Trujillos

alamillodesign
Entre terrenos que todavía no han sido tocados por la devastación urbana, justo en la calle 38 —conocida como la calle más bonita de Playa del Carmen— se ubica Trujillos una cantina de selva con un lenguaje arquitectónico industrial tropical que respetó al máximo los arboles existentes en el terreno. El desarrollo del diseño se basó en un levantamiento exacto de todos los árboles para ubicar los claros y sobre estos edificar sus 3 volúmenes para: cocina fría, cocina caliente y bar.
94

El resto del área construida es un deck de madera tropical que deja pasar los árboles, ya sean octogenarios o jóvenes, de tal modo que la selva es la protagonista de esta ecléctica experiencia culinaria.

 

Este proyecto es uno de los primeros en darle una importancia especial a la mixología, razón por la cual las cocteleras y barras de servicio son un poco más anchas de lo normal, dando como resultado una barra muy sexy y equipada para servir bebidas en las que destaca la complejidad en la preparación y los exquisitos ingredientes montando un verdadero espectáculo para el cliente.

 

Siguiendo este concepto se decidió hacer la cocina caliente con todos los hornos exhibidos y con una barra para sentarse directamente frente al chef, para lo que ubicamos el área de preparación como el perfecto complemento para esta zona llena de aroma y sonidos propios de la cocina a las brasas.

 

La construcción del lugar está hecha con vigas de acero para librar bien los claros largos entre los árboles, aplanados de chukum que es un acabado que se hace a partir de la resina que nos regala un árbol para hacer un estuco propio de la zona, tronco estructural de madera tropical y herrería reciclada de casas antiguas yucatecas. Con esto logramos un balance entre eficiencia constructiva y decoración ecléctica tropical con un ligero toque urbano.

 

Al arquitecto Carlos Alamillo la experiencia le ha enseñado que el manejo de estos elementos obliga a ser prudente en las cantidades y proporciones, para lograr una estética maximalista que no canse y que se integre por completo al entorno natural del terreno.  Hoy en día no tirar árboles y fusionar arquitectura con selva es una ecotecnia poco común, pero con proyectos exitosos como este pronto será el estándar.

Información de la obra

  • Estado: Croquis/esquema
  • Autores: Alamillo

Otras obras del autor

Comentarios

Cargando comentarios…