Mamba Bar

Hitzig Militello arquitectos
Ubicación: Soler 5132 – CABA Buenos Aires, Argentina Programa: Restaurante& bar Concepto_/ Projecto_/ Documentación de obra / Dirección de obra / Diseño interior Hitzig Militello Arquitectos + Arq. Mariano Casullo Equipo de trabajo: Arch. Gabriela Lorenzo ( Documentación de obra ) Arch. Ayelen Palma ( Documentación de obra ) Arch. Juan Ignacio Rosales (Renders) Arq. Marcela Bernat ( Dirección de obra ) Contratistas generales: Materia Sur Ariel Weremchuk Arte: Projeto garagem Branding: Oslo creative company Fotografia: Federico Kulekdjian Superficie: Planta baja: 200 m2 Exterior 64 m2 Año: 2018
646

El diseño tuvo como punto de partida la propuesta culinaria basada en un concepto gastronómico disruptivo (palabras propias del cliente). Entendimos que la búsqueda era exacerbar los sentidos, la fusión de sabores, los olores que convocan y las miradas que seducen. La idea fue potenciar la propuesta culinaria materializado a través un paisaje onírico y sugerente que acompañe el gran desafío gastronómico al cual nos han convocado.

 

Entendimos que, así como sucede en la comida fusión donde la combinación no debería comprometer el registro del sabor, su estética deberá romper con ciertos límites sin perder una coherencia. Por lo que, en su ambientación y arquitectura, la fusión de elementos debe traducirse en armonía. Por este motivo la idea fue promover una gran y única pieza capaz de anclar la totalidad del proyecto, la cual es, además, plenamente funcional a las necesidades del restaurante.  Aloja casi todas las funciones de uso como los boxes, el área del DJ, el espacio de espera y la escenografía de su vidriera. Todo a través de un paisaje de figuras abstractas inspiradas por las escamas de un gran invertebrado materializado en hierro y cubierto por placas de mdf triangulares pintadas en tono oxido marmolado. Una elección que pretende marcar una clara línea estética contemporánea sin recaer en un espacio pretencioso.

Hemos propuesto elementos conceptuales en su vidriera, además de otros dos rincones, representados por vajillas rotas en desuso las cuales ofrecen una imagen artística que suma al imaginario de sus comensales. Es un gran escaparate con una propuesta artística muy sugerente, una suerte de velo que cubre la visibilidad del restaurante, con el objetivo de seducir al visitante y llamarlo al misterio.

La presencia de la vegetación sobre los fuegos es parte de un equilibrio de tonalidades, y en el jardín trasero, cuyo paisaje verde acompaña a modo de pantalla, propone un ecosistema al aire libre para quienes prefieran disfrutar de otra atmosfera.

Información de la obra

Otras obras del autor Ver más

Comentarios

Cargando comentarios…