TERCER PREMIO: SQUARE ONE – PROBLEMATIZANDO EL HABITAR CONTEMPORANEO

santiagocarlospenafiorda
El proyecto es el tercer premio del Concurso Internacional de Arquitectura Eurostar Hotel Lab. El mismo problematiza el habitar moderno en los hoteles a través de la reformulación y reconceptualización de la cama. La idea se basa en la concepción de la cama como elemento central y fundador de los hoteles y sus habitaciones.
946

Square one aborda la problemática del habitar moderno en hoteles desde el elemento central y primordial de cualquier cuarto de hotel, que es la cama.

En la actualidad, la búsqueda de las cadenas hoteleras se basa en mejorar distintos elementos de la generalidad de los hospedajes, pero nunca fue planteada la idea de re conceptualizar lo más importante de los mismos, las habitaciones.

¿Cómo se vuelve a pensar la habitación del hotel?

Para comprender como hacer esto, debemos anteriormente, comprender al viajante moderno. Cada uno de ellos tiene necesidades y cualidades específicas que una habitación genérica no podría satisfacer. Adaptabilidad y comodidad, lujo y modernidad y practicidad y funcionalidad son unos de los miles de requerimientos que ellos se encuentran buscando en los hoteles de vanguardia.

Square one ahonda en la idea que, en la habitación de hotel, el elemento más importante es la cama. Square one plantea volver a fundar los hoteles desde cada cama hacia la generalidad. Entender esto implica entender que no existe un contenedor general para todo el hotel, sino que cada habitación es distinta a la otra desde su conceptualización más elemental que es su usuario y su experiencia.

La nueva forma de cama de Square one despliega los programas a su alrededor en vez de ser un amueblamiento más de la habitación. En torno a la cama es donde giran todas las actividades posibles a desarrollar.

Ya desde su forma cuadrada, centrada en el medio de la planta, se entiende la versatilidad que esta idea propone. Por un lado, la posibilidad de salida por cualquiera de los cuatro extremos. Por otro, la orientación y disposición que cada uno desee para dormir más cómodamente. Más aún, al presentar respaldares que miran hacia lados perpendiculares, permite apreciar la vista desde la habitación sin interrumpir al que se encuentra mirando televisión o vice versa.

Aledaño a la cama, se encuentra otra parte primordial del sistema, las mesas de luz. Las mismas poseen espacio para guardado de computadoras, tablets personales y tablet del hotel desde el cual se podrá pedir room service, cambiar la puerta a estado de no molestar y demás. También, en otra de las mesas de luz próxima al respaldar que se orienta hacia la televisión, se puede encontrar el minibar. Esto se genera para que nadie tenga que salir de la comodidad de su cama para buscar algún tentempié.

Al encontrarse la cama en el centro, la misma produce una fuerza centrípeta la cual disemina los programas perimetralmente. Encontramos en una de sus paredes el espacio de guardado de valijas, al igual que percheros, cafetera y demás, todo en un mismo mueble. Por otro lado, en la pared adyacente, encontramos la ventana acompañada por un vano en donde se encuentra la mesa para comer o trabajar apreciando la vista.

Del otro lado, se coloca la televisión que se puede disfrutar desde uno de los respaldares de la cama, como también asimismo se puede observar el paisaje.

La idea de cama se arraiga con mucha fuerza en nuestro proyecto, y es reforzada por la modulación de toda la habitación ya que, desde la mesa de luz hasta los placares, se encuentran modulados por proporciones de la misma. La cama cuadrada, ahora como elemento central, primordial y generador, adopta el rol de creador de la grilla por sobre la cual se va a gestar el resto de la habitación y posteriormente el hotel. Se procede desde lo particular hasta lo general. Se comienza desde el square one y se llega al todo.

 

Información de la obra

Comentarios

Cargando comentarios…