1er premio Concurso Plan Maestro Reserva Mar Azul

leschalfaro
167 hectáreas frente al mar. Parque Ambiental, reserva de paisaje original.
1225

MEMORIA

El paisaje inicial, entender como es la costa argentina, valorarla, poder enamorarse de ese paisaje, comprender que sin médano no hay playa, que no comprender el paisaje hace que las playas pierdan 2m por año, que se sequen los acuíferos y se salinice el ecosistema.

La costa argentina ha sido muy maltratada por las urbanizaciones costeras, diseñadas a partir de modelos abstractos sin una interpretación sensible del paisaje.

Entonces, proyectar una nueva urbanización frente al mar resulta una gran oportunidad de recomponer esa relación.

Esa línea donde inicia lo urbano no puede estar pegada al mar, no puede ser un límite recto y abstracto, una frontera.

Por esto se propone que la “reserva”, no sea un compartimento estanco, sino que se relacione con el conjunto en su totalidad.

Respetar el médano en su ancho, pero también en su profundidad.

Se pretende entonces, no “congelar” un sector de paisaje, sino fomentar una “relación”.

PROPUESTA

Los accidentes topográficos naturales se preservan a fin de poner en valor el paisaje nativo. De esta manera el borde entre lo urbano y lo natural se desdibuja, y genera una nueva relación en el encuentro del trazado con la reserva costera.

Así, estos puntos más elevados del predio, juntos a los 250metros frente al mar se transforman en parque ambiental.

Se aprovecha esa costilla elevada y la entrante natural sobre la playa para potenciar un eje de paisaje transversal vertebral, una columna que organiza el conjunto, el parque ambiental que remata en el mar. Desde los puntos más altos, en las pasarelas elevadas, aparece la posibilidad de ver el horizonte y el mar.

Esta idea recorre todo el conjunto, dándole unidad identidad y sentido de pertenencia a cada sector.

Desde cada área percibimos y podemos incorporarnos al parque ambiental, que en su recorrido suma atractores de temática acorde, juegos infantiles, viveros de plantas autóctonas, ecoaventura, humedales, ferias artesanales, mercado orgánico, etc… y remata en el paseo costero.

Todo este paseo de borde promueve el uso público y fomenta la vida comunitaria, de encuentro, a través de circuitos para correr, bicisendas, anfiteatro al aire libre y, sobre todo, accesibilidad total a la playa.

En ese punto se emplaza el centro de interpretación del paisaje, que con el objetivo de difundir practicas sustentables y de divulgación de conocimientos ambientales, simboliza la piedra fundacional de un nuevo paradigma de relación con el ambiente.

EL TRAZADO

El trazado está supeditado a topografía y paisaje natural.

Tomando como punto de partida desde mar azul, se propone darle continuidad a la trama, pero modificando su dinámica, su clima, su velocidad.

La circulación vehicular tiende a ralentizarse, invita a la pausa y la contemplación, a tomar conciencia que está penetrando en un entorno natural que tiene su propia dinámica, donde el protagonismo es el del paisaje.

 

NODOS

1.El acceso al predio encuentra su primer nodo de acceso, en relación al ingreso desde la ruta y a la calle eje de servicios barriales.

2.Continuando la calle Punta del este, de Mar Azul, en la intersección con la columna vertebral de parque, se genera un nodo central, en el área comercial.

3.El paso costero y el eje del parque encuentran también su nodo dando acceso al centro de interpretación.

Se configura así, un sistema claro de circulación y comprensión del trazado urbano.

USOS

Los usos acompañan la dinámica que propone el sitio.

El eje del parque recorriendo todo a la vez logra la mayor cantidad de lotes “frentistas” participando del paisaje autóctono.

Se reserva para usos multifamiliar y hoteleros la franja más cercana a la costa, a fin de que mayor número de personas puedan acceder a ese privilegio, como una suerte de democratización de usos.

El sector comercial se retira hacia adentro para generar atractivo en el área central, a modo de paseos comerciales a cielo abierto típicos de la costa, con materiales cálidos y naturales mixturados con el paisaje, evitando polución visual y edilicia.

Al ser el uso más público, después del parque ambiental, se lo fusiona con el mismo a fin de generar sinergia y amplias zonas de recorridos peatonales que rematan en el nodo costero.

El área unifamiliar surge en relación a un sistema de pulmones de reserva paisajística, que protege puntos altos de la topografía existente y les darán intimidad a los lotes. Si bien son espacios de acceso público, los mismo aportaran a su preservación.

Sobre el eje de servicios barriales se propone un uso mixto, con comercio de uso cotidiano, equipamientos deportivos, municipales y culturales.

IDEAS FINALES

Vamos al mar a encontrarnos con lo inicial, con la esencia.

Manejamos quizás muchos kilómetros para finalmente encontrar horizonte infinito.

Vamos en procura de lo original, de lo genuino, lo incontaminado, lo salvaje.

Reserva Mar Azul intenta que podamos reencontrarlo.

La intervención apunta justamente a ese redescubrimiento.

Generar empatía con el ambiente a partir de la experimentarlo.

Información de la obra

  • Estado: Proyecto
  • Autores: Arq. Guillermo Lesch - Arq. leticia Alfaro,Asesores: Arq.AxelTanner-Santiago Belozercovsky - Arq. Pablo vilas. Colab: Arq. Patricio Dato
  • Website: @lesch.alfaro

Otras obras del autor

Comentarios

Cargando comentarios…