Centro de Rehabilitación Pilar

arquisalud
En un predio semiurbano de 3 hectáreas en el Área Metropolitana de Buenos Aires se proyectó un edificio destinado a albergar un Centro de Rehabilitación para pacientes con disfunciones motrices y/o cognitivas graves, a lo que se sumará un sector de internación para cuidados paliativos. Contará con un total de 140 camas en aproximadamente 10.000 m2 cubiertos. Sin perder el objetivo de que el edificio sirva al fin para el que se creó, fue premisa desarrollar un edificio sustentable y en donde los espacios colaboren en la recuperación del paciente.
535
 

 

La forma del edificio fue condicionada por las características del terreno, sus proporciones, la existencia de una añosa arboleda que se decidió conservar, y por la voluntad de desarrollar el Centro en un solo nivel. Se intentó generar el menor impacto posible en el entorno, integrando la arquitectura al ambiente natural y respetando la ubicación de todas las especies arbóreas existentes.

Funcionalmente está compuesto por siete unidades de internación (UI) con 20 camas cada una, más dos áreas asistenciales, espacios de apoyo y de confort, del paciente y del personal, más los servicios generales.

Cada unidad de internación linda con patios interiores y con el jardín exterior. Cada patio tiene una intencionalidad diferente, caracterizándose como patios recreativos y patios contemplativos. Los primeros son las expansiones controladas de cada unidad de internación, y los segundos permiten ventilar e iluminar habitaciones y circulaciones. Los mismos fueron diseñados siguiendo las ideas mencionadas y según la orientación correspondiente. El exterior fue diseñado como un jardín terapéutico, con un camino recreativo con áreas para el descanso y la relajación, pistas de marcha con dificultad y sectores de huerta terapéutica. Fue intención que el verde siempre presente colabore en la recuperación del paciente.

El edificio se articula mediante una circulación principal mixta a modo de calle, para pacientes, personal y visitas, y una circulación técnica exclusiva que vincula los locales de apoyo.

La calle principal mixta de forma quebrada alterna los ingresos a los diferentes sectores con los patios, características que enriquecen y orientan en el recorrido de quienes lo transitan. Un color diferente identifica desde la calle a cada unidad de internación. Esta circulación presenta un ancho importante que permite, entre unidades de internación y por tramos, configurar las pistas de marcha sin dificultad con áreas de descanso en coincidencia con los patios. 

Todos los locales principales del edificio contarán con iluminación natural y visuales hacia el exterior con aberturas controladas evitando la acción nociva del sol en verano.

La envolvente (muros y techos) se materializarán de modo de evitar pérdidas térmicas en invierno y ganancias en verano. Los techos verdes con especies de bajo mantenimiento y piedra pometina, también neutralizarán la formación de “isla de calor” ralentizando el drenaje de las aguas de lluvia.

Para las instalaciones, respetando los criterios de sustentabilidad de disminuir el consumo de energía y agua, se trabajó con energías renovables complementando algunos de los servicios convencionales; se reutilizaron aguas grises para riego y descargas de inodoros. Contará con una planta de tratamiento de líquidos cloacales.

Información de la obra

Comentarios

Cargando comentarios…