Nueva Ribera Quilmeña

dimensionarquitectura
El proyecto se basa en la intervención de la Ribera de Quilmes. El mismo cuenta con un nodo principal que es un estadio Mundialista, pensando en la participación de la Argentina junto a Uruguay como anfitriones del Mundial de Fútbol 2030.
1612

MEMORIA DESCRIPTIVA

Diagnóstico

La ribera es un espacio característico del partido de Quilmes ya que es un lugar histórico en el cual se encontraron reducciones jesuíticas, lo cual indica que en un tiempo pasado fue habitado. Históricamente fue un lugar recreativo y vacacional pero se fue desvalorizando por falta de planificación en el mantenimiento del mismo. Consideramos que el espacio ribereño de Quilmes contiene un gran potencial tanto recreativo como turístico debido a todas las actividades que se podrían desarrollar en dicha zona. 

Urbanismo según:

Jan Gehl:

-Un freno a la construcción de  “Arqutiectura barata para la gasolina”.  Esto produce cambios climáticos y que las personas hayan pasado los últimos cincuenta años haciendo ciudades para ser vividas con el auto.

-Hacer de la vida pública el eje del diseño urbano. Comenzar a usar más los espacios públicos ya que es una herramienta de inclusión.

-Generar experiencias multisensoriales. En los últimos años al pensar las ciudades para los automóviles las sensaciones del peatón quedaron relegadas.

-Impulsar el uso de transporte público. Poder tener un transporte público equitativo, por medio del cual llegar a los sitios y en los sitios recién  manejarse de manera vehicular.

-Prohibir los automóviles, ya que no es un modo de transporte inteligente.

Norman Foster:

-El automóvil, tal y como lo conocemos, desaparecerá como lo hicieron los dinosaurios: Llegarán los coches robotizados, a los que los pasajeros podrán subirse y bajarse alternativamente desde la calle. "Esto era la ciencia ficción de mi juventud", ha dicho el arquitecto.

-La sociedad será móvil: las migraciones se producirán de las áreas rurales a las áreas urbanas, pero también entre continentes, como ya está sucediendo.

-Predominará la arquitectura sostenible, algo que comenzó a fomentar Foster en los sesenta.

-Las ciudades serán más amigables con los peatones, más verdes y sostenibles. El coche dejará de ser el centro del desarrollo urbano.

-El futuro está en el diseño, en la concepción de iniciativas eficientes.

-Los residuos se convertirán en una fuente de energía y ayudará a que las ciudades sean autosuficientes.

-Las iniciativas vendrán motivadas por entidades sin ánimo de lucro, que lograrán unir a diferentes industrias.

-Las ciudades se unirán en megalópolis. Para 2050, el 75% de las personas vivirán en las ciudades, y de estas, desafortunadamente, 1 de cada 3 vivirán en asentamientos sin agua ni electricidad.

Bjarke Ingels:

-“Dejemos de pensar que el concepto ‘sostenible’ es una traba para el desarrollo del bienestar”.

-“Se confunde quien cree que el diseño comprometido es un obstáculo para el desarrollo. Ni que lo hace empeorar. Al contrario. Es necesario respetar el planeta y preguntarse por las necesidades que podemos cubrir para la gente sin dañar el entorno donde vive. Saber qué puedes resolver sin causar daño y mejorando lo existente. Lo más importante para diseñar es hacerse preguntas. Si no tienes la respuesta a cuál es el problema que quieres solucionar, no tienes nada”.

Consideraciones a la hora de hacer el proyecto

Al momento de empezar a proyectar tomamos de base las ideas de Bjarke Ingels que plantean una serie de preguntas sobre que necesita el espacio y a quien está dirigido. Como este proyecto va a estar implantado en un terreno que contiene un contexto que se debe respetar fue importante adoptar el planteo de Ingels. Pero no solo se leyeron textos de este arquitecto, también se sumaron las visiones de Jan Gehl y Norman Foster. Con estas tres líneas se pensó una intervención urbana sostenible, vivida, integradora y con varios usos, que buscan darle una respuesta al problema social que se vive en la Ribera de Quilmes.

Tanto Foster como Gehl concuerdan en que el automóvil representa el ayer y a la hora de hacer intervenciones urbanas o diseñar nuevos espacios hay que considerar al peatón, ya que es quién va desarrollar la vida social en ese sitio. Tomamos la idea de una intervención sostenible donde el espacio púbico es el centro de la vida social y el automóvil queda relegado a espacios específicos, en donde las visuales generen sensaciones diversas y la manera de comunicarse entre espacios se dé de manera peatonal produciendo recorridos para así el paseo peatonal costero tome un papel protagónico regenerando visuales perdidas o desaprovechadas.

Proyecto

Considerando el diagnostico anterior, se tomaron dos ideas fuertes para la intervención y revalorización de la Ribera de Quilmes. El primero es la posibilidad de que Argentina junto con Uruguay ganen el postulado para ser sede del mundial de futbol 2030 y el segundo es la utilización de nodos en toda la zona costera para la revitalización de los espacios públicos invitando a vivir una nueva ribera.

Desarrollando el tema del mundial en conjunto con Uruguay se planteó construir un estadio mundialista que lo llamamos Estadio Mundialista Jesuitas. Luego del mundial el mismo seguirá funcionado como estadio y como espacio de eventos múltiples. Uno de los puntos fuertes a la hora de implantar el estadio en la zona de la ribera es la importante conexión fluvial que podría tener Quilmes con Colonia del Sacramento (Uruguay, 47.5km), lo cual en época de mundial podría llegar a ser un espacio muy concurrido. Con dicho estadio se propone la implantación de una estación de ferri con conexión a Uruguay, a San Fernando y a Punta Lara lo que permitiría recorrer la costa platense en menor tiempo. La estación de ferri se encuentra cerca del Estadio Mundialista como también lo está la estación de colectivos, lo que permitirá generar un polo de transferencia para así conectar la Ribera de Quilmes con varios puntos geográficos (Zona Oeste, Capital Federal, Zona Sur y Centro de Quilmes). El Estadio Mundialista Jesuitas contiene a su alrededor unos piletones que, en época de sudestada, controlan la crecida del Rio de la Plata.

A la hora de implantar el estadio surgieron varias alternativas, pero se concluyó que se debía realizar cerca del polo de transferencia lo que plantea una buena comunicación al estar a pocas cuadras del acceso a la Autopista Bs As – La Plata y muy cerca de la Avenida Otamendi. Esto facilitaría el movimiento de masas de personas en los momentos en los que el estadio se encuentre lleno. Se llegó a esta decisión al determinar la finalidad que se busca de la ribera y que concuerda con la idea de urbanización que planteamos.

Además, dicha ubicación tiene como propósito integrar el estadio al recorrido para que sea parte de un mejor espacio público y no implantarlo dentro de un área urbana, ya que esto congestionaría dicha zona y generaría conflictos o problemas para con los vecinos. Para facilitar el acceso y desalojo se diseñó un puente con lenguaje similar al estadio creando un cruce peatonal elevado desde la salida del estadio hacia la plaza que cuenta con los dos edificios. Este puente permite el cruce peatonal de la avenida para que en época de eventos sea una manera segura y no dificultosa de desagotar el estadio sin congestionar el tránsito.

En los edificios cercanos al estadio se pueden encontrar desde oficinas, un shopping, un hotel hasta locales de usos comerciales. Los mismo están implantados en una gran plaza que apoya y da albergue a los concurrentes del mismo estadio en épocas de festivales o eventos. Esta plaza genera un vacío sobre la Avenida Otamendi que invita a recorrer el espacio y deja expuesto a las visuales el Estadio Mundialista Jesuita.

Como parte del proyecto era la urbanización de la zona comprendida entre las Av. Espora y la Av. Otamendi, se decidió implantar viviendas unifamiliares y bloques bajos de viviendas en altura. Se propusieron tres tipologías de manzanas, donde predominan las viviendas en el caso de manzanas abiertas y cerradas, generando situaciones diversas durante el recorrido por dentro de la ciudad. La tercera tipología cuenta con usos múltiples de oficinas y viviendas, y en donde sus alturas varían entre los 10, 15, 20 y 40 metros. Al utilizar estas diversas tipologías se pueden controlar las sombras proyectadas. Cuanto más alto sean las edificaciones mayor problema de asoleamiento presentara la intervención y por ende es un mayor problema de usos de los espacios públicos ya que es una zona húmeda por naturaleza. Gehl nos indica que la vida social se da en el nivel del espacio público, por lo tanto, el edificio cuanto más alto sea genera la vida privada y no social, por lo cual se plantearon alturas máximas de 20 metros en residencia para que sea una altura apropiada para la vida social y que tampoco rompa con la las alturas de las viviendas propias del otro lado de la Av. Otamendi generando una diferencia sutil y no abrupta.

La reserva permanece con sus características propias ya que es un pulmón y un área absorbente en épocas de la salida del rio. La misma va a ser un espacio de recreación natural con algunos senderos para su uso. El proyecto busca mejorar la costa que se encuentra desde la Av. Otamendi hacia el sur. Como en esta parte se encuentra la bajada de la autopista Bs As – La Plata se desea poner en condiciones los playones de estacionamientos existente como un nodo donde la gente deje su vehículo y recorra hasta el estadio el paseo gastronómico que se encuentra sobre la Av. Cervantes. Además, este paseo puede ser recorrido tanto peatonalmente como por medio de transporte público. De esta manera se comenzará a ordenar el uso de vehículos privados en la ribera, haciendo de la misma una urbanización más sustentable. Tener un nodo de estacionamiento es generar un recorrido, pero lo más importante es la fácil o, mejor dicho, directa evacuación de los vehículos en tiempos de eventos multitudinarios.

Como segundo punto fuerte de la intervención, siendo el estadio primero como punto de partida, es el mencionado uso de nodos anteriormente. Los nodos principales serian: el Pejerrey Club, el estacionamiento, el Polo de Transferencia, el Náutico, el Estadio (usos múltiples), el Anfiteatro que se encuentra en la costa y la urbanización (oficinas y viviendas). La idea de insertar nodos es generar recorridos peatonales para que la gente pueda recorrer la Ribera y así darle vida al nuevo espacio. Unas de las propuestas son las visuales desde la costa como la llegada desde el ferri donde uno puedo apreciar los volúmenes haciendo un skyline morfológicamente agradable. 

Información de la obra

Comentarios

Cargando comentarios…