente a Plaza San Martin, dotando al conjunto de una lectura espacial coherente. Por último, una gran marquesina completa esta operación, potenciando la relación del jardín con su entorno.

Información de la obra

Comentarios

Cargando comentarios…