18.5.2020

Swisshouse XXXV

SWISSHOUSE XXXV forma parte de un proyecto más amplio de intervenciones artísticas y arquitectónicas en el valle de Calanca, en el corazón de los Alpes suizos. En un valle que ya alberga algunos de nuestros trabajos, esta nueva y modesta estructura aborda la esencia del compromiso del arquitecto de crear un puente entre el ADN de un lugar y su futuro a través de la construcción del territorio. En estos lugares ancestrales, marcados por una naturaleza hechizante, descubrimos energías primarias a las que respondemos. La conciencia del trabajo de quienes nos han precedido promueve acciones de integración total en el contexto, incluso a través de pequeños hechos como el SWISSHOUSE XXXV.

Es un ejemplo de cómo un pequeño volumen puede ser central para el paisaje construido. La intervención enfatiza los significados de las estructuras existentes, interpreta una condición de culturas pasadas y las vincula con una visión natural e instintiva del lugar. Esta pequeña intervención nos permite leer la historia de un lugar y fusionar los significados heredados del pasado, resaltarlos y ofrecerlos al futuro. Su simplicidad nos permite leer instintivamente la compleja articulación de los asentamientos alpinos que surgen de una geografía extraordinaria. El movimiento de las paredes rocosas, la erosión del río Calancasca, la terquedad de una vida vegetal y animal hacen de este lugar encantado un hábitat confortable a pesar de su apariencia inicial impermeable.

El volumen está en diálogo con los edificios vernáculos presentes en el núcleo del pueblo, toma sus formas y dimensiones, pero escapa a una percepción inmediata u obvia, ofreciendo sorpresas continuas por su dinamismo extraído de una matriz cúbica. La forma primaria del cubo nos calma y nos hace sentir la gravedad que nos mantiene firmes en la tierra, mientras que su desarrollo en espiral ascendente rompe la simetría y hace que el espacio sea dinámico y ligero como las alas de un pájaro.

Esta ligereza que se puede leer desde el interior contrasta con la apariencia externa y enriquece la experiencia de un viaje que influye positivamente en el estado de ánimo de los habitantes, brinda una sensación de calma y libertad, subrayada por vistas inesperadas hacia el exterior. Las aberturas están orientadas de manera que el paisaje circundante se fusiona con el interior en un flujo de cercanía y distancia, capturando las transformaciones diarias del entorno que nos ilumina la luz natural; un mundo de emociones en un mínimo espacio existencial.

También te puede interesar
Vivienda T | Casa Experimental de Tapial

El techo tiene un diseño complejo a primera vista, es el resultado de un análisis del contexto circundante, de los diferentes tipos de techos y pendientes presentes en el pueblo de Rossa. Las superficies inclinadas desaparecen repentinamente de la vista y no  tiene una comprensión clara hasta que ingresa al edificio y luego, gracias a la doble altura, se puede comprender la espacialidad de este pequeño cuerpo en su conjunto. Esto no pretende ser un juego de virtuosismo, sino enfatizar la importancia y el significado del techo a través del simple placer del espacio inesperado.

La nueva extensión está diseñada como un elemento separado del edificio existente para hacer que los dos volúmenes diferentes sean claramente legibles. Un corredor de dimensiones reducidas y alejado de las fachadas actúa como una conexión y como la nueva entrada principal a la casa. El alojamiento está todo envuelto en madera cálida; la planta baja comprende la cocina, el comedor y la sala de estar, que disfruta del espacio de doble altura, mientras que en el entrepiso hay un dormitorio y un baño.

La estructura principal de la casa es la construcción prefabricada de marco de madera, sobre una losa de base de hormigón. Los muros perimetrales están revestidos externamente con paneles ignífugos Fermacell, sobre los cuales se colocan verticalmente tablones de alerce de diferentes secciones como revestimiento de fachada. Con esta simple manipulación de colocar las tablas de diferentes dimensiones, obtenemos un sutil efecto de profundidad, luz y oscuridad.

Las paredes interiores están revestidas con paneles de 3 capas en abeto expuesto, tratados de forma natural, mientras que el entrepiso y el techo están construidos con elementos de abeto XLam multicapa.

También te puede interesar
Casa Calixto

Leé la nota original en inglés > https://arqa.com/en/architecture/swisshouse-xxxv.html

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas