ROOM

Pirca Arquitectura
2797

Nuestro desafío consistía en diseñar, ante la falta de un programa definido, un espacio que pudiera contener distintos tipos de programas, y que pueda adaptarse con facilidad a ellos. En alguna forma, una analogía con una galería de arte, en la cual las muestras (programas) van cambiando y mutando.

ROOM es un espacio pensado desde su gestación con esta única premisa principal: flexibilidad. Todos sus elementos (mobiliario, iluminación, instalaciones) buscan potenciar y explotar esta cualidad.

El proyecto está ubicado en el barrio de Palermo “Hollywood” en Buenos Aires. Es un barrio que se destaca por su público joven y donde predomina la oferta gastronómica y comercial. Situado en un lugar estratégico del tejido urbano de la ciudad, en los últimos años se consolidó como una zona turística con un gran movimiento de peatones durante todo el día. Lugar estratégico y de gestación para diseñadores independientes que buscan insertarse en el mercado.

Al acceder nos encontramos con un gran espacio protagónico en doble altura que busca servir de contenedor para diversas actividades y muestras. Fue pensado para que, al encontrarse vacío, destaquen sus elementos decorativos, pero una vez en uso estos pasen a un segundo plano y lo que ocurra y se encuentre en exposición en él pase a cobrar protagonismo.

Complementariamente a este programa encontramos un espacio de oficinas en el entrepiso pensadas para funcionar de forma independiente o no. En la terraza se proyecta una oficina principal junto con un espacio verde de expansión. Lugar de encuentro y esparcimiento al aire libre que termina de complementar el espacio interior de la planta baja.

El proyecto busca conciliar materiales de una estética más cruda e industrial con la pureza y homogeneidad del blanco. Hierro, aluminio y madera a la vista que se contraponen al blanco del solado de terrazo, las paredes y la herrería. Desde la fachada completamente vidriada este contraste llama la atención e invitan a entrar, o por lo menos a detenerse unos segundos a contemplar el espacio visible desde la calle.

La iluminación la consideramos como un punto clave, no solamente desde el aspecto funcional sino también como elemento decorativo y de destaque. Es así que se pueden distinguir elementos más escenográficos, como el gran cubo suspendido en la doble altura, de iluminación general, como las luces lineales, y de destaque, como los spots del anillo central y la luz integrada en el mobiliario.

El diseño del mobiliario fue indispensable para crear un espacio flexible y contemporáneo. El uso de los mismos como elementos de exhibición, favorecidos por la incorporación de luz, pero también como espacios de guardado. También se montaron estructuras con caño y nudo a modo de andamios capaces de mutar y adoptar diferentes configuraciones (exhibición, guardado, espacio de trabajo) que permitan responder a las diferentes necesidades que surjan del usuario y de los diferentes programas que puede albergar el espacio.

Información de la obra

  • Estado: Obra realizada
  • Autores: Antonio Florio, Luciano Basso, Gonzalo Charon

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.