Ciudad Deportiva Fratelli

AndresMilosArquitectos
El complejo deportivo Fratelli es un proyecto de gran escala concebido para ser construido por partes. El primer módulo construido resuelve con el mismo recurso material y dimensional una cantina, depósito baños y bebederos.
1813

El complejo deportivo se ubica en la periferia de la ciudad de Paraná. Particularmente en un sitio en el que la trama urbana transiciona entre el manzanero denso tradicional hacia las supermanzanas que regulan el territorio. Las canchas de futbol, tenis y paddle adoptan dimensiones similares a las manzanas de la ciudad generando una continuidad en la lectura de la trama urbana, pero invirtiendo la relación espacial. Si en la ciudad tradicional las calles son descubiertas y las manzanas cubiertas en CDF las calles se cubren generando espacios de circulación, vestuario, asadores, salón de eventos, gimnasios y demás actividades, y las canchas son descubiertas operando como un negativo de la ciudad. Sobre su terraza se genera un corredor accesible que permite las visuales hacia las canchas con mayor perspectiva.

El proyecto tiene el requerimiento de ser construido por etapas debido a la inestabilidad económica. De allí que su desarrollo lineal permitirá la incorporación de módulos según sea necesario. El primer módulo construido consta de una cocina y mostrador para un bar, un depósito de herramientas, un grupo sanitario y bebederos.

Dichos bebederos diseñados para los jugadores se han vuelto inesperadamente de uso popular en el barrio. En los terrenos linderos se asientan familias sin instalaciones formales, por lo que este pabellón se transformó en el lugar para cargar agua y lavar la ropa. La acción de dejar las canillas al exterior sobre una batea abrió la posibilidad a usos imprevistos que trascienden las apropiaciones programadas.

El proyecto se materializa en tres capas, la capa inferior compuesta por una platea de hormigón, los paramentos verticales en acero y la losa superior de hormigón armado alivianado. Las columnas cruciformes de acero reciben paneles de acero crudo que solucionan puertas, paredes y ventanas con el mismo recurso. Por las noches los módulos se cierran completamente, mientras que de día las puertas y ventanas se abren volviéndose permeables. La estructura coincide con la espacialidad que aloja y vislumbra el crecimiento futuro. Las vigas lineales que reciben las cargas, dan forma a la continuidad lineal y son soporte de la iluminación general del conjunto.

Información de la obra

Otras obras del autor

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.