6.3.2002

La crisis, desde Chaco

Estimados amigos de Arqa.com, les enviamos un escrito que publicáramos en un medio local, esperamos contribuir con él al aporte de una salida de la crisis injusta que nos afecta a los profesionales de la construcción.

Ya no podemos seguir tolerando lo que han hecho con nuestro país, con nuestro trabajo y con nuestras profesiones. Es hora de cambiar con todo lo viejo que impide nuestro desarrollo.

La situación que nos toca sufrir a los profesionales de la construcción ha hecho que reflexionemos sobre lo que ha sido y es actualmente nuestra actividad. La crisis ha hecho estallar la realidad en nuestros rostros. Cientos de arquitectos, ingenieros, agrimensores y técnicos sin trabajo. Y miles en todo el país.

Desde hace varios años que la crisis nos ha alcanzado, desde hace varios años que solo unos pocos tienen trabajo privado o de la obra pública. Desde hace varios años que la enorme mayoría tenemos trabajo ?ocasional?. La crisis de varios años atrás se ha profundizado a la enésima potencia de lo que era, se ha extendido y ha barrido con los restos de trabajo que quedaban en pie.

Todos conocemos la crisis, todos la sufrimos; todos conocemos el corralito; la desinversión en la obra publica y la prebendaria y corrupta distribución que se hace con ella; todos conocemos la ausencia de créditos para la construcción; todos conocemos que nos persiguen el monotributo, los ingresos brutos y la caja; todos sabemos que no hay trabajo.

Es hora de hacer algo, algo grande. Algo importante. Es hora de cambiar todo lo viejo.

Ya basta de tanta desocupación, de tanta inteligencia y recursos humanos deprimidos, angustiados y desperdiciados por esta crisis inventada para favorecer a algunos pocos y perjudicar a muchos miles. Cómo es posible que no tengamos trabajo, cuando faltan tres millones de viviendas, cuando las escuelas están absolutamente deterioradas, cuando faltan elementales zanjas y cunetas, cuando miles de argentinos no tienen suficientes hospitales para evitar que mueran mas de 50 chicos por día; cómo es posible que no tengamos trabajo los profesionales, las pymes y obreros de la construcción, ante tanta necesidad de nuestra gente; cómo es posible tanta injusticia?

Ahora, además de la desocupación, tenemos que sufrir porque nuestros aportes jubilatorios a nuestra caja de previsión han quedado dentro del corralito, y los dólares que ahorramos con tanto esfuerzo y sacrificio han quedado en manos de unos pocos licuadores.

Nuestro pueblo ha comenzado a recorrer el camino de su autodeterminación, cientos de miles de argentinos han derribado lo que ayer parecía indestructible. Es hora de que los profesionales de la construcción nos integremos activamente a luchar para hacer realidad el pleno empleo y el fin de tantas injusticias.

Creemos firmemente que es posible salir de la crisis. Proponemos un programa integral de construcción de viviendas populares, nuevos de centros de salud y reparación de escuelas. Estas son las necesidades mas acuciantes de nuestro pueblo, y al mismo tiempo es lo que genera mayor cantidad de trabajo para nuestra actividad. Los proyectos, dirección y construcción de los millones de viviendas necesarias, de los miles de escuelas y centros de salud, requieren miles de arquitectos, ingenieros, agrimensores, técnicos, pymes y obreros. Los millones de argentinos que no tienen casa, escuela o salud, necesitan miles de profesionales. Y es necesario recuperar los ahorros de los miles de argentinos que fueron robados por el corralito para que los que necesiten inviertan su dinero en obras. Pero además para recuperar nuestros propios ahorros jubilatorios que nos han robado.

Pensamos que la obra privada no es suficiente para dar trabajo a todos los profesionales desocupados, hemos vivido épocas de pleno crédito y solo alcanzó para unos pocos. La única salida para el conjunto de los profesionales es la obra publica.

Nos dirán que no hay plata. Siempre dicen lo mismo. Que ?el país y la provincia no están en condiciones?. Nosotros decimos que nos mienten siempre.

Acaso no hubo plata para pagar la fraudulenta e ilegitima deuda externa con la sangría de nuestro pueblo, en vez de invertir esos fondos en el bienestar y el trabajo de miles de argentinos. Nuestro pueblo echó a patadas a un gobierno que destruyó y vació el país con el solo objeto de pagar la deuda, sin embargo el gobierno de Duhalde va a destinar 6.000 millones al pago de intereses, según el presupuesto del 2.002. Nos siguen mintiendo. O acaso el gobierno provincial no tomó nueva deuda por 60 millones para salvar a amigos y parientes vaciadores del Banco del Chaco.

Cuántas viviendas, escuelas y centros de salud se podrían construir con 60 millones de dólares?, cuántos profesionales, pymes y desocupados tendrían trabajo?, cuántos docentes y alumnos tendrían escuelas dignas?, cuántos argentinos humildes tendrían techo?, cuantas muertes inútiles se evitarían?. Cuántos más con los miles de millones que la nación paga por intereses de la deuda?

Es posible tener trabajo y producir para nuestra gente y recuperar nuestros ahorros jubilatorios.

Solo tenemos que unirnos todos los profesionales, formar un enorme movimiento provincial y nacional que reclame con energía y firmeza estos cambios y unir este movimiento con los millones de argentinos que nos necesitan, con los obreros desocupados, con los docentes, con los que no tienen un techo, con los que fueron robados por el corralito. Es hora de integrarnos activamente a nuestro pueblo y terminar con esta enorme injusticia.

Es preciso e indispensable que nos unamos todos los profesionales para conseguir trabajo, para reclamar un plan de obras publicas distribuidas con equidad y transparencia, para recuperar el Consejo y la Caja como herramientas para nuestros derechos, para recuperar nuestros ahorros previsionales y fundamentalmente para recuperar nuestra dignidad profesional e intelectual.

Convocamos a todos los profesionales de la construcción para organizarnos por los siguientes puntos:

Programa Integral de Viviendas Populares, Centros de Salud y reparación de Escuelas.
Mecanismos que garanticen la equitativa, transparente y democrática distribución de los proyectos, dirección y construcción de la obra publica.
Eliminación de Ingresos Brutos para los profesionales independientes.
No pago de aportes al Consejo para los proyectos, direcciones y relevamientos de Viviendas Unifamiliares. Reducción del costo de la matricula anual. Efectivo cobro de los aportes a la obra publica.
Suspension de la cuota mensual obligatoria a la Cajas Previsionales.
Para conformar un movimiento nacional por inversiones populares en obra pública y la recuperación de nuestros fondos jubilatorios.

Arquitecto Leonardo Ramos
DNI Nº 21.043.083

Arquitecto Gustavo Colman
DNI Nº 20.183.616

Resistencia, Chaco

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas