Gabinete Veintiuno

Pablo Muñoz Payá Arquitectos
Gabinete Veintiuno es una clínica de psicología situada en Elda, (Alicante). El proyecto radica de la necesidad de un espacio donde el individuo se sienta calmado y sereno. Organizamos la nueva planta acorde a la funcionalidad y aprovechamos la reforma integral para realizar una gran ampliación de huecos en fachada. Al acceder a Gabinete Veintiuno impacta a primera vista en la recepción un espacio dual que refleja, al igual que los dos hemisferios cerebrales, la intención de mezclar un ambiente ordenado y claro junto a un ambiente más artístico y colorido. En los gabinetes se utiliza un ambiente claro y neutro junto a un pavimento de madera que aporta calidez y busca que el paciente se encuentre en un sitio agradable y acogedor. Convertimos así la arquitectura, la elección de los materiales y del mobiliario en un aliado para que el usuario simpatice con el espacio y se sienta cómodo.
413

Gabinete Veintiuno es una clínica de psicología situada en Elda, (Alicante). El proyecto radica de la necesidad de un espacio donde el individuo se sienta calmado y sereno. La distribución previa a la reforma, ocupando una superficie de 100 m2, transmitía sensaciones opuestas a las requeridas, encontrando espacios muy divididos e iluminados por pequeños huecos de fachada. Organizamos la nueva planta acorde a la funcionalidad y aprovechamos la reforma integral para realizar una gran ampliación de huecos en fachada.

A fin de revalorizar el local heredado y dotar el interior de los gabinetes de más amplitud y luminosidad, la nueva fachada se ejecuta con grandes acristalamientos de suelo a techo. En el exterior, la antigua fachada evoluciona hacia una nueva apariencia mucho más transparente y elegante, empleando en su revestimiento mármol blanco de carrara. Se incluyen en el diseño los filtros a modo de estores, necesarios para la privacidad que ese requiere en el interior respecto a la transparencia de la fachada.

Al acceder a Gabinete Veintiuno impacta a primera vista en la recepción un espacio dual que refleja, al igual que los dos hemisferios cerebrales, la intención de mezclar un ambiente ordenado y claro junto a un ambiente más artístico y colorido. Una parte se reviste en su totalidad por corcho natural en tonos azules, evocando así la creatividad y la imaginación. En contraposición, y de la misma manera que ocurre en nuestro cerebro, hay otra parte de la recepción que alude a la calma y el raciocinio, empleando materiales más neutros y minimalistas en colores blancos y claros.

Además, en la recepción y sala de espera se integra vegetación mediante el empleo de jardines verticales. En los gabinetes se utiliza un ambiente claro y neutro junto a un pavimento de madera que aporta calidez y busca que el paciente se encuentre en un sitio agradable y acogedor. En diversos puntos se aumenta este efecto que aporta la madera, revistiendo con la misma también paredes y techos, como ocurre en la sala de espera y en el gabinete principal. Convertimos así la arquitectura, la elección de los materiales y del mobiliario en un aliado para que el usuario simpatice con el espacio y se sienta cómodo.

Información de la obra

Comentarios

Cargando comentarios…