Asiento para inodoro Espacio

La Línea Espacio cuenta con dos tipos de sanitarios: lavatorio e inodoro. Ambas piezas están realizadas en cerámica blanca, material resistente a posibles golpes y apto para ser perfectamente higienizado.

Los sanitarios poseen un diseño y características especiales que otorgan comodidad y seguridad en el uso a las personas con movilidad reducida.

La Línea Espacio cuenta con tres tipos de complementos: barrales, sillas rebatibles y espejo móvil.

Los barrales ocupan un lugar destacado dentro de la línea ya que cumplen una función primordial: brindar seguridad y estabilidad a la persona cuando se desplaza dentro o fuera del cuarto de baño o mientras se encuentra utilizando cualquiera de los sanitarios.

Ferrum ha diseñado distintos tipos de barrales; algunos sirven específicamente como complemento de las piezas sanitarias; otros, en cambio, pueden ser colocados en diferentes lugares dentro de los hogares, sanatorios o edificios a fin de cumplir funciones diversas.

Se los denomina barrales componibles ya que pueden combinarse y utilizarse en diferentes lugares dentro de una construcción.

Para ello, la Línea cuenta con una serie de accesorios (tubos y uniones) que permiten armar nuevos diseños de barrales, no tradicionales, y cumplimentar una necesidad específica. Por ejemplo: se puede armar un barral que ocupe todo el largo de un pasillo.

La Línea posee barrales fijos y rebatibles. Su diámetro es de 3 cm.; esta medida permite que la persona, al asirse, logre cerrar totalmente la mano alrededor del barral; de este modo, se sostiene con mayor firmeza. La terminación se realiza con pinturas poliuretánicas, esmaltes que tienen las siguientes ventajas: son agradables al tacto; antideslizantes (aún con las manos mojadas); le otorgan una mejor terminación al producto; no permiten la adherencia de bacterias; soportan los golpes; y resisten los ácidos, detergentes o desinfectantes que se utilizan para su limpieza, tanto  en los hogares particulares, como en los hospitales, sanatorios o lugares públicos. 

Las pinturas son de colores vivos: azul, rojo, verde, amarillo. Fueron especialmente elegidos ya que, en que caso de ocurrir una eventual caída o una situación de urgencia, los ancianos o las personas con dificultades visuales pueden distinguirlos rápidamente por su contraste con el color de paredes y sanitarios.