Casa Sol

BCA Taller de Diseño
Un terreno poligonal demasiado irregular, sumado a las restricciones del propio fraccionamiento y una pendiente sin un tramo plano, nos dieron la oportunidad de catalizar las desventajas comerciales del terreno y diseñar una casa singular. Un hogar muy familiar con niños pequeños, para el que proyectamos el escenario de muchas vivencias paralelas para el feliz desarrollo de sus habitantes.
271

Con el objetivo de saber más de la familia entrevistamos a todos los integrantes y recibimos una gran cantidad de ideas, desde las más inocentes y sencillas, hasta las más complejas y utópicas. 

Nuestro diseño partió de una propuesta de líneas tradicionales respetando la normativa del fraccionamiento y los claros intereses del propietario. El programa incluyó muchos espacios de convivencia que, gracias a las características del terreno al colindar con áreas de donación (es decir áreas verdes), nos ayudaron a consolidar el concepto de este refugio que nos cuenta historias ligadas a la naturaleza.

La planta baja es el área de convivencia que conecta los espacios privados con el exterior y se confirma como el contacto con la zona de donación. En ella se localizan los baños para las visitas, el estudio y la bodega. 

En la planta de acceso se localiza la cocina, que es el corazón de la casa y uno de los espacios más importantes para la familia. Tiene su propia terraza, además de relación directa con la estancia y el comedor. También se comunica con el área de lavado y el cuarto de servicio. Dadas las características topográficas del terreno se decidió ubicar el estacionamiento en un nivel un poco más alto.

En la planta alta se ubicaron el “family room” y las dos recamaras para los niños que cuenta cada una con su propio baño y vestidor. También se encuentra la recámara principal que tiene un amplio baño y vestidor, además de su propia terraza.

Para el acabado principal queríamos un material local que le diera carácter a los espacios. Haciendo una búsqueda encontramos una piedra que no solamente tenía esta característica, sino que además fue la más económica. Una piedra llamada piel de elefante que es irregular y le dio un dinamismo extra a nuestro objetivo que, combinado con los muros de concreto enduelado aparente formaron los pilares emocionales de la propuesta.

Siguiendo la paleta definida de colores y materiales neutros, la madera es otro elemento que no podía faltar para enfatizar nuestro concepto de refugio, además de responder con coherencia al contexto. De esta forma redondeamos el equilibrio de todo el proyecto con base en la dureza y estabilidad de los elementos pétreos, el silencio en el ruido del concreto y la piedra.

La luz la entendemos como un material que nos debe aportar un contraste entre los espacios de penumbra y aquellos brillantes y llenos de luminosidad. Siguiendo la idea de lo natural la organizamos como un bosque en el que el flujo de los rayos del sol se encuentra constantemente modificado por las condiciones de cada uno de sus rincones. La iluminación artificial cae en las superficies en varias direcciones identificando su carácter y fortaleciéndolo.

Información de la obra

  • Estado: Obra realizada

Otras obras del autor Ver más

Comentarios

Cargando comentarios…