Estacion Ala Delta

Juan Verdaguer Aguerrebehere
Se busco generar un edificio que presente la condición de mirador no solo desde los sitios solicitados sino desde si interioridad y expansiones. Una construcción liviana metálica referencial en el paisaje que pueda apropiarse del mismo y pueda ser utilizado como espacio publico y de contemplación
261

SITIO
Dentro del Plan Integral de Desarrollo ambiental impulsado por la Provincia
de Salta dado por el incipiente crecimiento turístico que se da año a año, se
considera que es consecuente y necesario abordar la transformación del morro
Ala Delta situado en el Alto, como punto referencial de la Ciudad de Salta, para
poder ser complemento del Cerro San Bernardo y así conformar el sistema de
nuevas estaciones y postas, consolidandose como parte de una nueva Ciudad
en la Región.
Preponderar las infraestructuras, la consolidación de las vías de comunicación
y el entorno edilicio de las instituciones históricas y la nueva arquitectura son
tareas fundamentales que se encuentran en la agenda de la Intendencia actual
y que con el aporte de estas construcciones pueden lograr transformaciones
graduales en el Territorio.
La problemática de consolidar un sitio destinado a diversas actividades con
funciones en principio disímiles en ciertos momentos pero complementarias en
otros, otorga una serie de condicionantes que permiten determinar una toma
del sitio respecto de la geografía propia del cerro y optimizar la construcción
del edificio conjuntamente con la plataforma de despegue. De este modo la
construcción se implanta apoyando su basamento en la cara oeste del morro,
tomando la altura de la estación terminal del teleférico inscripta en los límites
del mismo y aprovechando la topografía para disminuir la altura del edificio.
Tomando en cuenta la topografía y la rosa de los vientos de la zona geográfica
el alzado se orienta con una leve inclinación y apunta hacia el cerro San
Bernardo en la cara Sudoeste dejando la plataforma de ala delta hacía el
Noreste. Dejando lugar a la actividad de los miradores en los sitios solicitados,
la terminal de góndolas y la actividad deportiva sin ser interrumpidas entre sí.

ICONO
Dentro del Plan Integral de Desarrollo ambiental impulsado por la Provincia
de Salta dado por el incipiente crecimiento turístico que se da año a año, se
considera que es consecuente y necesario abordar la transformación del morro
Ala Delta situado en el Alto, como punto referencial de la Ciudad de Salta, para
poder ser complemento del Cerro San Bernardo y así conformar el sistema de
nuevas estaciones y postas, consolidandose como parte de una nueva Ciudad
en la Región.
Preponderar las infraestructuras, la consolidación de las vías de comunicación
y el entorno edilicio de las instituciones históricas y la nueva arquitectura son
tareas fundamentales que se encuentran en la agenda de la Intendencia actual
y que con el aporte de estas construcciones pueden lograr transformaciones
graduales en el Territorio.
La problemática de consolidar un sitio destinado a diversas actividades con
funciones en principio disímiles en ciertos momentos pero complementarias en
otros, otorga una serie de condicionantes que permiten determinar una toma
del sitio respecto de la geografía propia del cerro y optimizar la construcción
del edificio conjuntamente con la plataforma de despegue. De este modo la
construcción se implanta apoyando su basamento en la cara oeste del morro,
tomando la altura de la estación terminal del teleférico inscripta en los límites
del mismo y aprovechando la topografía para disminuir la altura del edificio.
Tomando en cuenta la topografía y la rosa de los vientos de la zona geográfica
el alzado se orienta con una leve inclinación y apunta hacia el cerro San
Bernardo en la cara Sudoeste dejando la plataforma de ala delta hacía el
Noreste. Dejando lugar a la actividad de los miradores en los sitios solicitados,
la terminal de góndolas y la actividad deportiva sin ser interrumpidas entre sí.
La arquitectura propuesta se centra en el paisaje y acompaña la topografía,
buscando generar un punto de referencia desde el cerro San Bernardo y desde
otros puntos de la Ciudad y a su vez que los recursos de construcción de la
terminal se vean disminuidos por la toma del sitio.
Las actividades dentro del cerro se complementan y le confieren a la pieza
de arquitectura una característica reconocible dentro de la cima del Cerro Ala
Delta, acompañado por la tupida vegetación existente del faldeo del cerro que
en su mayoría son cebiles y a su vez otras especies como algarrobos, tipas,
lapachos, jacarandás y molles pero en menor cantidad.
Eso da como resultado un edificio que presenta la condición de mirador no
sólo desde los sitios solicitados por el concurso si no desde su interioridad y
expansiones, generando visuales profundas hacia distintos sectores de los
cerros, la ciudad y el autódromo.

MATERIA
Se propone una materialidad de dos componentes principales, uno que toma
la topografía y emerge del paisaje de un modo estereotómico bajo un sistema
estructural continuo de muros de contención que van configurando la posición
de los programas de estación y servicios de depósito, donde a su vez se
desprenden del mismo los miradores cruzados. Para este tipo de construcción
se sugiere emplear rocas cuarcíticas extraídas de canteras de la zona del
Cerro San Bernardo o bien combinarlas con piedras más blandas para poder
ser moldeadas extraídas de las cercanías de Cerrillos en caso de ser necesario
siendo estas decisiones a definir en la etapa de proyecto. En contrapunto el
resto del programa se plantea en estructura de perfilería metálica facilitando
el montaje in situ con maquinarias livianas y facilitando el traslado de los
materiales al sitio. La estructura contiene en si misma una serie de contrafuertes
a modo de cruces de San Andrés y arriostramientos pertinentes a una zona
sísmica de peligrosidad elevada (Zona Sísmica Nro 3) Se contempla asimismo
un cerramiento traslúcido de chapa microperforada de postigos móviles y/o
plegables, generando distintas situaciones de transparencia y reflejos en las
diversas plantas contemplando las orientaciones.
De esta manera se completa un edificio el cual pueda apropiarse del paisaje y
poder ser utilizado como espacio público y de contemplación, siendo éste de
calidad y bajo mantenimiento para su durabilidad en el tiempo. La condición
de edificio sustentable desde su configuración formal propone que se puedan
generar recursos renovables y su arquitectura es aplicable a sistemas activos
de generación de energía, proponer sistemas de riego con agua de lluvia con
colectores pluviales, paneles solares y/o fotovoltaicos.

SISTEMA
Tanto la construcción del edificio en el cerro Ala Delta como la terminal
de salida dentro del Cerro San Bernardo se construyen bajo una grilla
metálica modulada a 6,2mts tomando dimensiones y escala a partir de los
cerramientos, respondiendo a su vez al programa y a las orientaciones. De
este modo se propone una economía de recursos para facilitar la construcción.
Las aislaciones, contrafuertes y arriostramientos quedan dispuestos dentro
de un procedimiento típico a modo de grilla que va configurándose dentro
del basamento tomando distintas alturas, generando los patios interiores,
semicubiertos y espacios de programa. La perfilería se deja a la vista en
fachada otorgándole al edificio una característica o noción de construcción
liviana, una tectónica que pretende dar una imagen contemporánea. Por último,
los programas se complementan con este sistema abierto el cual permite la
convivencia entre espacios donde puede aparecer la vegetación y fundirse con
la arquitectura en los sitios de descanso y áreas ventiladas del edificio, donde
los sistemas pasivos de climatización y enfriamiento se ponen de manifiesto a
fin de generar confort en el establecimiento.

VINCULOS – El uso edilicio
El programa condice una característica de centro de varias actividades que
pueden darse en algunos momentos del día y otras en conjunto, donde
se debe sumar a la discusión la condición y uso del Cerro San Bernardo
como parte de un sistema continuo, que vinculará entre sí tres puntos de la
ciudad. Esto supone un artefacto que toma las actividades y propone poder
complementarse según cada caso, donde en momentos los programas de bar
cafetería puedan ser parte de eventos que se puedan desarrollar dentro de la
plataforma ala delta, confinando o programando horarios para poder utilizar
los espacios proyectados de manera inteligente y que sean bienvenidos por
la comunidad Salteña. La existencia de nuevas plataformas de uso cubierto y
descubierto colonizan el morro y le dan espacio al visitante a poder disfrutar
de nuevas condiciones que le otorgarán a la Ciudad de Salta beneficios de
índole turística, social y recreativa. Se cree fundamental que las actividades
de miradores y expansiones del edificio puedan convivir con las actividades
deportivas y generar conciencia colectiva para fomentar actividades al aire libre,
proponiendo una condición sustentable otorgando una imagen sustentable e
integradora para animar aún más el turismo local, Nacional e Internacional.

 

Comentarios

Cargando comentarios…