23.3.2020

Hogar para un entusiasta de la carpintería

El proyecto está situado en un área donde antaño se ubicada una fábrica de cemento hoy abandonada. El propietario eligió un edificio de tres pisos para crear una residencia, la idea fue conservar las estructuras principales del edificio original, incluida la estructura cilíndrica, con el objetivo de establecer una conexión entre el pasado y el presente.

El espacio general se caracteriza por lenguajes de diseño concisos y simplistas. No restringido por estilos o etiquetas, el diseño replantea lo que significa el hogar para nosotros. Es un lugar físicamente estático donde los ocupantes pueden relajarse por completo, y también un espacio espiritual que toca y acomoda la mente.

Dos áreas redondas se utilizan respectivamente para el comedor abierto y la sala, que están separadas implícitamente por un pasaje con piso elevado y techo bajo. El salón conserva el techo original de hormigón en bruto, con el piso cubierto con madera de roble texturado. Sus paredes están terminadas con polvo de concha y tierra mezcladas por el propio diseñador, que llevan el carácter austero del pasado de las aldeas chinas. El diseño es simplista, lo que demuestra perfectamente que menos es más.

Elementos naturales como piedras, tierra, madera y plantas se incorporan al espacio, produciendo un ambiente único. Las ventanas traen cambios de tiempo al interior. Las proporciones, los ángulos y las rejillas de las aberturas de las ventanas se establecen y arreglan de manera sutil, lo que permite que la luz solar se filtre en el espacio y se mueva lentamente en el piso y los muebles. Las luces y las sombras cambian constantemente dentro del espacio, lo que ofrece diferentes experiencias.

Sin imaginar el futuro ni resumir el pasado, el diseño interior se adapta más a la vida actual. Los objetos en el hogar se minimizan y se almacenan lo menos posible. Todo el espacio está dominado por un tono natural, con franjas de luz que complementan la atmósfera espacial suave. Ya sea acostado o sentado, los usuarios espaciales siempre pueden encontrar el gesto y la escala más cómodos.

También te puede interesar
Landaburu Borda | Finalista Premios FAD 2020

Creo que el diseño de interiores tiene tres niveles. El primer nivel se trata simplemente de reunir elementos, sobre el consumo homogéneo intervenido por el comercio, mientras que el segundo nivel se trata de satisfacer experiencias sensoriales, mediante la incorporación de la creatividad, el contexto cultural, las historias históricas y el gusto con clase. Pero el nivel más alto, me refiero al mejor diseño, persigue servir a la mente. Es austero pero profundo, simple pero duradero, y es capaz de poner el cuerpo y la mente en un estado cómodo«, comenta el diseñador.

De hecho, el hogar es el lugar más íntimo para nosotros, que no necesita llevar las complejas expectativas del mundo exterior. Proporciona un ambiente tranquilo que libera tanto el cuerpo como la mente, y un lugar para dejar que las emociones echen raíces. Permite a los ocupantes perseguir el poder de motivación libre e instintivo, y por lo tanto, crea más posibilidades para la vida.

Leé la nota original en inglés > https://arqa.com/en/architecture/a-woodwork-enthusiasts-home.html

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas