MONASTERIO DE LA SAGRADA FAMILIA

Arrizabalaga Arquitectos S.L.P.
Monasterio de la Sagrada Familia para las RR.MM. Carmelitas, en Jaizubia auzoa, Hondarribia (Gipuzkoa)
1936

El edificio se fragmenta en tres volúmenes. El conjunto se adapta a la pendiente del terreno de forma que los edificios se sitúan de forma escalonada. Además los volúmenes edificados están semienterrados en el terreno para minimizar el impacto del edificio en el entorno natural. Las cubiertas son planas y ajardinadas, al objeto de minimizar el impacto visual del edificio desde las cotas altas de la ladera.

Se trata de dos edificios lineales de dos plantas, uno destinado a accesos, talleres y residencia y el otro a la zona conventual. Ambos edificios se articulan por medio de un volumen destinado a iglesia y comunicaciones verticales.

La característica de la Iglesia es que al pertenecer a una orden de clausura, aunque la mayor parte de las celebraciones litúrgicas las realiza la comunidad religiosa exclusivamente,  hay celebraciones a las que también asisten personas externas.

Por ello se organiza con dos zonas para la asamblea separadas por el «pliegue» de la piel interior: el coro, reservado a las monjas y que pertenece a la clausura formado por un espacio circular, y la feligresía, la apertura hacia el acceso.

Los dos cuerpos se unen a través del núcleo de comunicación vertical formado por la escalera y el ascensor en las tres plantas y de un paso elevado que permite un recorrido interior tipo claustro en torno al jardín entre los dos edificios.

Información de la obra

Comentarios

Cargando comentarios…